Sabias Que Internacional


"El Covid-19 dejó a mis sobrinos sin sus padres"

El Covid-19 dejó a mis sobrinos sin sus padres


Publicación:04-09-2020
++--

Naomi Esquivel, de 39 años y madre de los niños, falleció por Covid-19; a los pocos días, Carlos García, esposo de Naomi, perdió la batalla.

HOUSTON, EU.- La pandemia está dejando huérfanos a decenas de miles de menores. Como Nathan García, de 11 años, e Isaiah García, de 14, mexicoamericanos con residencia en Houston, Texas.
El 2 de julio, Naomi Esquivel, de 39 años y madre de los niños, falleció por Covid-19. Su cuadro clínico aceleró la gravedad; su riñón y pulmones no pudieron más.
La noticia tomó por sorpresa a Fernando, su hermano menor. "Anoche, alrededor de las 3 am [el 3 de julio], recibí una llamada de mi hermano mayor [Jacob]. Nuestra hermana [Naomi] había sido ingresada en el hospital debido a complicaciones de salud. A las 10:30 [de la noche] fue declarada muerta", escribió Fernando en una carta.
"Durante años mi hermana luchó contra la adicción; algunos pueden decir que es una elección, otros (...) que es una enfermedad. Vi un alma hermosa desaparecer lentamente. Llámalo una elección que conduce a una enfermedad (...) La parte más difícil fue ver a mis padres derrumbarse: enterrar a su hija no estaba en su agenda. Mi hermano no estaba listo para despedirse de su hermana mayor y mejor amiga", contó Fernando.
Naomi se estaba recuperando del uso de sustancias prohibidas; sus hermanos explican que iba por buen camino, pero el Covid-19 la sorprendió. "Deja atrás a un esposo, que es un gran padre y a dos hijos, lo cual es desgarrador.
"Todos curamos [el dolor] de manera diferente, pero a esos dos niños les faltará un pedazo de su corazón para siempre. Se necesita una familia para criar niños, ¡y seguiremos siendo la misma familia amorosa para guiarlos!", agregó Fernando, sin saber que lo ocurrido era el principio de la pesadilla.
"Naomi, te amo mucho y ya te extraño mucho, criaremos a esos dos niños para que tengan una buena educación y nos aseguraremos de que nunca olviden quién eras. Me mata escribir esto, aún teníamos muchos más recuerdos que hacer, mucho más amor para compartir, y muchas más [cosas por hacer]", concluyó Fernando.
A los pocos días, Carlos García, esposo de Naomi, perdió la batalla contra el coronavirus. "No puedo encontrar las palabras para expresar cómo me siento, lamentablemente perdimos a mi hermosa hermana Naomi hace unas semanas, y me rompió el corazón aún más enterarme que su esposo Carlos falleció unos días después", contó Fernando.
Además del virus, Fernando cree que su cuñado "no pudo soportar el dolor de perder a Naomi. Hoy al menos está con su esposa, otra vez. Dios sabe cuánto amaba a su mujer. Carlos era un hombre lleno de amor, de lealtad, de honor y tenía un gran sentido del humor (...) los extrañamos mucho".
Daniel, otro hermano de Naomi, subió a GoFundMe una solicitud de apoyo económico. Originalmente, era para poder cubrir los gastos funerarios de Carlos, pero recibieron "una donación muy generosa que ayudó a pagar todo". Además, los recursos les ayudarán con los menores. "Van a necesitar un apoyo económico permanente", dijo Daniel.
"Isaiah nació con un problema del corazón (...) y están los gastos escolares y legales que vayan saliendo. Es una manera de prevenir cualquier cosa que puedan necesitar y también para asegurarnos de que podamos darles la vida que se merecen después de soportar la tragedia".
Los fondos que logren reunir serán administrados por Jacob y por la abuela de los menores, Rita Márquez-Mendoza, y serán supervisados por Daniel. "Cualquier cheque de caja o giro postal tendrá una nota con los gastos de manutención de Nathan e Isaiah", dijo Daniel.
"Y se proporcionarán pruebas con los recibos de en qué se gastó". Jacob afirmó que "ha sido un año muy duro para nuestra familia. Naomi y Carlos se fueron casi juntos, apenas con 18 días de diferencia. Naomi era mi hermana carnal y Carlos también era un hermano para mí; fue parte de la familia durante 24 años y ahora se han ido. Mis sobrinos se quedan sin padres, pero nos pondremos de pie".
Jacob y su esposa Isabel son padres de cuatro menores. Nathan e Isaiah se sumarán a la familia. El trámite legal ya está en marcha. "Ellos recién empezaron la escuela y les fue muy bien" , dijo Jacob, pero antes de que regresaran a clases, Jacob e Isabel llevaron a los niños a Galveston, un lugar que sus padres solían visitar. Fue una manera de cerrar ciclos. "Lloramos tanto por nuestros seres queridos y los recordaremos para siempre", concluyó Jacob.


« El Universal »