Cultural Psicología


Atención, el mejor regalo para los niños

Atención, el mejor regalo para los niños


Publicación:02-05-2021
++--

A más de un año del inicio de la pandemia, estas actividades podrían darles a los pequeños una excelente celebración

CIUDAD DE MÉXICO.- Para celebrar a los niños, algunas opciones que se pueden regalar a los pequeños, es la atención e interacción que los ayude en el desarrollo de sus emociones y sentimientos a través de los juegos de mesa, de destreza y hacer deporte.
Así lo recomienda Claudia Hernández Cabrera, psicóloga de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien mencionó para El Gráfico de EL UNIVERSAL, que a más de un año del inicio de la pandemia, estas actividades podrían darles a los pequeños una excelente celebración fuera de los aparatos electrónicos y el estrés generado por las clases en línea.
Pérdida de motivación. Pero ¿por qué? La especialista mencionó que estas actividades estimulan, ejercitan y despejan la mente de los niños, quienes, durante el confinamiento han caído en una problemática cada vez más común: la pérdida del gusto por desempeñarse en la escuela, debido a una desmotivación ocasionada por no poder interactuar con sus compañeros.
"La interacción para cualquier ser humano es algo básico, principalmente en la infancia, porque ahí es donde los niños toman sus herramientas, que serán ese pilar para lo que quieran hacer en su etapa adulta".
La especialista añadió que la escuela es un espacio de gran importancia, pues es en las aulas y el patio de juegos, donde los pequeños desarrollan sus habilidades sociales y de convivencia, mismas que se han mermado durante las clases en línea.
Es por eso que estimular su imaginación a través de las convivencias familiares, juegos, contar anécdotas de la niñez, leerles un cuento y pasar tiempo de calidad con ellos, puede ser una práctica muy efectiva.
Adiós a la aventura. Desde el cierre de los parques públicos y áreas de juegos, la sensación de libertad al correr, trepar por las escaleras de una resbaladilla o sujetarse de las cadenas de un columpio, poco a poco se han ido perdiendo en los menores.
Malinalli, una pequeña de seis años, contó que antes de quedarse por mucho tiempo en casa para no enfermarse ella ni a sus abuelitos, disfrutaba correr por el pasto y la arena de los parques donde solía jugar.
Ella dice extrañar encontrarse con sus amigos y algo que empeoró sus emociones fue la pandemia, pues con entusiasmo esperaba ingresar a la primaria y conocer a sus nuevos compañeritos, algo que no ocurrió.
"Pienso que, a partir de esta nueva era, por decirlo de una manera, las próximas generaciones se desenvolverán en las escuelas con un poco de carencia en sus conocimientos, es por eso que sí es importante darles estas herramientas a ellos, para que en cuanto se pueda volver, no pierdan las ganas de seguir estudiando y conociendo personas", concluyó la psicóloga.
Es por ello, afirmó, que dedicarles unas horas al día a sus pequeños y estimularlos a través de actividades cognitivas y recreativas, concursos, manualidades y deporte, es una excelente forma de cuidarlos y enriquecer su crecimiento.


« El Universal »