Nacional Estados


Golpea violencia a Zacatecas y tiene en alerta al país

Golpea violencia a Zacatecas y tiene en alerta al país


Publicación:15-10-2020
++--

La lectura de esta situación es que dos grandes cárteles han comenzado a hacer alianzas con grupos más pequeños,

ZACATECAS, Zac/EL UNIVERSAL.- El incremento de la violencia en esta entidad ha causado alerta nacional en las últimas semanas. Por una parte, autoridades señalaron que los enfrentamientos y asesinatos, atribuidos a los grupos de la delincuencia organizada, apuntan a que en el estado hay un reacomodo criminal. Por otra parte, el analista en temas de seguridad, Alejandro Hope, apuntó que "en el fondo hay una debilidad institucional brutal". Arturo López Bazán, quien asumió como secretario de Seguridad Pública estatal el pasado 10 de septiembre, señaló en entrevista que su lectura de esta situación es que dos grandes cárteles han comenzado a hacer alianzas con grupos más pequeños, los primeros para ganar territorio, mientras que los segundos lo hacen para no desaparecer. Aunque se abstuvo de dar nombres de las alianzas entre organizaciones criminales, su antecesor, Ismael Camberos, había expuesto a principios de año que en Zacatecas la pugna por el territorio se concentraba entre los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el de Sinaloa, mientras que otros tres grupos más pequeños (Cártel del Golfo, Cártel del Noreste y Los Talibanes) operaban en varias regiones de la entidad. Ya entonces se había detectado una alianza entre el CJNG y el CDG para dar la batalla por el territorio contra el de Sinaloa. Sin embargo, López Bazán refirió que, de acuerdo con información de la Inteligencia Policial de la corporación a su cargo, hay una nueva reorganización de las células delictivas, porque ya los dos grandes cárteles han hecho acuerdos con los otros grupos criminales para combatirse unos a otros. El secretario advirtió que estas "alianzas peligrosas" empeoran la situación de Zacatecas, porque "no hay convenio que se cumpla y más en una situación delictiva", lo que genera mucha incertidumbre, ya que esos acuerdos podrían convertirse en "una bomba de tiempo" si más adelante se generan rupturas entre esos grupos, lo que a su vez se traduciría en más violencia y estadísticas de asesinatos. El funcionario señaló que los reacomodos de los grupos criminales obedecen a las necesidades de subsistir, obtener territorio o ganar una guerra, y para eso requieren capitalizarse de recursos humanos o económicos, por lo que recurren a actividades ilícitas. "Toda la violencia gira en torno a la delincuencia organizada", afirmó. Agregó que el escenario se complica por la ubicación geográfica de Zacatecas, que colinda con Jalisco, Durango, Aguascalientes, San Luis Potosí, Coahuila y Nayarit, y es punto de conexión con la frontera norte. "LA MECHA, PERO NO LA DINAMITA" El analista en seguridad y columnista Alejandro Hope, señaló que el argumento del reacomodo de cárteles en Zacatecas para explicar el incremento de la violencia en el estado "puede ser la mecha, pero no es la dinamita". "En el fondo, hay una debilidad institucional brutal, un abandono de las zonas rurales y una impunidad casi generalizada. En esas circunstancias, no resulta sorprendente que grupos criminales, locales, regionales o nacionales resuelvan sus diferencias a tiros: al fin y al cabo, no hay nadie para impedirlo". En su columna Qué pasa en Zacatecas, publicada este miércoles, indicó que, hasta 2019, en el estado había 3 mil 451 policías estatales y municipales desplegados principalmente en centros urbanos, insuficiente para un estado con 75 mil kilómetros cuadrados. "A esta ausencia se añade una ineficacia feroz de las autoridades de procuración de justicia. De acuerdo con la organización Impunidad Cero, la impunidad en materia de homicidio en Zacatecas era 91% en 2018, por arriba de la tasa nacional. Como en demasiados estados, matar sale barato en tierras zacatecanas", escribió. Tan sólo en la última semana, 13 personas muertas se encontraron en los límites entre San Luis Potosí y Zacatecas; dos policías estatales fueron asesinados en el municipio de Guadalupe y 14 hombres armados fallecieron en un enfrentamiento con la policía estatal.


« El Universal »