Económico Valores


Economía mexicana se contraerá 1.8% en 2020

Economía mexicana se contraerá 1.8% en 2020
Consecuencia de los efectos de la pandemia del coronavirus (COVID-19) en el mundo.

Publicación:21-03-2020
++--

Estima que el mayor impacto se registre en el segundo trimestre del año

México.- La institución financiera JP Morgan espera que la economía mexicana se contraiga 1.8 por ciento en 2020, como consecuencia de los efectos de la pandemia del coronavirus (COVID-19) en el mundo.

De acuerdo con un análisis de la firma, estima que el mayor impacto se registre en el segundo trimestre del año, cuando esperan una contracción del 15.5 por ciento, seguida de una recuperación parcial en el segundo semestre.

"Con la confirmación de un choque peor de lo esperado en China en el primer trimestre, junto con paradas repentinas en los viajes, las cadenas de suministro, el turismo y el comercio en todo el mundo, estamos revisando a la baja el crecimiento anual a -1.8 por ciento", precisa.

En este sentido, explica que esto se debe al triple golpe de las interrupciones de la cadena de suministro y los cierres de los fabricantes de automóviles, el colapso de los precios del petróleo y las implicaciones fiscales, el considerable distanciamiento social que se espera que aumente en las próximas semanas.

Además, señala JP Morgan, los temores de una crisis económica y financiera en toda regla siguen vigentes a medida que las rebajas de calificación crediticia están, en su opinión, más cercanas que nunca.

"Si bien se necesita una respuesta fiscal en las circunstancias actuales, el gobierno necesita una estrategia más audaz combinada con señales sólidas de una reforma fiscal más temprano que tarde, y no esperamos esto hasta finales de 2021, cuando se celebren las elecciones de mitad de período en junio. del año que viene", agrega.

La institución financiera expone que a medida que los precios del petróleo continúan bajando, con la mezcla de petróleo mexicana llegando a 14 dólares por barril esta semana, ya que se espera que las compañías petroleras reconsideren sus planes de producción de petróleo, lo que afectará negativamente sus planes de inversión.

También se prevé que la compañía petrolera nacional ajuste los planes de inversión más temprano que tarde, "nuestro temor es que el nuevo espacio fiscal otorgado por el Congreso se use para financiar a Pemex una vez más".

La firma estima que el Banxico reducirá su tasa de referencia probablemente a 5.0 por ciento a principios de 2021 o incluso antes; sin embargo, todavía no hay condiciones para la reanudación del ciclo de relajación.

"Podríamos estar equivocados y Banxico podría decidir sobrellevar la ola de generosidad de la política monetaria, recortando 50 o 75 puntos base para corregir parcialmente el diferencial de tasas frente a la Reserva Federal", añade.

 

Prevé Citibanamex contracción de 2.6% del PIB en México
Citibanamex redujo su pronóstico de crecimiento de la economía mexicana en 2020 y espera registre una contracción de 2.6 por ciento, debido a los impactos del coronavirus (COVID-19).

De acuerdo con la institución financiera, detalló que la estimación previa era un crecimiento de 0.5 por ciento y la revisión resulta de vientos en contra globales más fuertes, así como de un impacto más profundo del brote de COVID-19 en la economía nacional.

Sin embargo, una respuesta tardía en la implementación de políticas públicas de salud resultará en un choque más largo y profundo que lo originalmente anticipado, lo que en principio conduciría a una trayectoria económica "en forma de U", en lugar de "en forma de V".

"Por mayor impacto del COVID-19, respecto al anticipado inicialmente, redujimos nuestros pronósticos de crecimiento económico y tasas de interés; estimamos ahora una caída del PIB de México de -2.6 por ciento este año", afirmó.

Por lo que Citibanamex espera que el Banco de México (Banxico) recortará su tasa objetivo en 75 puntos base en su próxima reunión, y que la tasa al cierre de 2020 sea de 5.00 por ciento.

Y es que, explicó, en la medida que logre "ver a través" de la depreciación del peso, particularmente ante la fuerte contracción económica y un bajo traspaso de la depreciación cambiaria hacia la inflación.

