Monitor Consolas y Videojuegos


La pantalla de Nintendo Switch OLED a prueba


Publicación:13-01-2022


++--

¿Aguantará 11 semanas encendida y con la misma imagen?

Nintendo Switch OLED se ha convertido en todo un éxito por parte de la compañía japonesa, pero su pantalla ha generado, desde su lanzamiento, algunas dudas por los posibles problemas que podría dar a medio y (sobre todo) a largo plazo. Esas dudas se centran en un «mal» muy conocido que sufren las pantallas OLED, la tendencia a sufrir «quemaduras» cuando se mantienen imágenes estáticas durante mucho tiempo.

Antes de seguir, quiero recordaros que ese problema era algo relativamente frecuente en las primeras etapas de los paneles OLED, pero con el paso del tiempo la resistencia de este tipo de paneles a esas «quemaduras» ha ido mejorando exponencialmente, y esto ha minimizado su impacto de forma notable. Con esto en mente, lo más sensato sería pensar que el panel que ha utilizado la gran N en la Nintendo Switch OLED sería capaz de aguantar una prueba de resistencia exigente, ¿pero y si hablamos de una prueba extrema? La respuesta la tenemos en el vídeo adjunto.

El canal de Youtube Wulff Den dejó una Nintendo Switch OLED encendida durante 75 días con una imagen estática, concretamente se trataba de una captura de pantalla de The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Dicha imagen se mantuvo de forma ininterrumpida, y sin ningún tipo de variación durante dicho periodo de tiempo. En total, hablamos de 1.800 horas seguidas. Impresionante, ¿verdad? ¿Pero sufrió algún tipo de daño la pantalla de la consola?

Nintendo Switch OLED: Una pantalla de primera

Es la conclusión que podemos sacar tras ver que la pantalla de dicha consola superó sin problemas esa prueba de resistencia. Para realizar esta prueba, se utilizó un mando Hori Split Pad Pro Controller personalizado, que se ocupaba de realizar pulsaciones de botón automáticas para evitar que se apagase la pantalla, lo que habría invalidado los resultados. Obviamente, la consola se mantuvo conectada a la corriente eléctrica en todo momento.

Según el autor de esta prueba, los resultados fueron muy positivos. No se apreciaban ningún síntoma de «quemadura» en la pantalla, y tampoco habían diferencias importantes en la representación de los colores, salvo pequeñas excepciones. Las más importantes fueron una leve reducción del brillo en los tonos blancos del techo de la capilla, y que el tono blanco azulado presenta un ligero tintado verde.

Con esto en mente, creo que puedes quedarte totalmente tranquilo si tienes una Nintendo Switch OLED, es más probable que acabes cambiando de consola antes de que esta te empiece a dar cualquier problema de pantalla. No obstante, ten presente que cada dispositivo con panel OLED es un mundo distinto, y que esta prueba no debe ser tomada como un referente absoluto ni aplicarse por igual a todos los paneles OLED.



« Especial »