Nacional Estados


Lucha desde el laboratorio contra el abuso

Lucha desde el laboratorio contra el abuso


Publicación:08-05-2022
++--

Arely reconoce que el miedo es muy palpable para todos al no tener la confianza de poder salir a divertirte y disfrutar o tomar bebidas con confianza

QUERÉTARO, Qro./EL UNIVERSAL.-         

 Arely Salcedo Huitrón, supo la amarga y dolorosa experiencia que una amiga suya sufrió un intento de violación, debido a que le colocaron droga en una bebida, agresión que además le provocó un cuadro severo de intoxicación.

"Mi amiga ya vivió este tipo de ataques con drogas de abuso, y es un tema de seguridad pública muy delicado, muy peligroso, ahorita no tenemos alguna herramienta funcional para poder prevenir estas agresiones, estos abusos, más que cuidarnos entre todos", dijo.

"Lo malo es que los agresores no saben esto, lo peligroso que se les pase la mano, qué es lo general, qué pasa, entonces en vez de echar una gotita, echan una cucharada o el bote, no sé, y la mayoría de los casos termina en la muerte de la víctima", abundó.

"Lo viví ahí con mi amiga: durante un cuadro de intoxicación es muy difícil identificar primero si la persona está drogada [sino] hasta que viene el cuadro en donde te mareas y pierdes la noción. Afortunadamente con ella pudimos [hacer] que viniera la ambulancia y la atendiera, pero es algo muy muy feo, te das cuenta de lo vulnerable que eres y que puede pasarle a cualquier persona realmente", agregó.

Ante la situación de inseguridad que se vive actualmente en México, donde no sólo las mujeres son vulnerables a este tipo de abusos, sino también hombres y miembros de la comunidad LGBT, Arely reconoce que el miedo es muy palpable para todos al no tener la confianza de poder salir a divertirte y disfrutar o tomar bebidas con confianza.

"Es muy importante recalcar que no solamente las mujeres somos vulnerables a estos ataques, en cifras, el 22.8% de mujeres y el 5.8% de hombres han sufrido algún acoso de tipo sexual en el 2021 y la comunidad LGBT también sufre este tipo de ataques. Queremos evitar, literalmente, una detección en un cadáver, queremos tener una barrera primaria y poder protegernos todos", aseveró.

Esta droga, refiere, es la xilacina, un sedante veterinario muy potente, es analgésico y somnífero y usualmente se utiliza en animales muy grandes como caballos o vacas para procedimientos concretos, como pre-anastesias, por lo que en el cuerpo humano es un componente muy potente.

Lamentablemente, dijo, la detección de esta droga actualmente se hace ya en cadáveres, pues no existe algo que permita identificarla a tiempo y evitar la muerte de la víctima, situación que se da en la mayoría de los casos, pues ante el desconocimiento de la droga, suelen darse sobredosis.

Por ello, Arely, quien es estudiante de noveno semestre de Ingeniería Biomédica en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), trabaja en el desarrollo de un dispositivo que permita identificar la xilacina dentro de las bebidas, una droga usualmente utilizada por abusadores sexuales.

Se trata de un dispositivo que una vez que vea la luz, permitirá que cualquier persona pueda portarlo de manera fácil, como en el bolso, para detectar si en su bebida le han colocado alguna droga que pudiera poner en riesgo su seguridad.

"Consiste en un sensor que es capaz de detectar droga, droga de abuso, que es la xilacina en bebidas alcohólicas ya preparadas, este tipo de coctelería que se sirve en cualquier lugar como antros y ambientes de ocio.

La idea "nace de la vida cotidiana que llevo, una perspectiva muy de mujer, no es que tenga una perspectiva literal de género, pero somos muy vulnerables a este tipo de agresiones", detalló.

El dispositivo cuenta con un sensor que tiene como base una celda electroquímica y lo que hace es que a pesar de todos los componentes que puede tener la bebida, como el refresco, diferentes tipos de alcohol, se detecta la droga.

Aseguró que el dispositivo que desarrolla tiene un margen de detección muy alto, es decir, que detecta cantidades muy pequeñas de este componente.

El proyecto ya ha concluido la etapa de pruebas y se ha probado en diversas bebidas y con diferentes alcoholes como whisky, ron, tequila, vodka, todos mezclados con diferentes refrescos y combinaciones y en todos ha resultado exitoso, por lo que ahora se ha iniciado el prototipo.

"Estamos entrando en fase de prototipaje, en colaboración con otros laboratorios se está haciendo la parte electrónica y demás materiales, lo visualizamos como algo muy accesible, si tiene un costo que sea muy bajo e incluso que pueda ser regalado a la sociedad. Lo importante es poder miniaturizar todo lo que tenemos aquí que está como en grande, poder hacerlo pequeño, tener la varita y tener algo muy funcional", destacó.

Arely comentó a este diario que a pesar de que se han concluido las pruebas y ha resultado exitoso, ya se comienza a analizar su etapa final para que, además de la xilacina, se puedan detectar otras drogas.

"Estamos aproximadamente a un año de que literalmente tengamos el dispositivo. Ahorita estamos en colaboración con otro laboratorio que se dedica a hacer circuitos y este tipo de diseño industrial y también son alumnos de aquí de la universidad y monetariamente estamos viendo todo el papeleo de registrarlo y así.

"De todas maneras estamos en búsqueda de socios, de alguien que quiera invertir en el proyecto y que pueda acortar su tiempo de espera para poder tener el dispositivo en sí".



« El Universal »