En Escena Personalidades


Peligra la herencia de Camilo Sesto

Peligra la herencia de Camilo Sesto
La repentina muerte de su padre y la gran fortuna heredada han hecho que el joven recaiga en sus adicciones.

Publicación:07-09-2020
++--

Camilo se fue en paz, sabedor de que aunque su fortuna se esfumara, siempre quedaría el mito y sus canciones lo harían inmortal

 Madrid, España.- El próximo martes se cumple el primer aniversario de la muerte de Camilo Sesto, cuya voz se apagó para siempre debido a un fallo renal. Estaba a punto de cumplir 73 años. El cantautor alicantino saboreo las mieles del éxito y alcanzó todos los récords a los que puede aspirar un artista y numerosas distinciones, además de conseguir vender más de 70 millones de discos a lo largo de su carrera musical. Dejó huérfanos a muchos fans de medio mundo y a su único hijo, Camilo Blanes Jr. (37) fruto de su relación con la mexicana Lourdes Ornelas.

Con «Camilín», como se le conoce cariñosamente, tuvo una relación marcada por las idas y venidas. Cuando tenía 3 años se mudó a vivir con él a Miami varios años para no perderse su infancia. Luego, este se estableció con su madre en México, aunque pasaba largas temporadas con el cantante en España. Su ilusión era que siguiera sus pasos y le ayudó mucho a superar sus adicciones, internándolo sin éxito en varios centros de Madrid. Hubo un momento en el que se planteó desheredarle por temor a que despilfarrase la fortuna, pero su administrador de confianza le quitó la idea de la cabeza y le hizo reflexionar.

A salvo en Alcoy

A la vista está que Camilo no iba mal encaminado. Al menos dejó su legado y objetos artísticos -unas 800 piezas- a salvo para que su ciudad natal de Alcoy pueda abrir su museo personal cuya apertura está prevista que sea en 2021, aunque el consistorio municipal aún no ha decidido dónde se ubicara, ya que el proceso se ha visto ralentizado por la crisis del Covid-19.

La mayor fortuna del cantante fue ser el compositor de sus propios éxitos. Dejó al menos 400 temas musicales registrados que le generarán, durante 75 años, alrededor de 500.000 euros al año en concepto de derechos de autor. A eso hay que unir la casa de Torrelodones, donde vivía Camilo, y dos terrenos adyacentes, un piso en Las Rozas que compró a Melendi y un apartamento en Marbella.

Unos meses antes de fallecer, Camilo había conseguido vender una casa en la sierra de Palma de Mallorca por alrededor de 700.000 euros. Aunque era un lugar que disfrutó mucho, llevaba años sin ir e incluso había llegado a tener okupas, al estar semiabandonada. Todo este patrimonio paso a manos de su hijo Camilo Jr. hace unos meses, junto a un par de cuentas bancarias en las que había 1.200.000 euros, al figurar como heredero universal del cantante.

La repentina muerte de su padre y la gran fortuna heredada han hecho que el joven recaiga en sus adicciones. Son varios los medios de comunicación que le han sorprendido deambulando por las calles de la capital a altas horas de la madrugada en mal estado. Su madre, Lourdes Ornelas, ha llegado a valorar el incapacitarle para poder ingresarle en un centro.

Camilo se fue en paz, sabedor de que aunque su fortuna se esfumara, siempre quedaría el mito y sus canciones lo harían inmortal.



« Redacción »