Sabias Que Monitor


Utilizará procesadores AMD EPYC en su nuevo superordenador

Utilizará procesadores AMD EPYC en su nuevo superordenador
Polaris trabajará como un potente banco de pruebas

Publicación:01-09-2021
++--

Los procesadores AMD EPYC han marcado un importante punto de inflexión, y lo han hecho a nivel general.

Ya que no solo han permitido al gigante de Sunnyvale volver a competir en un sector en el que anteriormente no tenían cabida, debido al pobre rendimiento y a la baja eficiencia de la arquitectura Bulldozer, sino que además le han dado la corona del rendimiento monohilo y multihilo, gracias a las mejoras que introdujo recientemente la arquitectura Zen 3.

Con todo eso en mente, es fácil entender que el Departamento de Energía de EE.UU. haya decidido utilizar procesadores AMD EPYC en su próximo superordenador, conocido con el nombre «Polaris», que fue presentado recientemente por HPE, y que estará operativo a principios de 2022, siempre que todo vaya según lo previsto.

Polaris trabajará como un potente banco de pruebas, y como tal, ayudará a los científicos e investigadores a desarrollar sus aplicaciones y contenidos más importantes que serán utilizados en otro superordenador, el Aurora de ANL, un equipo pensado para computación a exaescala que utilizará CPUs y GPUs Intel, y cuya entrada en producción estaba prevista para 2021.

Bien, ¿y qué claves definirán a Polaris? AMD nos ha confirmado que este equipo estará basado en procesadores EPYC 7532 y EPYC 7543, y que será capaz de ofrecer una potencia de hasta 44 PFLOPs (petaflops) en doble precisión, y hasta 1,4 EFLOPs (exaflops) en inteligencia artificial. Son valores muy elevados, de eso no hay ninguna duda. Se espera que Polaris se empiece a instalar en los próximos días, así que de momento los plazos van según lo previsto, y como hemos indicado anteriormente debería estar listo para empezar a utilizarse a principios de 2022.

Este tipo de noticias son importantes porque, como hemos dicho al principio del artículo, confirman que AMD ha sido capaz de volver al sector profesional por la puerta grande, y ponen de relieve que lo que a muchos les pareció un error garrafal acabó siendo, al final, todo un acierto por parte de AMD. Hablo del salto a un diseño CPU MCM, es decir, módulo multi-chip, una arquitectura que, al final, han acabado abrazando gigantes como Intel con Sapphire Rapids, y que también llegará al sector GPU con RDNA 3.



« Especial »