Banner de aplicaciones

Fue Lenin realista y errático de la Revolución

Fue Lenin realista y errático de la Revolución


Publicación:27-04-2020
++--

Gil explicó que la Revolución de Octubre de 1917 fue impulsada por éste mediante un partido político revolucionario

Ciudad de México.- Sin el realismo político de la teoría de la organización del Partido Comunista y el liderazgo de Vladimir Ilich Lenin, la Revolución Rusa no hubiera triunfado, explicó el politólogo Francisco Gil Villegas. En el marco del aniversario 150 del nacimiento del líder ruso y soviético, Gil explicó que la Revolución de Octubre de 1917 fue impulsada por éste mediante un partido político revolucionario, porque él consideró que “un levantamiento espontáneo iba a fracasar”. “Incluso el estadounidense Samuel Huntington, en el ‘Orden Político de las Sociedades en Cambio’, reconoció que mientras el alemán Karl Marx carece de una estrategia coherente sobre cómo puede tener éxito un movimiento, el leninismo exportó el partido Bolchevique a otras partes del mundo” tras su triunfo en octubre de 1917, agregó Gil ante Notimex. El también académico de El Colegio de México (Colmex) precisó que, después de ese evento histórico, Lenin tuvo poco tiempo para consolidar el tipo de sociedad que hubiera querido establecer en su país. “Tomó decisiones cuestionables como todo personaje en un movimiento similar y aunque no estableció un sistema plenamente totalitario al morir en 1924, también lo señalaron porque tenía poco respeto por las libertades individuales”, argumentó el investigador. Su sello determinó qué tipo de arte podría tener su país. Como a él le gustaba el ballet de Kirov de Leningrado, éste fue el que predominó durante el surgimiento de la Unión Soviética (URSS), “simplemente porque a él le gustaba”. “Tras casi 70 años de un régimen férreo, duro, y de un sistema socialista que falló al no distribuir los recursos de manera favorable para todos, o mejorar sustancialmente la condición de los trabajadores, los rusos se han dado cuenta de que perdieron la Guerra Fría con Estados Unidos”, subrayó Gil. Por ello el presidente Boris Yeltsin (1991- 1999) se manifestó en contra del culto a la URSS y muchos de sus connacionales la rechazaban por ser un régimen limitante de la prosperidad económica. “Por eso hoy Lenin es impopular en un amplio sector ruso, aunque tenga un apoyo nostálgico”. El especialista en la teoría generada por el alemán Max Weber agregó que éste último señaló a Marx y Lenin por no considerar la importancia del nacionalismo ni del surgimiento de una burocracia, y por pensar que la dominación del hombre sobre el hombre iba a terminar con la transferencia de los medios de producción de manos privadas a colectivas. Weber dice que “independientemente de si es un régimen proletario o burgués, el destino de las sociedades industrializadas es que todo acabe siendo dominado por una estructura burocrática. En estados socialistas-estadistas, como el de la fallida URSS, Cuba o Venezuela, hay un monopolio estatal igual o peor de opresor que el de los burgueses sobre el proletariado”, concluyó Gil.


« El Universal »