Cultural Salud


Descubre de qué está hecho el té chai

Descubre de qué está hecho el té chai


Publicación:01-05-2022
++--

Y cuáles son sus beneficios

CIUDAD DE MÉXICO.- El té chai, también llamado masala chai es una bebida originaria del sur de la India en donde lo utilizaban de manera sagrada para energizar el cuerpo, activarlo y tener la mente alerta. Está compuesto por especias como cardamomo, canela, clavo de olor, jengibre, vainilla, anís y por supuesto, té negro.
Se piensa que este té fue inventado hace más de mil quinientos años como un remedio de la medicina Ayurvédica para aliviar dolores, estimular la digestión y mejorar la circulación. Fueron los británicos cuando colonizaron India, quienes agregaron té negro a la infusión.
Por todos los ingredientes que contiene, el té chai es bueno para controlar las náuseas, mejorar la digestión y combatir la depresión. Descubre más beneficios de esta bebida.
La pimienta negra, ingrediente de esta infusión, tiene la capacidad de ayudar al páncreas a producir enzimas digestivas, lo que acelera el tiempo requerido para digerir grasas y proteínas.
Tomar este té regularmente combate los síntomas asociados con la depresión tales como la somnolencia, la falta de concentración, pues contiene cafeína que te hace que una persona se sienta activa y llena de energía. El cardamomo (otro de sus ingredientes) también es un buen estimulante.
El té chai contiene ingredientes que ayudan a eliminar el dolor asociado con la artritis y otras enfermedades inflamatorias como el clavo que ayuda a reducir la inflamación al igual que la canela y el jengibre que tiene propiedades muy parecidas al ibuprofeno.
¿Cómo prepararlo?
Ingredientes:
2 tazas de agua
1 cucharada de canela en polvo
1 cucharada de cardamomo en polvo
1 pizca de pimienta negra en polvo
1 cucharada de jengibre en polvo
1 cucharada de clavo de olor
1 cucharada de té verde
Un cuarto de taza de leche de almendra
Procedimientos:
Calentar dos tazas de agua y agregar las especias. Hervir por cinco minutos y añadir el té, deja infusionar durante cuatro minutos con la esstufa apagada.
Colar y endulzar a tu gusto con miel, si lo deseas. Servir y añadir la leche de almendra. Puedes Refrigerar para tener una bebida fresca.


« El Universal »