Sabias Que Monitor


Por qué no existen HDD con más de 256 MB de caché

Por qué no existen HDD con más de 256 MB de caché
Ya sea porque no caen o por simple desconocimiento.

Publicación:30-07-2020
++--

El mundo de los discos duros tiene algunos apartados bastante curiosos donde la mayoría de la gente no se hace ciertas preguntas interesantes.

Una de estas preguntas va relacionada con la caché que incluyen los HDD actuales, y es que no hay manera de encontrar un modelo que supere los 256 MB de esta memoria, sin importar la capacidad del disco, ¿por qué ocurre esto? ¿por qué los HDD tienen esa memoria caché máxima?

No hay un solo motivo para explicar esto, ya que independientemente del fabricante donde miremos todos están en ese punto exactamente. Al mismo tiempo, tampoco importa si miramos componentes de escritorio, industrial o empresarial, todos los modelos portan 256 MB, ¿a qué se debe si son tan distintos?

Memoria caché de un HDD, el eterno dilema

Añadir más caché o no, ser justo o quedarse corto. Es un dilema que enfrentan los fabricantes para todos los sectores, donde siempre hay un denominador común que marca las pautas: el rendimiento.

Desde el punto de vista operativo, la caché de un HDD está muy limitada en sus tareas, principalmente porque toda la industria sabe que acceder al disco duro es lo que más penaliza el rendimiento. Por ello, el número de tareas que tiene que realizar un disco duro mecánico son muy limitadas y esto provoca que la caché que introducen los fabricantes sea la justa y precisa para el correcto rendimiento de cada unidad.

Ningún disco duro mecánico por sí solo es capaz de llenar con datos toda su interfaz, solo los SSD han llegado hasta ese punto y por lo tanto, la cantidad de datos a trabajar entre interfaz, RAM, pipeline y caché es bastante discreta si lo comparamos con otras técnicas como las que usa Microsoft en Windows para evitar accesos al HDD.

¿Qué necesita hacer un HDD mecánico a día de hoy en su caché? Como mucho, trabajar e intercambiar información entre algunos algoritmos, el bus, la interfaz y sobre todo el NCQ, el cual sí que necesita de una caché amplia y rápida para minimizar las distancias de búsqueda. Y aquí llega otro factor clave para entender el tamaño de la caché.

La latencia en la caché es determinante

Tener mayor caché solo implicaría un mayor espacio innecesario a día de hoy por lo comentado, pero además, de necesitarse significaría que se necesita mayor velocidad de la misma. Tiempos de acceso en nanosegundos completos son una pérdida muy importante de rendimiento incluso en un HDD.

Por ello, no solamente habría que ampliar el tamaño en ese caso, sino mejorar los tiempos de acceso totales. Por último está el tema del coste. La industria y los fabricantes pelean entre ellos de forma despiadada en muchas ocasiones y tienen los costes calculados al céntimo. Ahora mismo en cuanto a caché la industria se mueve en tres tamaños principales que reducen los costes generales: 64, 128 y 256 MB, pero si alguien quiere salirse del tiesto va a tener que soportar un sobre coste que tiene que ser increíblemente justificado con todo lo expuesto aquí.

De hecho, como el estándar actual se está moviendo a 256 MB como tal, hay HDD con esta capacidad en su caché que realmente no la necesitan, pero que la incluyen por costes, lo cual es una ventaja para usuarios y empresas en términos económicos, pero no hay un impacto real ni presente ni futuro que determine una mejora de rendimiento.

por Javier López



« Especial »