Encuentran otro centro de tortura en Jersón

Encuentran otro centro de tortura en Jersón
Se dice encontraron otro sitio en que practicaban la tortura

Publicación:23-11-2022
++--

Prevalecen acusaciones cruzadas de crímenes de guerra entre rusos y ucranianos

Kiev, Ucrania.- Tras una nueva exploración a la región sur de Ucrania, y al hallazgo de cuatro locaciones de detención y hostigamiento, este martes dieron con un quinto sitio, según informó el Ejército ucraniano.

Mientras perdura el conflicto ruso-ucraniano en el este de Europa, las últimas horas del conflicto han estado signadas por acusaciones cruzadas de crímenes de guerra.

Por un lado, en Jersón, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania comunicó este martes que encontraron una nueva cámara de tortura utilizada durante la estadía de los invasores en la localidad; por el otro, sube la presión sobre Kiev por denuncias “creíbles” -según Naciones Unidas- sobre ejecuciones sumarias a tropas rusas que habían depuesto las armas.

“Las fuerzas de ocupación rusa establecieron una cámara de tortura en los terrenos de un centro recreativo en el pueblo de Strilkove, en el distrito de Henischesk”, explicó el Ejército a través de las redes sociales.

Según el mando militar, este centro estuvo activo hasta los últimos días de la ocupación y allí “detenían y torturaban a ciudadanos ucranianos, en violación de las normas del derecho internacional humanitario y las leyes y costumbres de la guerra”.

Este descubrimiento se da días después de que se revelaran cuatro sitios similares en edificios de Jersón, donde víctimas precisaron que fueron sometidas a distintos métodos de hostigamiento, como shocks eléctricos, golpes directos, sumergimientos de agua o violencia psicológica.

Los miembros de la Fiscalía de la región hicieron inspecciones junto a policías y expertos el pasado lunes. Allí registraron porras de goma, bates de madera, aparatos para dar toques eléctricos, lámparas incandescentes y balas.

Después de que el Kremlin denunciara el asesinato de una decena de militares que se habían rendido, la comunidad internacional presiona para que Ucrania investigue los sucesos. Según Naciones Unidas, han recibido “denuncias creíbles” de delitos de guerra perpetrados por unidades locales.



« El Porvenir »