Sabias Que Monitor


Web5: la web, aun más descentralizada

Web5: la web, aun más descentralizada
Un cambio de enfoque

Publicación:08-10-2022
++--

Cuando parece que la conocida como Web3 está todavía dando sus primeros pasos, ya hace unos meses que hemos empezado a escuchar hablar de Web5.

Nada menos que en boca de Jack Dorsey, ex CEO de Twitter, que a principios de este año 2022 anunció que, desde una filial de su compañía Block (antes Square), iba a dedicarse al desarrollo de Web5. Y lo hizo tras criticar abiertamente Web3, a la que acusa de ser también muy centralizada, como la Web2, y muy hostil hacia los objetivos generales que se buscaba conseguir al principio de su desarrollo.

Dorsey, que tampoco esconde su interés por todo lo relacionado con el Bitcoin, no solo se quedó en las críticas a Web3. También propuso soluciones a los problemas que están generándose durante su desarrollo e implementación, con Web5, que desarrollará a través de TBD, una de las cinco filiales de Block (las otras cuatro son Square, Cash App. Spiral y Tidal).

El nombre de TBD viene del acrónimo «to be determined», esto es, «por determinar», que se empleó para identificar a toda la empresa, cuando aún no tenía nombre, y al final, se quedó con él. El pasado mes de junio, TBD anunció su intención de desarrollar Web5 como una plataforma web descentralizada (DWP), aunque todavía no hay muchos detalles sobre cómo será finalmente.

Un cambio de enfoque

La web ha ido sufriendo cambios y evoluciones constantes prácticamente desde sus inicios. En los años 90 empezó como la web 1.0 y empezó a evolucionar hasta la versión dominante en la actualidad: la web 2.0, que llegó a mediados de la década del 2000.

Desde no hace mucho, el término Web3, impulsado por el movimiento relacionado con la tecnología y el movimiento Blockchain, se escucha también con  fuerza. Se refiere al desarrollo de una nueva iteración de internet sobre redes de blockchain descentralizadas y públicas. Pero estas redes descentralizadas no son del gusto de todos los expertos de Internet, con Dorsey a la cabeza. Por eso proponen crear Web5.

Para los críticos con Web3, desarrollar la web directamente sobre la tecnología Blockchain no es la solución para crear una web descentralizada como pretenden sus seguidores.

Por eso, los desarrolladores de Web5 trabajan con un enfoque de diseño distinto. La mayor parte de Web5 no estará desarrollada basándose en la tecnología Blockchain. Solo utilizarán una red Blockchain pública, que en su implementación concreta actual es la Blockchain de Bitcoin, cuando sea estrictamente necesario.

¿Por qué se ha saltado de Web3 a Web5?

Hasta aquí hemos hablado de web 2, 3 y 5. Pero ni una sola vez de Web4. Esto se debe a que los promotores de Web5 se han saltado directamente el número 4. Las razones por las que lo han hecho no están claras. No obstante, algunos creen que la Web4 ya existe, y es la que se ha utilizado en la era de los móviles. Es decir, es la prevalencia de los móviles en el uso de Internet la que define la Web 4.

Además, Web5 no es un término nuevo. no es Jack Dorsey quien le ha puesto nombre. Ya en 209, Tim Berners-Lee, al que se le atribuye la invención de la web, se refería a el para dar nombre a lo que llamó «web emocional» en una de sus charlas.

Las bases de Web5

Los conceptos básicos que sientan las bases de la Web5 son cuatro: Nodos web descentralizados (DWNs), Apps web descentralizadas (DWAs), Identificadores descentralizados (DIDs) y Credenciales verificables (VCs).

Los nodos web descentralizados son los que sientan las bases de la red distribuida de nodos web que componen la red peer-to-peer de la Web5. Estos nodos los hacen funcionar los propios usuarios de la Web5, y sirven como mecanismo de almacenamiento de datos y de punto fiable para mensajería. De esta manera, otros participantes en la Web5 pueden pasar, compartir e identificar información entre unos y otros.

Estos nodos, por lo tanto, son controlados por usuarios, y se distribuyen con cada uno de ellos. Así, a partir de una red de nodos, forman una malla de almacenamiento de datos. De ahí su nombre. Almacenan datos y facilitan la comunicación entre usuarios.

El segundo de los elementos, las apps web descentralizadas, son muy parecidas a las conocidas como apps web progresivas. Estas son las apps típicas que usan proveedores de servicios web como Twitter o Telegram. Las de la Web5 son su versión descentralizada, y son como una página que alberga todas las funciones de una app nativa. Más o menos una versión híbrida entre una web y una aplicación móvil.

Dado que son descentralizadas, a diferencia de lo que sucede con las apps web progresivas, pueden funcionar sin servidor. Con ellas no se almacenan datos. Estos están en los nodos web descentralizados, como acabamos de ver. Las apps descentralizadas se encargan de pedir los datos a los nodos. Eso sí, estas apps solo pueden pedir datos a un nodo si tienen la dirección de su usuario.

Al tener bajo control su propio nodo, un usuario puede elegir si hace que los datos que están almacenados en él estén disponibles o no. Si los datos son privados, el propietario del nodo debe conceder a una aplicación acceso a los datos para poder utilizarlos. En caso de que los datos sean públicos, la aplicación puede acceder directamente a ellos.

