Legal General


Ejerce el derecho con profesionalismo pleno

Ejerce el derecho con profesionalismo pleno


Publicación:09-02-2020
++--

Martínez Rodríguez es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León, centro profesional de estudios del que se expresa con orgullo

Ser jurista hoy en día es una labor titánica, donde la capacitación debe de ser constante y siempre de la mano del adiestramiento además de desarrollarse “finamente”, es por ello que así se distingue nuestro entrevistado Roberto Martínez Rodríguez.

Hombre de entrega a las labores jurídicas, siempre se ha dedicado al desarrollo legal como un hombre visionario.

Y es que  litigante de profesión, asesor legal y buen hombre, se desempeña cada vez más en pro de sus clientes.

Martínez Rodríguez es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León, del centro profesional de estudios del que se expresa  con orgullo, de la generación 1988-1993 a la que pertenece.

Su visión en la carrera ha sido la de mejorar cada vez más y así lo ha logrado a largo de los años.

Dicho ello Roberto Martínez Rodríguez, quien nace un 5 de enero en 1971 en Monterrey, se hace así mismo en el mundo legal.

Actualmente  es el titular de un despacho de abogados en el cual da servicio a los gobiernos y a los servidores públicos. Son juristas especializados en este tipo de servicio y ejercen el  derecho administrativo y penal.

Y laboran sin distingos de partidos políticos o militancia, ello al llevar asuntos legales contra autoridades de poder.

Su despacho se  identifica como “RM Abogados” en el municipio de San Pedro  y están ubicados en la Colonia del Valle de esta localidad.

Desde muy joven tenía la intención de estar cerca de las ciencias sociales, de temas que tuvieran que ver con la justicia.

Dicho ello: “En todo tiempo  me llamó la atención,  la posibilidad de hacerse de conocimientos y aportarlos en beneficio de la colectividad  y de algún modo poniendo un grano de arena en la búsqueda de una mejor sociedad, de  hacer un mundo mejor, por ello me  fui abogado”.

“Realmente no hay familiares directos que hayan sido abogados, no fui siguiendo la figura de alguien directamente y así lo iniciamos”.

“Ha sido muy interesante para mí el ejercicio de la abogacía desde muy temprano momento porque desde que estaba estudiando cuando estábamos iniciando el tercer semestre de la carrera me adentre en una compañía aseguradora en el área jurídica. Te estoy hablando de a inicios de los años 90s, a los 19 años de edad, y participe ahí, ese fue mi primer trabajo formal en el ambiente de derecho y resulta que era una empresa que tenía muchísimo trabajo, pero no tenía mucho personal. Desde los primeros días me asignaron una carga de trabajo muy elevada y además bastante compleja para lo que eran mis conocimientos en ese momento, entonces resultó demasiado demandante e imponente y eso me imponía buscar métodos de solución, tanto en aquel entonces en el ambiente mercantil y penal y en algunos otros temas relacionados con la institución”.

“Afortunadamente, tan solo un año después a los 20 años de edad y dados los resultados que se iban obteniendo, me nombraron apoderado jurídico de esa aseguradora, era la aseguradora más grande del país. Ese nombramiento por sí mismo representaba un gran reconocimiento, pero representaba una responsabilidad enorme. Fue en la época de mucha exigencia, pero además que nos obligaron a estudiar y encontrar soluciones y aprender y nos fueron orientando en el ámbito del derecho”.

Después de  algunos años trabajando en afianzadoras, le nombraron jefe jurídico de crédito afianzador, que forma parte del grupo Bailléres, donde  asumió  la responsabilidad legal, y  ahí teniendo a su  cargo los temas legales de la compañía en 5 estados de la república.

Creciendo así  en aquel entonces las exigencias, las demandas de trabajo y la responsabilidad y fue una época bastante interesante.

“Cargo con orgullo mi condición de abogado, esa condición que me fue otorgada por la escuela pública del Estado y que ejerzo todos los días como litigante; tengo también gran respeto y admiración por mis compañeros de estudios, son gente de bien, que ha logrado un espacio y nombre importante en el ejercicio de la profesión, unos en el servicio público, otros en la docencia, en la iniciativa privada, como abogados postulantes, etcétera”.

 “Tengo treinta años en el ambiente litigioso; en el año de 1990, teniendo diecinueve de edad, me incorporé al área jurídica de Seguros la Provincial; a los veinte años de edad me nombraron Apoderado Jurídico de dicha aseguradora, la más grande el País en la época; a los veintiún años de edad obtuve el cargo de Jefe Jurídico Regional Noreste de Crédito Afianzador, empresa del Grupo Bailléres, en la que estuve a cargo de cinco Estados de la República; dos años más tarde asumí la Gerencia Jurídica de Fianzas Fina Value, responsabilizándome de los temas legales de todas las oficinas de la empresa en el País”.

“Concluyo en esa empresa para pasar a otra del mismo sector afianzador donde estuve 4 años siendo gerente jurídico y a cargo de los temas legales de la empresa y de todas las oficinas que la empresa tenía a nivel república mexicana, una época bastante interesante en el ejercicio de la profesión”.

“A partir de ahí, del año de 1997 inicio el ejercicio de la profesión de manera privada creando un despacho y estuvimos desde ese entonces hasta el día de hoy dando estos servicios”.

