Justicia Muertes


Dan 81 años de cárcel a sicario


Publicación:08-12-2019
++--

El pistolero fue identificado como Juan Noé, de 31 años, quien es originario del estado de Tamaulipas

 

Un sicario profesional de un grupo de la Delincuencia Organizada, fue sentenciado a pasar 81 años y 3 meses de cárcel, por la ejecución de tres personas en el municipio de Apodaca.

Las autoridades mencionaron que en un principio habían solicitado una pena corporal de 100 años, pero un juez decidió exonerarlo por el crimen de otra persona.

Entre las víctimas, se encuentran dos comerciantes que fueron acribillados, en un depósito de Apodaca.

Además, el delincuente enfrentó otro proceso por el intento de asesinato de otra persona, que logró sobrevivir al ataque.

El pistolero fue identificado como Juan Noé, de 31 años, quien es originario del estado de Tamaulipas.

Mencionaron que este era el brazo ejecutor de un grupo criminal que opera en la zona noreste del país.

Uno de los crímenes se reportó el pasado cinco de noviembre, en la Colonia Rincón de Huinalá, cuando el detenido y otros dos sujetos, dispararon contra dos hombres.

Los afectados fueron identificados como Manuel Nájera Solís, quien falleció tras recibir 11 impactos de arma de fuego.

Mientras que otro joven identificado como Luis Bustos López, quien quedó herido de gravedad, pero logro sobrevivir.

Por estos hechos, el delincuente fue sentenciado a pasar 31 años y 3 meses por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa.
Los otros 50 años de sentencia los recibió por los homicidios calificados de Roberto y Rodolfo Elizondo Valle, por un ataque que realizó en la Colonia Jardines de Huinalá, también en Apodaca.

Los hermanos Elizondo Valle, estaban atendiendo un depósito de cerveza, cuando fueron abatidos.

El pistolero también fue relacionado con el crimen de Rafael Sebastián González Arredondo, quien fue asesinado en el Parque Industrial Regiomontano de Apodaca.

Pero un juez dictó sentencia absolutoria al considerar que no había elementos claros sobre la culpabilidad del pistolero.



« El Porvenir / Sergio Castillo »