Local Monterrey


En riesgo el hábitat del perrito llanero


Publicación:08-12-2019
++--

En los eijidos La Hediondilla y la Carbonera en Galeana, Nuevo León, se resguarda parte del “Llano de la Soledad”, donde se encuentra la colonia de Perritos Lla

 

 

En los eijidos La Hediondilla y la Carbonera en Galeana, Nuevo León, se resguarda parte del “Llano de la Soledad”, donde se encuentra la colonia de Perritos Llaneros Mexicanos más grande del mundo, cuyo territorio se encuentra en riesgo de renta de alrededor de 2 mil hectáreas en total, esto para realizar labores de agricultura en donde habita dicha especie.

La institución Pronatura Noreste, y sus socios de conservación, han dado a conocer que la agricultura que se llevaría a cabo en el lugar sería para cultivo de papa mediante la irrigación, requiriendo la instalación de pivotes centrales, siendo de 100 hectáreas cada uno.

“Estamos preocupados, ya que se ha invertido recursos financieros para lograr que el ejido pueda explotar sus recursos naturales de una manera adecuada y sin comprometer la existencia de las especies y servicios ecosistémicos de los que el terreno provee. Ya se están perforando 4 pozos de agua en las cercanías del llano, lo que posibilita la apertura de las actividades agrícolas”, mencionaron los miembros de Pronatura Noreste.

Dieron a conocer que, para lograr el establecimiento de 2 mil hectáreas agrícolas, se tendría que remover una vegetación de pastizales cortos de máximo 20 centímetros de altura, esto con porcentajes de suelo de 30 al 80 por ciento, siendo el hábitat idóneo para el Perrito Llanero Mexicano.

“Este tipo de terrenos son exigidos por los agricultores porque les es fácil de desmontar, debido a la ausencia de árboles con raíces profundas”, añadieron.

El Llano de la Soledad es la colonia de perrito de las praderas mexicano más grande del mundo, misma que sustenta genética y ecológicamente a todas las demás colonias que hay a su alrededor, por lo cual la Pronatura Noreste advierte que el colapso de dicha colonia implicaría el inicio de la extinción de la especie.

Es así como alertaron que la transformación de una porción del llano de la Soledad no solamente dejaría la puerta abierta para que más agricultores intenten establecerse, sino que implica la afectación de una cadena trófica y de los servicio ecosistémicos, dando como resultado final el deterioro tanto del paisaje natural como de las comunidades que dependen de esa zona.

“El Llano de la Soledad forma parte de un conjunto de tres Áreas Naturales Protegidas (ANP) estatales que se decretaron en 2002 para proteger poblaciones de Perrito llanero Mexicano: La Hediondilla, La Trinidad y El Llano de la Soledad”.

“No debería permitirse ni tolerarse el cambio de uso del suelo en ninguna de estas tres ANP estatales, sin embargo, tanto La Hediondilla como La Trinidad han sido mancilladas por el establecimiento de pivotes centrales para el cultivo de la papa y el cambio de uso de suelo es brutal. El Llano de la Soledad es la única ANP estatal que no ha cambiado, de ahí la importancia de evitar a toda costa que sea depredada por el cambio de uso de suelo para agricultura de papa”, advirt



« Redacción »