Y es que en la parte inicial en aquellos años daban servicio a empresas del sistema financiero y en algún otro tipo. Fundamentalmente instituciones aseguradoras, afianzadoras, bancos, arrendadoras y fuera del sistema financiero daban servicio a constructoras, escuelas, y algún otro tipo de empresas.

“Desde hace algunos 20 años empezamos a dar servicio a servidores públicos y a gobierno, originalmente, hace más o menos unos 20 años dábamos servicio tanto a las empresas comerciales como a los gobiernos y servidores públicos, pero al paso del tiempo nos fuimos adentrando más en este último tema y entonces desde algunos años para acá estamos dedicados en exclusiva a dar servicio al gobierno en sus tres órdenes y a los servidores públicos”.

“Desde 1997 ejerzo como abogado postulante desde mi despacho privado; somos la única firma legal en Nuevo León dedicada en exclusiva a brindar servicios legales a gobiernos y defender a funcionarios públicos”.

Clientes.

“Hemos brindado servicios profesionales a los tres niveles de gobierno; asesoramos a los funcionarios cuando están en el cargo para mejorar las prácticas de trabajo, les damos asistencia técnica para observar debidamente las normas que les resultan aplicables, para cumplir correctamente su encomienda, esa es nuestra aportación a la mejora del servicio público en beneficio de la comunidad”.

“Como defensa legal, hemos litigado durante casi veinte años casos penales y administrativos de Secretarios de Estado, Directores, Alcaldes, Tesoreros y un largo etcétera; les asistimos para atender correctamente las auditorías estatales y federales; les defendemos de Procedimientos de Responsabilidad Administrativa de Servidores Públicos, de Investigaciones Penales iniciales y complementarias, Imputaciones, Vinculaciones, Acusaciones y todo el proceso ante autoridades investigadoras, jueces penales estatales o federales, así como el Honorable Poder Judicial de la Federación.

Equipo de trabajo.

“El despacho que dirijo opera a través de tres áreas bien definidas, a cargo de muy experimentados juristas, la defensa penal la conduce el licenciado Cristóbal Hernández, la defensa administrativa la ejecuta la licenciada Rubicelia Rodríguez y el área de Auditorías y Cuentas Públicas la representa el licenciado Azael Torres”.

El reto de su despacho ha sido mayúsculo, pues el ser dueño de su tiempo implica responsabilidades más fuertes.

“En el despacho claro que hay retos, ha sido toda una época de retos de análisis de evaluación de estudio de estar diseñando estrategias de implementarlas de buscar los métodos que mejor resuelvan las problemáticas que nos ponen en la mesa. Cuando nuestros clientes, cuando son los gobiernos en funciones, lo que hacemos es darles asesoría, asistencia con el propósito de mejorar las practicas del servicio público”.

“Estamos buscando que haya un mejor ejercicio del servicio público, que realmente los funcionarios se apeguen a la normatividad que les resulta aplicable y de esa manera la colectividad en lo general tenga un gobierno más apegado al derecho. Estamos buscando que realmente haya mejores gobiernos”.

“Cuando los servidores públicos abandonan el cargo, entonces lo que hacemos es asistirles para atender correctamente las auditorias estatales o federales que son practicadas sobre su ejercicio, sobre su encargo. El escrutinio que se hace respecto a su trabajo nosotros les brindamos asistencia técnica para atender correctamente este tipo de procedimientos, y ya en la fase final de defensa es cuando se inician procedimientos de responsabilidad administrativa, de servidores públicos en contra de ellos o cuando se inician procedimientos,  los defendemos también o incluso cuando se instauran en contra de ellos procedimientos de orden penal, cuando están teniendo investigaciones por delitos de servidores públicos, llevamos las defensas tanto en su parte de investigación inicial o complementaria cuando los llaman a imputaciones, a vinculaciones, cuando hay acusaciones, cuando hay juicio, las defendemos en todas las fases, desde los ministerios públicos de la fiscalía, o ante los jueces del poder judicial del estado y las instancias para terminar incluso ante los jueces y tribunales del poder judicial de la federación”.

“Como juristas no hemos  pertenecido nunca a algún partido político; somos una firma legal sin filia ni fobia por instituto político alguno, nuestro trabajo es técnico y tiene como fin la mejora permanente del servicio público sin distinción de colores”.

“Y todo esto que venimos realizando opera en el despacho a través de áreas perfectamente definidas, tenemos el área de la defensa penal que la conduce el licenciado Cristóbal Hernández, es abogado asociado del despacho y es un muy experimentado jurista, esa área está a su cargo. El área de la defensa administrativa está a cargo de la licenciada Rubicelia Rodríguez, también una abogada muy conocedora del tema. Y el área de las auditorias y de las cuentas públicas es representada por el licenciado Azael Torres, un especialista conocedor de este tema. Esos tres ejes son los que componen el despacho y así es como operamos”.

 

Nombre.- Roberto Martínez Rodríguez

Fecha de Nacimiento.- 5 de enero en 1971

-Es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León, del centro profesional de estudios del que se expresa  con orgullo, de la generación 1988-1993 a la que pertenece.

-Actualmente  es el titular de un despacho de abogados en el cual da servicio a los gobiernos y a los servidores públicos. Son juristas especializados en este tipo de servicio y hacen derecho administrativo y penal, y laboran sin distingos de partidos políticos o militancia.



« »