La tercera pata de Web5 son los identificadores descentralizados. Son los únicos componentes de Web5 que están relacionados con una Blockchain pública, y no son mas que identificadores únicos generados por el usuario y autorregulados. Los usuarios que los crean pueden identificarse con ellos en cualquier momento, sin necesidad de depender de cualquier actor centralizado. Funcionan, por tanto, como una especie de tarjeta de identidad descentralizada, lo que da pie a contar con una identidad online propia.

Un identificador descentralizado puede conseguir credenciales que se pueden verificar, y representar no solo la identidad. También pueden ser una prueba de la capacitación profesional o académica, por ejemplo. Así se da credibilidad al identificadador, y de rebote, a la identidad digital de un usuario.

Si siguen evolucionando, se pueden incluso utilizar en el futuro como base para crear una identidad o credenciales verificables para el mundo digital.

Diferencias entre Web3 y Web5

El objetivo de Web5, por lo que hemos visto hasta ahora, es bastante parecido al de Web3. Pero tiene algunas diferencias. Con las aplicaciones Web3, se despliegan contratos inteligentes sobre una Blockchain pública, como Ethereum. Por eso se conoce a las aplicaciones Web3 como aplicaciones descentralizadas, dado que el backend de su código está en una red descentralizada que es, básicamente, una Blockchain pública.

En Web 5 hay aplicaciones web descentralizadas que no están desarrolladas con base en una Blockchain y que pueden interactuar con nodos web descentralizados que compongan una red peer-to-peer independiente de cualquier Blockchain pública. Las apps web se pueden comunicar con los nodos, y a su vez los nodos se comunican entre ellos. Asimismo, esta comunicación no depende de ninguna transacción basada en Blockchain.

Esta es la diferencia con respecto a Web3. A través de las apps descentralizadas, los usuarios pueden comunicarse con los contratos inteligentes en la Blockchain, y cada paso que dan se graba como transacción en la Blockchain pública. Esto lleva a que cada acción necesite una transacción que suceda en una Blockchain pública. La propiedad de cada activo único queda garantizada través de tokens, fungibles o no. Esto se hace de manera completamente distinta en Web5, ya que en ella no existe el concepto de token.

Otra diferencia entre la Web3 y la Web5 es que con esta última, los datos se almacenan con los propios usuarios, como hemos mencionado, en nodos web descentralizados. En Web3, se almacenan en soluciones descentralizadas específicas para ello, o en sistemas de archivos distribuidos, como IPFS. Se encargan de guardar la información y de distribuirla por una red peer-to-peer

Por otro lado, los identificadores descentralizados que se usan en la Web5 sí están conectados y anclados a la tecnología Blockchain. En concreto, a la Blockchain de Bitcoin. Pero su anclado no se realiza directamente en Bitcoin. Para ello se utiliza una segunda capa de red de identificador en ella, llamada ION y desarrollada inicialmente por Microsoft. ION se ejecuta sobre Bitcoin, almacenando identificadores, y es una alternativa descentralizada a los DNS para los identificadores de identidad.

Eso sí, por ahora la Blockchain que se utiliza para anclar los identificadores es la de Bitcoin, pero el desarrollo de estos y de ION es lo bastante modular como para que puedan desligarse de esta y anclarse a otra solución de Blockchain si se considera necesario en un momento dado.

¿Cuál es su objetivo?

En la actualidad, los usuarios web no somos propietarios de nuestros datos ni controlamos nuestra identidad online. Con Web5 se espera que esto pueda cambiar. Su base es salir de una Internet en la que los datos de los usuarios web sean cautivos de varios silos de aplicaciones.

Al cambiar este modelo, Web5 espera que los usuarios puedan ser propietarios de sus datos y controlar, por defecto, su identidad online. Además, por cómo estarán alojados sus datos, podrá saltar de aplicación en aplicación llevándolos consigo.

De esta manera no será necesario que se identifique varias veces para acceder a varias aplicaciones. La aplicación preguntará lo que necesite saber a los datos relevantes de un usuario que estén en un nodo web descentralizado. Así, saltar por ejemplo de Facebook a Twitter en la Web5 no implicará identificarse una vez en cada sitio. Ya pruebas quien eres al acceder, sin tener que introducir credenciales de forma manual.

Tener los datos personales en un nodo web descentralizado tiene también otras ventajas. Debido a la propiedad real que ofrece este sistema, un usuario no solo tiene más control sobre sus datos, sino que estos no están en un hub centralizado que atraiga a los atacantes que quieran robarlos. Por eso, es más seguro.

Ademas, un usuario puede guardar sus preferencias y configuraciones en uno de estos nodos, y apps distintas pueden acceder a la información relevante para ofrecerles una experiencia personalizada de acuerdo a ellos.

Por tanto, la Web5 está pensada para ser una web auténticamente descentralizada. O al menos es lo que asegura Jack Dorsey que conseguirán con su desarrollo. Eso sí, todavía no se sabe cuándo podremos ver los frutos de su trabajo, por lo que habrá que esperar a ver si cumplen lo prometido.



« Especial »