"El nuevo escenario implica un déficit primario de -0.1 por ciento del PIB; si esto será algo que el mercado tomará de forma negativa o no, dependerá en última instancia de qué otros cambios instrumente el gobierno", opinó.

 

BBVA espera que se contraiga 4.5% la economía mexicana

 

En 2020, México registrará una contracción económica de 4.5 por ciento, debido a que una caída en el PIB es inevitable ante la pandemia del COVID-19, donde las decisiones que se tomen ahora determinarán qué tan profunda será y qué tan pronto podría darse una recuperación, consideró BBVA.

La institución financiera explicó que el país no está aislado de las disrupciones en las cadenas de valor, por lo que será severamente afectado por el previsible desplome de la producción y la demanda en Estados Unidos, así como el previsible desplome en las remesas.

Además, consideró que el impacto será mayor que en otras naciones debido a la disminución en los precios del petróleo, que resultará en un deterioro todavía mayor en el balance de Pemex, lo cual terminará afectando a las finanzas públicas.

"De momento, revisamos a la baja nuestra previsión de crecimiento del PIB a -4.5 por ciento. No está de más decir que hacer proyecciones económicas es siempre un proceso que se tiene que realizar con incertidumbre considerable y que, en este caso en particular, la incertidumbre es todavía mayor", indicó.

Sin embargo, precisó que nadie puede anticipar con precisión cuánto tiempo va a durar la pandemia o si hay factores, como por ejemplo los climáticos, que puedan significar que las tasas de contagio vayan a variar entre distintas geografías; pero si la epidemia no se ha controlado antes del verano, la contracción será todavía mayor.

Y es que, expuso, las disrupciones en las cadenas globales de valor tienen ya efectos sobre la producción manufacturera nacional, en especial en los sectores intensivos en el uso de capital como el automotriz y el de artículos electrónicos.

En cuanto al sector terciario, los servicios relacionados con el turismo, especialmente el transporte aéreo, preparación de alimentos y alojamiento temporal, indicó que se están viendo afectados de manera significativa, mientras que la demanda por otros servicios se reducirá drásticamente en los siguientes días como resultado de las medidas de prevención que deben ser implementadas.

Por lo que, en los siguientes meses el consumo privado se verá deteriorado por el menor ingreso disponible de empresas y hogares, como resultado del choque negativo sobre la producción y el empleo, mientras que la inversión profundizará su caída.

"México, además, no es la excepción y está ya siendo afectado por ese enemigo invisible. Si bien hasta ahora el número de contagios confirmados es bajo, cabría esperar, si asumimos que la dinámica de contagio será similar a la observada en otros países como España e Italia, que hubiera muchos casos más aún no confirmados y que si no se toman las medidas necesarias pronto (distanciamiento social y aislamiento, que son las que han mostrado ser efectivas, como lo muestran los casos de Corea, Taiwán y Singapur), el contagio se expandirá rápidamente", dijo.

Asimismo, señaló, el destino no tiene que ser inevitable, pero un momento de la verdad como el actual significa que es un momento importante en el que se deben tomar decisiones rápidamente, y en el que lo que se decida tendrá importantes consecuencias para el futuro.

"Una profunda recesión es inevitable, la incontrolable expansión del contagio no lo es. El momento de tomar decisiones llegó, y éstas determinarán si la caída en la actividad económica tiene corta o larga duración, y mucho más importante aún, significarán que el contagio logra eventualmente contenerse o se traducirán en un innecesario crecimiento exponencial", expresó.

Además, el banco opinó que las decisivas medidas que están tomando otros países son necesarias y seguramente se terminarán tomando en México, lo cual entre más pronto, será mucho mejor.

Señaló que "el principal responsable en este momento de la verdad es el gobierno federal, pero los gobiernos locales, las empresas y las personas también deben actuar y tomar esta crisis con altura de miras (todos estamos juntos en esto) y con la responsabilidad y urgencia que el reto amerita".

Agregó que no tomar medidas de distanciamiento social y aislamiento por temor a los impactos económicos, no solamente resultará en un problema de salud pública, sino que también puede resultar en afectaciones todavía mayores a la economía: a mayor tasa de contagio, mayor el impacto económico total.

 

 



« Notimex »