Monitor Más Monitor


China anuncia su primera tarjeta gráfica para servidores

China anuncia su primera tarjeta gráfica para servidores
Entre sus características más importantes también podemos destacar el soporte de la interfaz PCIE Gen4

Publicación:20-11-2021
++--

La compañía china Innosilicon Technology ha presentado su primera tarjeta gráfica comercial de alto rendimiento para servidores, la Fenghua No.1.

Una solución que tiene un diseño bastante sencillo, como se puede ver en la imagen adjunta, pero que por lo que he podido ver tiene una potencia más que considerable, y está preparada para trabajar con los últimos estándares del sector.

No tenemos un listado completo de especificaciones, así que no os puedo decir exactamente qué nivel de potencia podemos esperar de esta tarjeta gráfica, pero al ver que utiliza memoria GDDR6X lo más sensato es pensar que se trata, como mínimo, de una solución gráfica de gama alta, y que por tanto debería poder competir, en términos de potencia bruta (operaciones de coma flotante), con las soluciones de gama alta de NVIDIA y de AMD.

Esa memoria GDDR6X que utiliza la tarjeta gráfica Fenghua No.1 funciona a un máximo de 21 GHz, una frecuencia muy elevada, tanto que, si viene unida a un bus de 384 bits, podría alcanzar sin problemas un ancho de banda de más de 1 TB/s. En la descripción que nos deja la fuente de la noticia también podemos ver que este modelo utiliza un diseño de tipo chiplet, lo que significa que la GPU de esta tarjeta gráfica estaría formada por dos o más chips trabajando de forma conjunta para dar vida a un superchip.

Entre sus características más importantes también podemos destacar el soporte de la interfaz PCIE Gen4, y de los conectores HDMI 2.1 y DisplayPort 1.4, así como la integración de cifrado PUF, el soporte de Linux, Android y Windows como sistemas operativos, y la compatibilidad con OpenGL, Open GLES, OpenCL, Vulkan y DirectX. Interesante que sea capaz de ofrecer ese grado de compatibilidad, y que funcione con DirectX de Microsoft.

No tenemos detalles sobre su distribución ni sobre su precio de venta, pero imaginamos que no saldrá de China. En cualquier caso, lo más importante de este anuncio es que confirma que China sigue avanzando en su camino hacia la independencia tecnológica, una meta complicada, aunque necesaria, sobre todo tras las recientes presiones que ha sufrido dicho país, y también algunos de sus gigantes tecnológicos más importantes, por parte de Estados Unidos.



« Especial »