Sabias Que Nacional


Repunta pobreza: se terminan buenos sueldos

Repunta pobreza: se terminan buenos sueldos


Publicación:06-12-2022
++--

La ciudad de Querétaro fue donde más aumentó la pobreza laboral

La pobreza laboral se ensañó en las ciudades debido a que se están terminando los buenos salarios, hay más inflación y menos crecimiento económico, dicen especialistas consultados por EL UNIVERSAL.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) detectó un repunte de los trabajadores que obtuvieron ingresos insuficientes para comprar la canasta alimentaria durante la pandemia.

La ciudad de Querétaro fue donde más aumentó la pobreza laboral, pues 36.9% de los empleados se encontraban en esta situación entre julio y septiembre pasado, mientras que 27.5% estaba en pobreza en los primeros meses de 2020; es decir, hubo un aumento de casi 10 puntos durante la crisis sanitaria.

Estas personas tuvieron que buscar otras fuentes de recursos, como remesas o programas sociales, para llevar el pan al hogar. "El repunte de la pobreza en Querétaro se debe a un tema de presión laboral, porque sigue siendo una ciudad que recibe población y que, desafortunadamente, no crece como solía hacerlo y no genera los empleos que estamos acostumbrados a ver, es decir, empleos formales con mayor salario, pues todavía no alcanza una estabilidad económica como solíamos observar en años anteriores", expone Guillermina Rodríguez, subdirectora de Estudios Económicos de CitiBanamex. 

En segundo lugar aparece la ciudad de Aguascalientes, cuya población en pobreza laboral aumentó de 28.5% a 37.6% durante la pandemia, pues "ha tenido un desempeño bastante malo en términos económicos, principalmente en la parte automotriz que no ha logrado recuperarse y esto tiene incidencia en la generación de empleos e incluso en los salarios", señala Rodríguez.

Desde su punto de vista, el mal desempeño automotriz se debe, sobre todo, a la falta de insumos para su producción, lo que ha deteriorado, no sólo los indicadores de pobreza en la urbe, sino los de la actividad económica en general, agrega.

En su opinión, el fuerte repunte de la pobreza laboral en Querétaro es resultado de la menor inversión y el estancamiento económico, así como de una menor producción de manufacturas, en el caso de Aguascalientes. Después de estas dos ciudades se encuentran Zacatecas, Monterrey, León, Pachuca, y en séptimo lugar aparece la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

En particular, Monterrey y León tienen más pobreza dado que las personas no encuentran sueldos adecuados a sus necesidades para integrarse al mercado de trabajo, pues "a veces prefieren esperar un poco a tener mejores salarios que aceptar empleos con menores salarios", dice la experta de CitiBanamex.

En el caso de Zacatecas se debe a la menor incorporación de mano de obra, así como los bajos salarios ofrecidos, comenta. Para la especialista, el caso de la Ciudad de México no debe sorprender, ya que ha sido de las urbes más afectadas por la pandemia en crecimiento económico.

"La capital del país, que es gran dependiente de los servicios, no tuvo una recuperación económica como lo hubiéramos querido, pues apenas empieza a haber señales de crecimiento, pero hasta hace un trimestre era la entidad que menos estaba creciendo", indica Rodríguez.

Marginación citadina

En todo el país, el número de mexicanos en pobreza laboral pasó de 46.1 millones a 51.6 millones en la pandemia, es decir, 5.5 millones más, de acuerdo con los datos del Coneval y las estimaciones de población del Inegi.

El repunte se concentró principalmente en las áreas urbanas con más de 2 mil 500 habitantes, cuya población en pobreza aumentó de 32.1 millones a 36.5 millones, lo que significó un incremento de 4.4 millones.

Esta concentración se debe principalmente a la densidad poblacional urbana, así como al aumento de precios de los alimentos, opina José Nabor Cruz, secretario ejecutivo del Coneval.

