Nacional Estados


Abarrotan centros de salud por incapacidades

Abarrotan centros de salud por incapacidades


Publicación:13-01-2022
++--

Cientos de trabajadores en todo el país continúan haciendo filas en clínicas públicas y laboratorios privados para confirmar si tienen la enfermedad

CIUDAD DE MÉXICO/EL UNIVERSAL.- Pese al llamado de las autoridades para que las personas con síntomas de Covid-19 se aíslen, cientos de trabajadores en todo el país continúan haciendo filas en clínicas públicas y laboratorios privados para confirmar si tienen la enfermedad, un requisito que les exigen en sus centros de labores para justificar sus ausencias. En San Luis Potosí, Luis Darío Alonso, trabajador administrativo de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, estaba este miércoles desde las seis de la mañana en el módulo de pruebas gratuitas habilitado por el gobierno del estado en el Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto. "En mi trabajo ahorita no me he podido presentar por protocolo y me están pidiendo la prueba para descartar [que sea] Covid", comentó. Explicó que, para no perder el pago completo del día laboral, forzosamente debe presentar su prueba positiva de coronavirus, así como la incapacidad. En La Paz, Baja California Sur, Paulina Núñez y su hermano trabajan en un supermercado donde uno de sus compañeros dio positivo a Covid-19, por lo que exigieron a todos los empleados que se hicieran una prueba y presentaran los resultados. En caso de salir positivos, debían tramitar la incapacidad correspondiente. Los hermanos llegaron desde las siete de la mañana al Hospital General del IMSS y ya había 65 personas delante de ellos. En dos horas tuvieron los resultados de su prueba. Paulina salió negativa, pero su hermano fue positivo y tuvo que esperar otras 10 horas para recibir su incapacidad, la cual le exigen en el trabajo para poder ausentarse. "Mi hermano se tuvo que quedar y hasta las 17:30 lo atendieron. Primero decían que porque no había hojas de incapacidad; luego, que no había personal, un verdadero desastre", narró Paulina. Las Unidades de Medicina Familiar (UMF) del IMSS en Ciudad Juárez y Chihuahua se han visto abarrotadas de personas que acuden tanto por su prueba Covid-19 como por su incapacidad. En recorridos realizados por este diario en algunas clínicas de Ciudad Juárez se constató cómo algunos derechohabientes tuvieron que llegar muy temprano para alcanzar un turno. "Tenemos que llegar desde las seis de la mañana para hacer fila, porque sólo dan 48 números para incapacidades y atienden hasta las dos [de la tarde]", comentó Thalía Rodríguez, quien esperaba en la UMF 70. Situación similar se registraba en las UMF 48 y 3, también de Ciudad Juárez, donde la mayoría de las personas acudió a solicitud de sus empresas. En Jalisco, las cosas no son mejores: José, quien trabaja en el ayuntamiento de Zapopan, estaba ayer en busca de un lugar para hacerse la prueba, luego de que uno de sus colegas presentó síntomas y, por prevención, todos fueron enviados a casa. El compañero de José dio positivo a Covid; los demás, si no tienen síntomas, debían volver hoy a trabajar, pero para justificar las faltas deben presentar una prueba o la cita para hacerse una. José, aunque no ha presentado síntomas, lleva dos días intentando agendar su prueba en el sistema público de salud para justificar sus faltas, pero está saturado. Su última alternativa era encontrar una opción económica en algún laboratorio privado.

RECHAZAN QUE SE EXIJAN PRUEBAS

La Confederación de Trabajadores de México (CTM) advirtió que las empresas no deben exigir a los trabajadores una prueba Covid negativa para permitirles laborar, cuando los servicios públicos de salud están saturados y rebasados, como ahora. Patricio Flores, vocero de la CTM, señaló que, en todo caso, los empresarios o empleadores deben adquirir dichas pruebas para que se apliquen en los centros de trabajo y así garantizar que los trabajadores que tengan síntomas se las practiquen.Por su parte, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) advirtió que, de acuerdo con la legislación vigente en materia laboral, es ilegal obligar a las y los trabajadores a pagar por las pruebas Covid-19 como requisito para ingresar a centros de trabajo. En un comunicado, la dependencia federal puntualizó que en ningún caso se debe trasladar el costo de dichas pruebas a los trabajadores.

NO LES HACEN VÁLIDO EL PERMISO EN LÍNEA

A pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) anunció el martes la reactivación del Permiso COVID-19 en línea, para que los trabajadores enfermos no saturen los centros de salud en busca de una incapacidad, empleados señalan que sus patrones no les hacen válido dicho documento. Guadalupe tiene 22 años, trabaja en una tienda departamental y dio positivo a Covid el lunes 10 de enero. En su empleo le pidieron una prueba positiva expedida por el sector público y el trámite de la incapacidad; le advirtieron que el permiso en línea no es válido. El martes quiso acudir al Hospital General de Zona No. 30, en la alcaldía Iztacalco de la Ciudad de México, pero tuvo fiebre y prefirió quedarse en casa. Hasta ayer llegó a la clínica para hacerse la prueba y tramitar la incapacidad. "Ayer [el martes] que salió lo del Permiso COVID-19 le dije a mi jefa directa, pero me dijo que ese no vale, que necesitan la incapacidad. "Creí que habría más comprensión de mis jefes directos. De qué sirve que nos digan que nos aislemos con cualquier síntoma si eso no vale en los trabajos, o que hagan lo del permiso en línea si a fuerza me piden la incapacidad. Yo hoy soy un riesgo para los demás, viajo en transporte público y aunque traigo doble cubrebocas y no hablo, el riesgo está ahÍ", señaló Guadalupe. El caso de Ernesto es parecido: su hermana dio positivo el lunes, por lo que él acudió a un médico particular, donde le hicieron una prueba rápida, y también dio positivo.



« El Universal »