Construye Rusia láser para anular satélites

Construye Rusia láser para anular satélites


Publicación:08-08-2022
++--

La tecnología láser ha evolucionado hasta el punto en que este tipo de defensa antisatélite es plausible

Washington, EU.- Rusia está construyendo una nueva instalación láser en tierra para interferir con los satélites que orbitan por encima, según un informe reciente en The Space Review. La idea básica sería deslumbrar a los sensores ópticos de los satélites espías de otras naciones inundándolos con luz láser.

La tecnología láser ha evolucionado hasta el punto en que este tipo de defensa antisatélite es plausible, aunque hay evidencia limitada de que alguna nación haya probado con éxito dicho láser. Si el gobierno ruso es capaz de construir el láser, sería capaz de proteger una gran parte del país de la vista de los satélites con sensores ópticos. La tecnología también prepara el escenario para la posibilidad más ominosa de armas láser que pueden desactivar satélites de forma permanente. Un láser es un dispositivo para crear un haz estrecho de energía dirigida.

El primer láser se desarrolló en 1960 y, desde entonces, se han creado varios tipos que utilizan diferentes mecanismos físicos para generar fotones o partículas de luz. Los láseres de gas bombean grandes cantidades de energía a moléculas específicas como el dióxido de carbono. Los láseres químicos funcionan con reacciones químicas específicas que liberan energía. Los láseres de estado sólido utilizan materiales cristalinos personalizados para convertir la energía eléctrica en fotones.

En todos los láseres, los fotones se amplifican posteriormente al pasarlos a través de un tipo especial de material llamado medio de ganancia y luego se enfocan en un haz coherente mediante un director de haz. Según la intensidad del fotón y la longitud de onda, el haz de energía dirigido formado por un láser puede crear una variedad de efectos en su objetivo.

Por ejemplo, si los fotones están en la parte visible del espectro, un láser puede enviar luz a su objetivo. Para un flujo suficientemente alto de fotones de alta energía, un láser puede calentar, vaporizar, derretir e incluso quemar el material de su objetivo. La capacidad de generar estos efectos está determinada por el nivel de potencia del láser, la distancia entre el láser y su objetivo, y la capacidad de enfocar el haz en el objetivo.



« Redacción »