Económico Valores


Fueron en reversa ventas de autos en 2019


Publicación:08-01-2020
++--

Hace 10 años, en plena crisis financiera internacional y de la industria automotriz, la comercialización de vehículos cayó 26.4%

La venta de autos cerró 2019 en un millón 317 mil 727 unidades, cifra 7.7% menor que el año anterior, con lo que sumó su tercera caída al hilo y es el peor dato en una década, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Hace 10 años, en plena crisis financiera internacional y de la industria automotriz, la comercialización de vehículos cayó 26.4%. Tan sólo en diciembre pasado se comercializaron 130 mil 448 unidades, cantidad 8.3% menos que en el mismo mes de 2018.

Guillermo Rosales, director General de la Asociación Mexicana de Distri-buidores de Automotores (AMDA), di-jo que estas cifras confirman la situa-ción de crisis que vive el mercado in-terno automotor. “La expectativa para este año sigue en terreno negativo, es-timándose que pueda ocurrir una caída cercana a 2% en el número de vehículos comercializados”, expuso.

Reversa por marca

Las tres compañías con el mayor vo-lumen de ventas en el país, Nissan, Ge-neral Motors y Volkswagen, cerraron 2019 con una disminución de 14%, 10% y 8.5%, respectivamente.

Toyota, la cuarta automotriz en el mercado, reportó un retroceso de 2.8% en ventas, al comercializar 105 mil 663 unidades. “El 2019 significó una mejora continua, debido a los retos que tuvimos que enfrentar en Toyota y el sector automotriz en general.

“El desafío fue grande, especialmente en el primer semestre del año; sin embargo, pudimos satisfacer las necesidades de los clientes y cerrar el año de buena forma”, comentó Tom Sullivan, presidente de Toyota Motor Sales de México.

La compañía se mantiene como líder en tecnología híbrida, al comercializar 16 mil 980 unidades en 2019, lo que representa 16% de sus ventas totales.

Libran zona peligrosa. A pesar de una menor demanda por vehículos nuevos, hubo automotrices como KIA que lograron un crecimiento de 1.4% en ventas; Land Rover, 5.7%; Mazda, 3.4%; Mitsubishi, 11.9%; Peugeot, 12.8%; Renault, 18.4%; Subaru, 8.7%; Suzuki, 18.3%; Seat, 5.4%, y Volvo, 23.2%.

Suzuki destacó que alcanzó 2.4% de participación del mercado automotriz mexicano, lo que ha colocado a la filial como la de mayor importancia en el continente americano, por encima de Chile. “La razón del éxito de Suzuki es multifactorial, pero uno de los más importantes fue la aceptación de la camioneta Ertiga para siete pasajeros”, indicó la compañía.

Las automotrices chinas BAIC y JAC incrementaron 58% y 63% sus ventas, respectivamente, durante el año pasado. Entre las marcas de lujo, BMW cerró el año con una disminución de 5.8% en ventas; Mercedes Benz, 11.5%, y Audi, con 16.7% menos.

Los distribuidores estiman que este año tocará fondo esta fase negativa en ventas y se dará paso a un periodo de estabilidad, sin que ello represente una rápida recuperación en los niveles de demanda registrados entre 2014 y 2016.

La AMDA manifestó su preocupación por el mayor deterioro que puede tener el mercado automotor si no se coordinan acciones de impulso entre el gobierno federal y el sector privado, con consecuencias negativas en empleo, inversión y transmisión a otros rubros de la economía nacional.

Los distribuidores consideran que urge impulsar la renovación de unidades del transporte público y de las micro y pequeñas empresas mediante un programa de financiamiento y apoyos complementarios de la banca de desarrollo y el sector financiero.

Propone sector automotriz programa para reactivar mercado interno

Para superar la situación de “crisis” en la que se encuentra inmerso el mercado automotor de vehículos nuevos, con 31 meses de ventas a la baja, la industria propuso un programa que reactive el mercado mediante la renovación del parque vehicular para microempresarios.

El director general de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Guillermo Rosales, explicó que el programa buscaría dar apoyo en el crédito y además un estímulo fiscal, con la disminución en el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN), así como incrementar el monto de lo que se permite hacer deducible en el Impuesto Sobre la Renta para Automóviles.

El ISR para autos, recordó, está topado en 175 mil pesos dividido en cuatro ejercicios fiscales, lo cual es muy bajo y no se ha actualizado desde 2018, y debería llegar a 340 mil o 350 mil pesos.

 



« El Universal »