Nacional Derechos Humanos


CNDH pide medidas cautelares para familia de sacerdote

CNDH pide medidas cautelares para familia de sacerdote


Publicación:21-05-2022
++--

El padre Rivas estaba al frente de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe en el municipio de Tecate

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó la implementación de medidas cautelares a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de Baja California y a la Fiscalía General del Estado (FGE) para los familiares del sacerdote José Guadalupe Rivas, quien fue asesinado luego de que desde el 15 de mayo estaba desaparecido.
El padre Rivas estaba al frente de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe en el municipio de Tecate, donde se brindaba hospedaje y alimentación a migrantes que intentan cruzar hacia Estados Unidos.
El cuerpo sin vida del padre Rivas, fue encontrado este martes en un paraje denominado Cañadas del Sol, en Hacienda Santa Verónica, en el municipio de Tecate, Baja California, muy cerca de la frontera con Estados Unidos.
La CNDH pidió que se brinde seguridad y protección a las instalaciones que ocupa la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe en Tecate, para que puedan seguir realizando su labor como defensores de derechos humanos.
El organismo pidió que se efectuaran las diligencias necesarias para colaborar y agilizar la investigación de los hechos que dieron origen al fallecimiento del padre Rivas y de la persona encontrada a su lado, para garantizarles el derecho de acceso a la justicia, al conocimiento de la verdad y a la reparación integral en favor de las personas víctimas indirectas.
La asociación "Scalabrinianas Misión con Migrantes y Refugiados (SMR)", informó que el pasado martes se localizó el cuerpo sin vida del padre José Guadalupe Rivas, director de la Casa del Migrante de Nuestra Señora de Guadalupe, junto con el de una persona más.
Asimismo, mencionaron que las personas que defienden los derechos humanos de los migrantes y refugiados en México están expuestas a contextos de mucha adversidad y violencia, por lo que es imprescindible que el Estado garantice la protección de las personas que ejercen este compromiso, como fue el caso del padre Guadalupe Rivas, requiriendo la emisión de medidas cautelares a efecto de garantizar el respeto y protección a los derechos humanos de las familias de las víctimas de estos lamentables hechos, así como de las personas migrantes que se alojan dicha Casa del Migrante.
De acuerdo con el medio informativo católico con el Centro Católico Multimedial, durante el actual gobierno han sido asesinados cinco sacerdotes Según el recuento de estos crímenes que lleva a cabo los otros cuatro asesinatos desde diciembre de 2018 corresponden a los sacerdotes José Martín Guzmán (23 de agosto de 2019); José Guadalupe Popoca (30 de agosto de 2021); Gumersindo Cortés (28 de marzo de 2021) y fray Juan Antonio Orozco (12 de junio de 2021).


« El Universal »