Nacional Ciudad de México


"Todos los niños debemos tener acceso a la salud"

Todos los niños debemos tener acceso a la salud


Publicación:22-10-2021
++--

Mientras que Alonso, de 15 años, se dijo feliz porque esperaba con ansias recibir la segunda dosis de la vacuna anti-Covid

TOLUCA, Méx./EL UNI.- Recibir la vacuna contra el Covid19 significa para los menores de 12 a 17 años la tranquilidad de asistir a la escuela, poder jugar con amigos, ir al cine o continuar sus actividades deportivas con la certeza de que, en caso de contagiarse, no perderán la vida, coincidieron niños y adolescentes a quienes ayer se les aplicó la primera y segunda dosis de Pfizer. Ellos acudieron al Estadio Nemesio Diez y forman parte de los 654 menores de edad que han recibido el biológico en el Estado de México por medio de amparos; 462 tuvieron la primera dosis y 192, la segunda; algunos con comorbilidades. Shari Mabel, de 12 años, y Salomón, de 13 años, acudieron para recibir la primera aplicación; Salomón aseguró sentirse feliz y tranquilo porque lleva un año evitando contagiarse del virus, y a partir de ayer tendrá "menos posibilidades de morir en caso de enfermarse". El alumno de primero de secundaria señaló que a la mayoría de sus compañeros de clase y de escuela ya se les aplicó el biológico, por lo que le brinda tranquilidad la vacuna, a la que aseguró no tenerle miedo, pues habrá opciones para asistir a clases presenciales sin problema. "Ya estamos a la mitad del primer trimestre y estamos más tranquilos. Por eso le digo a todos los chavos de mi edad que sí lo hagan, porque si se vacunan van a tener 90% de certeza sobre que van a salir adelante", resaltó el menor. Mientras que Alonso, de 15 años, se dijo feliz porque esperaba con ansias recibir la segunda dosis de la vacuna anti-Covid, ya que dijo que desde hace casi dos años no ha podido recuperar la vida que tenía antes de la pandemia; tampoco pudo salir con sus amigos. Y si bien mantiene las clases de forma híbrida, con la vacuna es probable que regrese a las aulas. Su papá, Santiago Agüero, dijo que promovieron el amparo porque, dada su condición de discapacidad intelectual, les pareció importante proteger su vida. Sin embargo, reconoció que no fue un camino fácil, ya que la primera vez el fallo de la autoridad judicial fue en contra y volvieron a empezar, de manera que en dos meses lograron obtener una respuesta positiva.


« El Universal »