##ctrlhtmlheadnotanoticia##
##ctrlheader##

Cultural Más Cultural


Celebran Centenario de Joseph Beuys

Celebran Centenario de Joseph Beuys
El 12 de mayo de 2021 se conmemoran 100 años de su nacimiento

Publicación:08-05-2021

TEMA: #Arte  

version androidversion iphone
++--

Hay pocos artistas que hayan acumulado tantas etiquetas como él

Berlin, Alemania.-Hay pocos artistas alemanes tan conocidos como Joseph Beuys, incluso 35 años después de su muerte. El 12 de mayo de 2021 se conmemoran 100 años de su nacimiento y muchos museos de su país natal lo celebran. Pero ¿quién era este extraño alemán, cuyos signos distintivos eran un chaleco de pescador y un sombrero, al que le gustaba trabajar con fieltro y grasa y que deseaba abolir el capitalismo y sanar al mundo con arte? ¿Por qué sigue dividiendo hasta hoy al mundo del arte? Hay pocos artistas que hayan acumulado tantas etiquetas como él: mago de la grasa y el fieltro, crítico de la sociedad, activista por la democracia y el medioambiente, carismático, comprometido con el mundo, profesor de arte, cofundador de Los Verdes, chamán, estrella mediática… La lista podría continuar.

Nada de todo eso es falso, pero ninguna de esas etiquetas describe por completo a Beuys. ¿Quién era realmente? "Beuys trató de rescatar el arte de su pedestal elitista por medio de la 'plástica social' y trasladarlo a la realidad de la vida de la gente", dice  Bettina Paust, antigua directora del Museo Beuys de Baja Renania y coeditora de un libro sobre Beuys de reciente publicación.

La "plástica social" fue el concepto central del universo artístico de Beuys. Su lema "cada persona es artista" quería decir que todos, como seres sociales, tienen la capacidad creativa para transformarse a sí mismos y al mundo. Con su arte, con sus acciones, con sus discursos, Beuys planteaba las siguientes preguntas: ¿Qué es democracia? ¿Es el capitalismo el fin? ¿Cómo sirve el arte a la sociedad? Joseph Beuys no entendía por arte obras aisladas que uno cuelga en el salón o en el museo, sino acontecimientos, conversaciones y procesos de pensamiento que hay que impulsar mediante acciones, para que desplieguen su propia dinámica.

También por eso, Beuys aceptó a 100 alumnos en su clase de arte, en la Academia de Düsseldorf en la que él mismo provocó su propio despido. "Lo más importante de su legado no se ha cumplido", escribió en el diario Neue Zürcher Zeitung el historiador del arte Christian Saehrendt. "No se ha producido una profunda democratización de la sociedad". 

##ctrlnotapublicidadparrafo##

Los esfuerzos artísticos de Beuys tuvieron lugar en el marco del Zeitgeist de la posguerra, un momento impregnado por la política socioliberal y el auge económico. Beuys dibujó y realizó, sobre todo con grasa y fieltro, objetos masivos, esculturas e instalaciones. Y dio expresión por medio de sus acciones artísticas y happenings a sus ideas democráticas y de transformación de la sociedad. Una de las más espectaculares tuvo lugar en 1982, en el festival de arte "documenta 7", cuando plantó 7.000 robles en la ciudad de Kassel con el fin de reivindicar ciudades verdes.

Beuys explicaba con mitos biógraficos su arte y el uso de grasa y fieltro como materiales. Divulgó la leyenda de que, siendo piloto de la Wehrmacht, el entonces Ejército alemán, su avión cayó sobre Crimea y fue salvado por tártaros. "Frotaron mi cuerpo con grasa para que entrara en calor y me envolvieron en fieltro, porque el fieltro conserva el calor". Su galerista, René Block, lo lanzó a la fama en Estados Unidos y a nivel internacional en 1974 con la instalación "La manada". En 1979, el Guggenheim de Nueva York le dedicó una monumental retrospectiva y lo celebró como el artista alemán "más significativo de la posguerra en Europa". Los precios de sus obras alcanzaron cifras astronómicas y hoy sus obras pueden admirarse en colecciones privadas y museos de todo el mundo.



« Redacción »
##ctrlfooter## ##ctrlhtmlbodyendnotanoticia##