Monitor Más Monitor


Europa lanza superordenador Leonardo

Europa lanza superordenador Leonardo
El rendimiento de trabajo del superordenador Leonardo se espera que sea superior a los 249 petaflops cuando se encuentre plenamente operativo

Publicación:25-11-2022
++--

El superordenador Leonardo es el resultado de la unión entre la Comisión Europea, varios países miembros de la Unión Europea y empresas privadas.

El 24 de noviembre siempre será recordado como el día en el que Europa dio un paso hacia delante, adelantó a potencias como Estados Unidos y Japón por la izquierda y dio un golpe sobre la mesa para demostrar que su inversión y potencial tecnológica no entienden de límites. Ese día fue el nacimiento de la cuarta computadora más grande del mundo; el superordenador Leonardo.

Resulta sorprendente el hecho de que el superordenador Leonardo trabaje realizando 250.000 billones de cálculos por segundo, lo que lo hacen posicionarse como cuarto del ranking Top 500, por delante de otras potencias tecnológicas. El primer puesto lo ocupa el sistema Frontier de Estado Unidos y el segundo el sistema Fugaku basado en ARM de Japón.

Hay que recordar que el primer superordenador de Europa fue Lumi (tercero más potente del mundo), que costó unos 120 millones de euros y se encuentra operativo en Finlandia desde el pasado mes de julio.  La ubicación del superordenador Leonardo es una antigua fábrica de tabaco en la Tecnópolis de Bolonia (Italia).

El superordenador Leonardo es el resultado de la unión entre la Comisión Europea, varios países miembros de la Unión Europea y empresas privadas como la informática francesa Atos y el centro de computación italiano CINECA.

Características técnicas

El rendimiento de trabajo del superordenador Leonardo se espera que sea superior a los 249 petaflops cuando se encuentre plenamente operativo.

Cuando Atos idea el superordenador Leonardo lo hace tomando como referencia la arquitectura BullSequana XH2000. Comprende dos modelos esenciales de computación: Booster y Data Centric, que permiten cubrir cargas de trabajo diversas. El sistema está equipado con 3.500 procesadores Xeon y unas 14.000 GPUs Nvidia A100.

El Booster del superordenador Leonardo cuenta con 3.456 nodos de computación Intel Ice Like, mientras que el módulo Data Centric se compone de 1536 nodos. A su vez, este último está compuesto por blades de CPU de tres nodos BullSequana X2140 con procesadores Xeon Scalable Sapphire Rapids de cuarta generación de Intel.

Aplicaciones prácticas

El superordenador Leonardo permitirá a Europa predecir fenómenos climatológicos extremos tales como tsunamis, terremotos, huracanes o erupciones volcánicas. De este modo, los investigadores podrán gestionar de forma eficiente los riesgos de éstos y solventarlos antes de que sucedan.

En otro orden, la medicina también se verá beneficiada. El superordenador Leonardo contribuirá a crear un mapa de las conexiones cerebrales y a generar un avance exhaustivo en el estudio de la neurocencia. De igual modo, mejorará dispositivos médicos como los marcapasos, solventando anomalías presentes en el sistema cardiovascular.

El sector industrial experimentará ciertas mejoras en determinados sectores como el automovilístico, la seguridad nacional, el energético o el farmacéutico gracias al superordenador Leonardo. También veremos presente al superordenador Leonardo en ingeniería, modelización del cerebro humano y en el desarrollo exigente de la Inteligencia Artificial (IA).

El superordenador Leonardo irá implementándose paulatinamente con la integración de nuevos procesadores cuánticos como aceleradores. De hecho, en 2023 se unirá al MareNostrum 5, un ordenador de pre-exaescala ubicado en el Centro de Supercomputación de Barcelona. Con una inversión de 150 millones de euros, será el quinto o sexto más potente del mundo.

El MareNostrum 5 está ideado para la computación de propósito general y la IA, por lo que su arquitectura será bien distinta a Lumi y al superordenador Leonardo. Y posteriormente, de cara a 2023 o 2024 se prevé que Europa lance el primer superordenador europeo de exaescala, el Júpiter.

Aún no se cuenta con la licitación para Júpiter, pero se espera que este sistema pueda ofrecer más de 1.000 petaflops cuando esté operativo. Es curioso que en 2018 no había ninguna red en Europa y que de cara a 2024 el viejo continente tendrá una exaescala de potencia, partiendo ahora con el superordenador Leonardo.

La Comisión Europea invertirá 8.000 millones de euros hasta 2027 en superordenadores, como el superordenador Leonardo, aunque ya ha lanzado cinco de rango medio (de hasta 100 petaflops por segundo, es decir, 100.000 billones de operaciones por segundo) ubicados en Luxemburgo, Portugal, República Checa, Eslovenia y Bulgaria.



« Especial »