Sabias Que Nacional


Obliga cártel a bajar precios de la tortilla

Obliga cártel a bajar precios de la tortilla


Publicación:19-08-2022
++--

En Iguala está ocurriendo lo contrario a otros municipios donde el precio del kilogramo de tortilla va en aumento.

Chilpancingo, Gro./El Universal.- El precio del kilogramo de tortilla en Iguala, Guerrero, pasó de 23 a 21 pesos supuestamente por órdenes de la organización criminal el Cártel de la Sierra.

Desde el lunes pasado, en los mostradores de tortillerías de Iguala se vio un letrero que anunciaba a los consumidores que a partir del 15 de agosto el precio de la tortilla sería de 21 pesos.

"A partir del 15 de agosto por apoyo a las familias igualtecas el precio del Kg. Tortilla 21. Kg. masa 12 y Kg. Taquería 19. Atte. La Sierra". Las imágenes de las cartulinas se difundieron en las redes sociales. De acuerdo a reportes de la prensa local, algunos establecimientos decidieron suspender el servicio.

En Iguala está ocurriendo lo contrario a otros municipios donde el precio del kilogramo de tortilla va en aumento. Por ejemplo en Chilpancingo el precio de la tortilla pasó de 22 a 24 pesos. 

En Acapulco en algunas tortillerías vale hasta los 29 pesos. En Iguala no es la primera vez que organizaciones sociales imponen los precios de productos básicos como las tortillas, el refresco, la carne, el pollo y hasta la cerveza.

En municipios como Huitzuco, el Cártel de la Sierra no sólo ha impuesto precios, sino que controla la comercialización y distribución de la carne.

La mayoría de la carne que se consume en ese municipio llega de Morelos e ingresa a los establecimientos sin ninguna revisión sanitaria.

En Taxco la organización criminal la Familia Michoacana obligó a los empresarios tortilleros a aumentar el precio del kilo de tortillas de 23 a 26 pesos para que pudieran cubrir la extorsión que les exigían.

Hace dos meses en Zihuatanejo, más de 50 tortillerías tuvieron que suspender el servicio durante dos días por las amenazas del crimen organizado para que les pagaran la extorsión.

En Chilpancingo, por tres días la venta de pollos se suspendió tras el asesinato de siete trabajadores encargados de la distribución.



« El Universal »