Cultural Literatura


Con la pandemia hemos perdido el futuro: José Luís Peixoto

Con la pandemia hemos perdido el futuro: José Luís Peixoto


Publicación:13-10-2020
++--

Tras 12 años ausente de la poesía, el escritor, uno de los novelistas contemporáneos más aclamados en Portugal, regresa a los poemas.

CIUDAD DE MÉXICO.- Al escritor portugués José Luís Peixoto la pandemia lo regresó a casa, no sólo lo confinó con su familia en Oeiras desde donde mira el Océano Atlántico, además lo regresó al hogar de su infancia en Galveias, donde nació en 1974, lo devolvió a su tiempo pasado, a sus padres y hermanos; y desde esa memoria y desde el presente nació Regreso a casa, el libro que acaba de publicar en México Cuadrivio y que marca el retornó de Peixoto a la poesía, género que le ayudó a enfrentar la incertidumbre ante la pandemia de Covid-19.
Tras 12 años ausente de la poesía, el escritor, uno de los novelistas contemporáneos más aclamados en Portugal, regresa a los poemas.
Regreso a casa es el primer poemario que publica en México con Cuadrivio Ediciones, y aparece al mismo tiempo que en Portugal, Brasil, y pronto en España; en entrevista desde Oeiras, municipio vecino de Lisboa, dice que "es la primera vez que tengo un libro saliendo así en cuatro editoriales independientes distintas, y en un trabajo concertado".
El poeta, dramaturgo, articulista, traductor y novelista, autor de Te me moriste, una de sus obras más aclamadas, y ganador del Premio Literario José Saramago 2001, habla de su novela Au tobiografía, recién aparecida en España, que tiene como protagonista a un muchacho parecido a él y su encuentro con José Saramago, Nobel 1998, quien consideró a Peixoto "una de las revelaciones más sorprendentes de la literatura portuguesa".
-¿La pandemia te regaló la poesía, un regreso a casa?
--Estaba escribiendo una novela, pero de un día para otro la casa se quedó llena con los hijos; también por una cierta claustrofobia que llegó en ese periodo de cuarentena decidí hacer esa pausa en la novela y poco a poco fueron llegando los poemas. Este es mi cuarto libro de poesía, pero no publicaba poesía desde 2008, hace 12 años que no tenía un libro de poesía y muchas veces comparo lo que fue la llegada de la poesía a mis días con lo que fue también en esos días de cuarentena y de confinamiento.
-¿La poesía es una manera de regresar a casa, de decir quién es José Luís Peixoto?
--Es cierto, esa pregunta esencial es muy importante por la idea de la casa y la poesía: ¿quién soy?, es una cuestión que va a la raíz de lo esencial porque la casa es nuestro lugar, nuestra posición, el lugar donde estamos confortables y al mismo tiempo, desde cierto punto de vista, es nuestro origen; y la poesía también maneja esos conceptos, de algún modo la poesía es una casa conceptual y la casa es otra manera de decir poesía.
-¿En esta vuelta al origen recuperas tu memoria?
--Creo que en este tiempo donde los planes que teníamos fueron cancelados o cambiaron, en que el ritmo y la velocidad que llevábamos se interrumpió, es un tiempo que nos lleva a hacer un balance, a reflexionar sobre nuestro real destino y sobre quién es la persona que somos; creo que todos llegamos a ese punto de mirar ¿dónde estamos y quiénes somos?, eso necesariamente se hace por el contraste con el pasado.
-¿Por eso hay una certeza de que está bien hacer un alto?
--En este tiempo de pandemia hemos tenido la oportunidad de parar y mirar quiénes somos; vivimos un tiempo en que el futuro cambió, el concepto de futuro es muy distinto de lo que era, antes teníamos la ilusión de que el futuro era mucho más claro de lo que es ahora, hoy estamos como si hubiéramos perdido el futuro.
-¿Sin embargo el corazón del libro es que la vida sigue?
--Creo que sí, este es un libro optimista, que intenta mantener esperanza ante esta situación porque la esperanza nos salvará, la esperanza es el combustible, es lo que tenemos para seguir viviendo aun con dificultades tan grandes como la que atravesamos.
-¿Hay aquí una especie de diario del confinamiento?
--Es cierto que este libro tiene mucho de diario no solamente por los puntos en los cuales reflexiona, sino también por esa dimensión íntima y personal que tiene, ese es un aspecto muy importante y lo veo como uno de los elementos que más me llenan de orgullo porque mi intención con este libro es que pueda tener algo de reconfortante para los otros, una voz que ponga al lector en contacto con su propia voz íntima y que en este trabajo encuentren confort y apaciguamiento.
-¿Un libro que se escribió y se publicó muy rápido?
--Hay como media docena de poemas que había escrito antes y que añadí, pero la gran mayoría de los poemas los escribí entre marzo y junio, fue una escritura muy rápida y creo que nunca había escrito un libro tan rápido.
-¿También acabas de publicar Autobiografía?
--Se esperaba que saliera en abril en España y comenzar un periodo de promoción por varios países; salió en junio pero sólo en España, desgraciadamente. Su título es muy raro, Autobiografía, pero no es realmente una autobiografía, es una novela; su personaje central es José Saramago, una persona que conocí muy bien y que en México tiene muchísimos lectores; espero podamos ir a Colombia, Perú y México.
-¿Has vuelto a la novela que escribías antes de Regreso a casa?
--Sí he vuelto, aunque nunca es fácil volver a un proyecto de novela interrumpido, siempre hay aspectos que se pierden pero uno tiene que tener conciencia de eso y estar disponible para tener un abordaje nuevo y buscar nuevas ideas, y en este caso estoy contento de haber vuelto a esta novela porque escribir una novela es un trabajo muy intenso en el cual uno se involucra de una manera muy intensa y estoy contento de haber recuperado ese trabajo.


« El Universal »