Sabias Que Cultural


Papás imperfectos

Papás imperfectos


Publicación:18-06-2022
++--

No pasa nada si rompes con los estereotipos.

CIUDAD DE MÉXICO.- La figura paterna no tiene por qué ser un Superman; no pasa nada si rompes con los estereotipos.
1. Los papás no son buenos curando heridas. Si el peque se cae o tiene algún raspón o se corta, la mamá es quien suele salir al rescate; sin embargo, un buen papá no solo es capaz de curar raspones, golpes y cortadas, también pueden "curar" corazones rotos, consolar, apoyar y reconfortar.
2. Deben saber hacer carne asada. Uno de los estereotipos más comunes. No saber prender un asador de leña o carbón, no te vuelve mal padre; no dar de comer a tus hijos, sí. Hay muchos padres que saben hacer de comer, tienen buen sazón y hasta guisan mejor que muchas mamás.
3. No cambian pañales. Hasta hace un par de décadas, cambiar pañales era sinónimo de "mandilón", así que no lo hacían; hoy incluso en los baños públicos de los hombres, se pueden encontrar mesitas para realizar esta tarea.
4. No hablan de sexo con sus hijas. Ciertamente, a los papás les cuesta más trabajo tocar los temas cien por ciento femeninos, tales como la menstruación o la ovulación, pero no dudan en hablar de no tener sexo casual, de cuidarse del embarazo no deseado, de no creerle todo al novio y de lo que consideran decente.
5. Deben celar a las hijas. La imagen del padre celoso es una de las más populares. Pese a los miedos que pueden tener, no todos los padres son desconfiados y celosos, pero muchos sí son muy protectores. Ten confianza en la educación que le brindas a tu pequeña y establece una buena comunicación con ella para que crezca sin temores y los celos no te invadan; aun en pareja, podrá seguir siendo la niña de tus ojos.
6. Solo regañan cuando a la mamá no le hacen caso. En ella suele recaer el imponer la disciplina, pero solo porque en muchas situaciones las mamás son las que pasan mayor tiempo con los hijos. Sin embargo, los padres de hoy participan más en la educación y, en ocasiones, son mejores negociadores que mamá.
7. Sólo le toca ser proveedor. Esto era cierto hace muchos años, los padres de hoy también suelen lavar ropa, hacer la limpieza, cocinar y ayudar con las tareas domésticas. Ni mamá es solo una "trabajadora doméstica", ni papá debe ser considerado un "banco" que genere dinero para cubrir las necesidades materiales del hogar.
8. No muestran sus sentimientos. No, no debes ser ejemplo de fortaleza, ni debes imponerle a tus hijos varones la idea de que sólo las niñas lloran. Esta idea es probablemente la que más trabajo les cuesta superar a los papás, pero saber gestionar las emociones es básico. Por fortuna, ya es más común verlos buscar formas sanas de expresarse.
9. Aguanta el dolor sin quejas. Al igual que el no llorar, esta herencia del machismo va en desuso. Los padres deben sentirse libres de expresarse cuando algo les duele, ya sea física o emocionalmente, y dejan que sus hijos lo hagan cuando lo necesiten.
10. Debe enseñarte a andar en bici o manejar. Muchas veces esta habilidad la aprenden con los amigos y el padre termina sintiéndose culpable por "no haber hecho su parte". Los hijos no olvidan quién les enseñó las cosas realmente importantes.


« El Universal »