Nacional Derechos Humanos


"Sorprende la poca atención a los casos"

Sorprende la poca atención a los casos


Publicación:29-05-2022
++--

A cuatro años, del asesinato de María del Sol no hay avances ni detenidos.

OAXACA DE JUÁREZ.-Desde hace cuatro años, la risa de María del Sol Cruz Jarquín ya no resuena en los pasillos del hogar que compartía con su madre y sus hermanas. El 2 de junio de 2018, Sol fue asesinada en un atentado en Juchitán de Zaragoza; las balas apagaron la felicidad de su familia que hasta hoy persiste en la exigencia de justicia.

Soledad Jarquín Édgar, periodista y defensora de los derechos humanos, ha pasado cuatro años de puerta en puerta, pidiendo justicia para la menor de sus hijas; sin embargo, hasta el momento no hay avances en el caso ni en ninguna de las carpetas de investigación que se iniciaron por éste.

El 24 de noviembre de 2020, Soledad viajó a la Ciudad de México y asistió a una de las conferencias matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador; ahí le recordó al mandatario que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) no avanzaba en el caso.

El Presidente pidió a la entonces secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, que atendiera personalmente el tema y ella se comprometió a hacerlo, pero no fue así.

"Esa gente se olvidó del compromiso, sobre todo la gente de Gobernación, Olga Sánchez Cordero recibió la instrucción directa del Presidente de atender el caso y lo que hizo fue turnar la instrucción a la titular de Conavim, Fabiola Alanis", recuerda Jarquín Édgar en entrevista con EL UNIVERSAL.

Entre la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y Soledad Jarquín Édgar, así como con las mujeres abogadas y defensoras que acuerpan el caso, hubo desde finales de 2020 unas ocho reuniones, pero los resultados fueron nulos.

Soledad acota que lo único que pedían era que la Fiscalía General de la República (FGR) atrajera el caso de su hija, pues desde que inició la investigación en Oaxaca encontraron obstrucciones en el acceso a la justicia.

Fabiola Alanís se comprometió a plantear el caso al fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, lo cual hizo, pero nunca de manera formal.

Ante ello, Soledad lamentó la falta de seriedad con la que una petición que hizo el propio López Obrador fue tratada. Desde entonces, tanto ella como el equipo de mujeres abogadas y defensoras que la acompaña decidió dejar de insistir a la Federación.

El crimen

Quienes conocieron a María del Sol la recuerdan como una joven alegre, feliz, compasiva y dispuesta a ayudar, ya sea en sus múltiples empleos en fotografía, atendiendo una panadería en sus horas libres o llevando comida a familiares de pacientes en el Hospital Civil.

Era una fotógrafa en crecimiento que antes de ser asesinada fue designada como jefa de Comunicación Social en la Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI), que entonces estaba a cargo de Francisco Montero López.

Fue éste quien condicionó el trabajo de María del Sol a cambio de enviarla a cubrir la campaña política de su hermano, el priista Hageo Montero López, quien aspiraba a convertirse en edil de Juchitán de Zaragoza.

La madrugada del 2 de junio de 2018, antes de que María del Sol cumpliera 27 años, fue asesinada en un atentado cuando se encontraba acompañada de Pamela Terán, candidata a segunda concejal de Juchitán por el PRI, y de su chofer Adelfo Guerra.

Datos del Grupo de Estudios Sobre la Mujer Rosario Castellanos (GES Mujer), señalan que en ese año fueron asesinadas 123 mujeres en Oaxaca, mientras que en la administración actual suman hasta el 19 de mayo de 2022, 653 casos. De éstos, 53 han sucedido en el año en curso.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) indica que en 2021 se registraron 834 feminicidios en todo México, de los cuales 29 sucedieron en el estado de Oaxaca. A éstos se suman 96 casos de homicidio doloso y 146 culposos.

Sin descanso

Soledad Jarquín no desiste de su exigencia de justicia. En noviembre pasado, el fiscal estatal Arturo Peimbert Calvo le informó que la carpeta por el homicidio de su hija sería cerrada parcialmente y, con ello, el único detenido por el caso quedó en libertad; sin embargo, la fiscalía inició una nueva carpeta por feminicidio.

A la nueva carpeta le siguió la promesa del fiscal de armar una investigación con todos los elementos necesarios para la captura y sanción de los responsables. A seis meses de iniciada la carpeta y después de cuatro reuniones con Peimbert Calvo, no se han reportado avances.

Por el caso de María del Sol, a cuatro años del atentado, hay seis carpetas de investigación activas: una por feminicidio que se inició recientemente, por delitos electorales cometidos por los hermanos Montero, por el robo del equipo de trabajo donde María del Sol guardaba evidencia de su trabajo y de la campaña política a donde fue obligada a trabajar, cometido por un empleado de la Secretaría de Asuntos Indígenas.

También hay una carpeta en el Tribunal de Justicia Administrativa por el delito de corrupción, una carpeta por uso de recursos públicos contra los hermanos Montero y una más contra Rubén Vasconcelos y Araceli Pinelo, por obstrucción de la justicia, interpuesta en 2020.

Al respecto, la periodista y activista detalla que la carpeta por delitos electorales no muestra avances desde que se inició, por lo que tendrá que acudir ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) para preguntar sobre el estado del expediente.

Desde mayo de 2021, tampoco hay avance ni información al respecto de la que se inició por corrupción, mientras que se fijaron sanciones para los hermanos Montero, incluida una sanción económica para Hageo Montero López por 90 mil pesos, mismos que pidió cubrir en plazos a pesar de haber culminado una administración como regidor en Juchitán, cargo que asumió sin contratiempos a pesar de las investigaciones en su contra.

Tras lo sucedido se generaron 11 puntos de acuerdo, llamadas, solicitudes que se giraron al gobierno de Oaxaca y Gertz Manero para que atrajera el caso, el planteamiento de una reunión con el fiscal en el Congreso local e incluso una intervención que hizo el entonces senador, Salomón Jara Cruz para ello, pero la solicitud no ha sido atendida.

También hay una veintena de llamados hechos por organizaciones oficiales, comisionados y representantes de la ONU, pronunciamientos de organismos internacionales y embajadas como la de Canadá y a pesar de ello, el caso continúa en la opacidad.

"Es sorprendente la poca atención y la nulidad que le dan a los casos", acota Soledad Jarquín, quien mira el rápido transcurrir del tiempo desde que la ausencia de Sol, su hija, se hizo permanente; sin embargo, es en su recuerdo donde encuentra fuerzas para continuar convocando a las personas a conocer el caso y a las autoridades para procurar #JusticiaParaSol.



« El Universal »