Banner de aplicaciones

Nacional Estados


Deudos de Múzquiz aún esperan justicia

Deudos de Múzquiz aún esperan justicia


Publicación:21-08-2022
++--

"Prometieron muchas cosas que nunca cumplieron"

A más de un año de la tragedia en la mina Micarán, en Múzquiz, Coahuila, donde perdieron la vida siete mineros, las familias todavía esperan por justicia y una indemnización.

"Prometieron muchas cosas que nunca cumplieron", dice Cecilia Sánchez, madre del minero Pedro Ramírez Sánchez.

Silvia Alvarado, viuda del minero Humberto Rodríguez, se quejó de que en este tiempo nadie ha hecho nada para encontrar a los culpables.

"No hay responsable. Hasta la fecha no han dicho nada que ya vayan a terminar las investigaciones. Así nos traen", dice la viuda, que saca adelante a tres hijos.

Sandra Briseño, viuda de Gonzalo Cruz Marín, menciona que la inconformidad es porque no ha pagado ningún culpable.

Cecilia Sánchez reclama que el gobierno del estado de Coahuila prometió que les ayudaría, pero nunca cumplieron. "Quedó en el olvido", lamenta.

El 4 de junio de 2021 ocurrió la inundación en la mina de arrastre del poblado de Rancherías. Al igual que en el pozo accidentado en Agujita, el pasado 3 de agosto, en este caso también había una mina contigua que estaba inundada. Murieron siete mineros y el rescate de todos los trabajadores duró una semana.

Entre las promesas del gobierno estatal estaban becas para los hijos y apoyos para las viviendas. A la señora Sánchez le prometieron que le construirían un cuarto para baño en su casa, pero se lo dejaron incompleto. También le prometieron ayudarla a poner una tienda, tampoco sucedió. Su hijo de 26 años era parte del sustento de su hogar.

Los hijos de la señora Silvia tienen 14, 12 y cinco años. Le prometieron becas que no se concretaron. "No puedo trabajar porque el niño está en kínder, y pago inscripciones en el Conalep", dice.

A Sandra Briseño sí le cumplieron con la construcción de un cuarto, asegura.

Nadie paga

La señora Alvarado reclama que son muchos accidentes y muchos muertos sin que haya responsables por el caso.

Las familias señalan al dueño de la mina vecina, pues nunca atendió la inundación, como era su obligación.

A las familias les dijeron que cuando se hiciera el peritaje y hubiera un responsable, se exigiría la indemnización, pero hasta el momento no hay ninguna conclusión en la carpeta.

Cecilia Sánchez asegura que en las investigaciones la persona responsable se deslinda al señalar que fue un desastre natural. "Es una mafia. Son los mismos, los tapan", critica.

Cuentan que desde septiembre pasado la empresa Micarán las apoya con 2 mil pesos por semana, como si se tratara del sueldo de sus familiares mineros. A cambio, la compañía volvió a explotar el carbón en el lugar.

"No he tenido problema. Cuando no nos va a dar, nos avisa. Esta semana no le vamos a dar por equis problema. Esta semana no nos va a dar porque están poniendo madera nueva", relata la señora Sandra. Cecilia Sánchez teme que en septiembre les retiren el apoyo.

Revivir la tragedia

Cuando se enteró de lo ocurrido en la mina El Pinabete, en Agujita, Sabinas, Silvia Alvarado revivió su propia tragedia.

Sandra Briseño dice que se le remueve el estómago cuando ve lo que sucede en Agujita. Recuerda esos días de calor y sufrimiento cuando esperaba por noticias del rescate. Las familias de los mineros muertos en Múzquiz piden justicia. Que no entierren el caso y que los culpables vayan a la cárcel.



« El Universal »