Monitor Más Monitor


IA de Google crea nuevas canciones de Nirvana y Jimi Hendrix

IA de Google crea nuevas canciones de Nirvana y Jimi Hendrix
Gracias a Magenta, un algoritmo de Google, cuatro miembros del club de los 27 acaban de sacar nuevo disco a pesar de llevar varios años muertos.

Publicación:09-04-2021
++--

Una inteligencia artificial ha sido capaz de crear un álbum con cuatro canciones que parecen sacadas de archivo secreto de Cobain, Hendrix, Winehouse o Morrison

La inteligencia artificial ha buceado en la discografía de Kurt Cobain, Jimi Hendrix, Amy Winehouse y Jim Morrison para crear cuatro temas nuevos que guardan toda la esencia de la música de sus creadores.

´Lost Tapes of the 27 Group´ es un disco que parte de la ONG canadiense Over the Bridge y que busca concienciar sobre la gran incidencia que hay de problemas de salud mental entre los músicos. Para componer las nuevas canciones han echado mano de Magenta, una herramienta de inteligencia artificial (IA) de código abierto creada por Google.

"Los músicos y las personas que forman parte de su equipo, han tenido problemas de salud mental en una proporción muy superior a la de la población adulta en general" comentan desde la ONG. "Este problema no sólo se ha ignorado. Se ha idealizado con cosas como el Club de los 27, un grupo de músicos cuyas vidas se perdieron con sólo 27 años."

Han tardado año y medio en crear el disco. Primero hicieron que la IA escuchara de manera aislada ritmos, melodías y letras de canciones de los músicos. Luego, el algoritmo creó sus propias versiones en base a lo que había aprendido y finalmente, un ingeniero de sonido lo puso todo junto para crear la versión definitiva del álbum.

Las voces no fueron generadas por ordenador —aunque ya hay algoritmos que podrían recrearlas con una fidelidad pasmosa— sino que echaron mano de cantantes como Eric Hogan, ´frontman´ de una banda tributo a Nirvana. Hogan comentó a la revista Rolling Stone que para él las letras están muy conseguidas. Trasladan el espíritu típico de Cobain aunque son pensamientos más completos y no "una especie de batiburrillo", como era habitual en el compositor de Seattle.

Sean O'Connor, miembro de la junta directiva de Over the Bridge, ha comentado en una entrevista en el mismo medio que Drowned in the Sun, el tema de Nirvana, ha sido uno de los más difíciles. Al contrario de lo que ocurre con las canciones de Hendrix, que tienen sonidos totalmente definidos, Cobain tocaba la guitarra con un estilo punk que confundía al algoritmo.

Este proyecto recuerda a otro que utilizaba una IA para tocar las Variaciones Goldberg de Bach imitando el personalísimo estilo del pianista estadounidense Glenn Gould. En este caso el algoritmo no aprendía solo de escuchar grabaciones de Gould, sino que contó con la colaboración de otros pianistas que ayudaron a afinar la tecnología para que el resultado fuera lo más parecido posible al real.

¿Imitación o plagio?

Una de las preocupaciones fundamentales de Over the Bridge ha sido no caer en posibles infracciones por plagio. Y es que hay una línea muy delgada entre lo que producen estas IA y la música de los creadores reales. Hace poco más de un año el rapero Jay-Z denunció al creador de un video de Youtube que utilizaba una tecnología tipo 'Deep Fake' para imitar su voz y recitar el monólogo "To Be, Or Not To Be" de Hamlet. A los pocos días, Google, propietaria de Youtube y que había retirado el video de su plataforma a petición del cantante, lo volvió a subir alegando que su denuncia por infringir el copyright era incompleta. El creador de estos videos se hace llamar Vocal Synthesis y en una entrevista se reconoce sorprendido por la polémica.

"Llevo meses publicando este tipo de vídeos y no me han retirado ningún otro por este motivo" comenta Vocal Synthesis. "También hay otros canales que hacen vídeos de síntesis de voz similares a los míos, y no me consta que a ninguno de ellos le hayan retirado vídeos por este motivo". Y es que, como el mismo Vocal Synthesis comenta, en Youtube hay un montón de imitadores cantando a la manera de sus ídolos y nunca han tenido problemas. "No entiendo realmente por qué imitar la voz de un famoso utilizando un modelo de IA debería tratarse de forma diferente a que alguien haga de forma natural una imitación (extremadamente precisa) de la voz de ese famoso".

Este problema legal, que como vemos ya se está empezando a plantear, se irá complicando aún más según vayan avanzando este tipo de tecnologías. Llegará un momento en que las voces y las canciones compuestas por la IA sean indistinguibles de las de los músicos originales. Y las creaciones de estas máquinas, aunque estén basadas en las de otros autores, podrían ser consideradas como nuevas y, hasta cierto punto, originales. La creación es un fenómeno complejo porque nadie crea en el vacío, como explica muy bien este documental llamado ´Everything is a Remix´. Los Brincos imitaban a los Beatles. Los Beatles imitaban a Little Richard, aunque luego fueron evolucionando e incorporando nuevas influencias. Little Richard imitaba los sonidos ´gospel´ que escuchaba en las misas evangelistas. Y así podríamos seguir hasta encontrar al primero que se le ocurrió que el ruido repetitivo que hacía al chocar dos piedras, dos palos o lo que fuera, era música.



« Especial »