"El encarecimiento de los productos alimentarios registrado en los últimos 12 meses ha sido mayor en las ciudades que en las zonas rurales, donde algunos productos de la canasta alimentaria, como el jitomate, chile e inclusive el limón, pueden ser accesibles por el método de producción para el autoconsumo", dice el directivo.

Destaca que la pérdida de empleos o reducciones de jornadas de trabajo tuvo un impacto mayor en los trabajadores urbanos que en el campo, lo que trajo consigo una caída en sus ingresos.

Sin embargo, hay un grupo de siete ciudades, cuyo porcentaje de población en pobreza laboral es menor que antes de la pandemia. Se trata de Durango, Reynosa, Ciudad del Carmen, Ciudad Juárez, La Paz, así como Tijuana y Mexicali.

La mayoría de éstas se ubican cerca de la frontera norte y fueron beneficiadas por el perfil maquilador de su economía en algunos casos, así como por el importante aumento en los salarios mínimos en años recientes, afirma el secretario del Coneval.

En el caso particular de Durango, puede relacionarse con la diversidad de actividades que tiene la entidad, mientras en Ciudad del Carmen responde al turismo, agrega el también investigador.

Obstáculos y riesgos

José Nabor Cruz advierte que la informalidad es uno de los principales obstáculos que puede limitar la disminución de la pobreza laboral en las ciudades, pues los salarios en ese sector son casi la mitad de los que se pagan en la economía formal.

"Si lo vemos con las cifras al tercer trimestre de 2022, las localidades con mayores porcentajes de pobreza laboral se encuentran también entre las que tiene una mayor participación de trabajos en el área informal", expone. La coordinadora de análisis de México, ¿cómo vamos?, Adriana García, ve riesgo de peores condiciones de vida para los mexicanos. Desde su punto de vista, la probabilidad de que permanezcan los precios de los alimentos por encima de la inflación general sigue siendo elevada, lo que limitaría el poder adquisitivo de los hogares para comprar los insumos indispensables a cada uno de sus integrantes.

"Desafortunadamente, aunque la economía mexicana ya tiene el mismo tamaño que tenía en 2019, existe el rezago de lo que dejamos de crecer en estos últimos tres años", considera.

"Tenemos el reto por delante de remontar lo perdido y con precios de alimentos que no parecen tener una disminución pronta, pues se ve muy complicado el próximo año para el gasto de los hogares", agrega la especialista.

Las remesas son una fuente importante de recursos para que las personas con ingresos insuficientes cubran sus necesidades. Consideradas por el Banco Mundial como vitales para reducir la pobreza y desigualdad, las remesas han sorprendido por el crecimiento mostrado tras la pandemia, pues en lugar de verse limitadas, aceleraron su avance en los últimos años.

El Banco de México dio a conocer este jueves que el país recibió 48 mil 338 millones de dólares por remesas de enero a octubre; casi un billón de pesos. El presidente Andrés Manuel López Obrador estima que llegará un récord de 60 mil millones por remesas en todo 2022.

En la última década, las transferencias se triplicaron gracias al desempeño de la economía de Estados Unidos, de donde proviene 95% de ellas. Si las remesas no existieran, habría más pobreza en nuestro país y el dólar sería más caro, opina Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

"El gran crecimiento que muestran las remesas revela el fracaso de las políticas económicas en el país, en particular de 2019 a la fecha, pues en este periodo ha aumentado el flujo de personas que abandonan el país en busca de nuevas oportunidades, pues es difícil encontrar un trabajo digno y bien remunerado en México, principalmente para las clases trabajadoras con un nivel educativo bajo", explica.

Desde su punto de vista, los problemas de inseguridad también han contribuido a que los mexicanos abandonen su hogar, sobre todo en lugares como Michoacán, el segundo estado que capta más remesas. México desplazó a China como el segundo mayor receptor de remesas del planeta en 2021, reportó el Banco Mundial.



« El Universal »