Sabias Que En Escena


Condenan a Zach Avery

Condenan a Zach Avery


Publicación:16-02-2022
++--

Zach Avery, actor en "Fury", fue condenado a 20 años de prisión por estafa piramidal de US$650 millones y deberá pagar además US$230 millones en restitución

Zachary Horwitz, actor conocido como Zach Avery en "Fury", fue condenado a 20 años de prisión en Estados Unidos tras ser hallado culpable de organizar una estafa piramidal de US$650 millones sobre personas que estaban involucradas en el mundo del entretenimiento.

 El artista de 35 años es reconocido por interpretar roles en películas de terror de bajo presupuesto, como "Bajo la misma piel", además de ser parte del elenco de "Fury", cinta basada en un hecho real de la Segunda Guerra Mundial y que está protagonizada por Brad Pitt. 

El actor recibió la sentencia por parte de una corte federal en Los Ángeles, quien le dio una orden de pagar US$230 millones en restitución. 

En octubre pasado se había declarado culpable tras ser arrestado en abril, según consignó CBS Los Ángeles. "Me perdí, soy un hombre imperfecto", confesó Avery. N

El actor defraudó a varias personas a través de un esquema Ponzi o piramidal. Utilizó el dinero de las víctimas para pagar a inversionistas anteriores, financiando así un estilo de vida exorbitante. 

Dentro de las propiedades que se compró gracias al dinero ilícito figura una casa en el exclusivo barrio de Beverlywood, tasada en US$6 millones.

 Para captar clientes, Zach Avery decía que estaba bien conectado dentro de la industria del entretenimiento, teniendo la capacidad para adquirir títulos de películas para su distribución en el extranjero y luego licenciar propiedades a HBO, Netflix y otros servicios streaming, de los cuales se sacaba un rendimiento del 25% al 40%.

 "Él gastó una fortuna, viviendo una vida de extravagancia mientras les robaba a sus víctimas, incluidos algunos que alguna vez creyeron que era su amigo, con una factura de US$230 millones que ha dejado a muchos de ellos financieramente arruinados y personalmente devastados", dijeron los fiscales del caso, quienes calificaron este hecho como "la estafa piramidal más grande en la historia del distrito".

 Además, Avery usó el dinero para ostentar un estilo de vida sibarita, arrendando yates, aviones privados y autos de lujo, además de organizar exclusivas fiestas en Las Vegas.

 Tres víctimas del actor se presentaron ante la corte para entregar su versión de los hechos. Allí, un guionista de cine, Robert Henny, dijo que perdió US$1,8 millones por los negocios de Avery. 

Otra víctima, una viuda de un veterano de la guerra de Vietnam, sentenció que el actor le "robó un tercio de mi cuenta de jubilación. Me robó la confianza para confiar en alguien más mis inversiones. Me doy cuenta de que nunca podré ganar lo que nos han quitado".

 Mientras que la tercera persona, de 64 años, señaló que perdió US$1,4 millones en la estafa: "Tuve que volver a trabajar para pagar comida y vivienda. Nunca podré recuperar esa cantidad de dinero trabajando. Parte de ese dinero fue una herencia del fallecimiento de mi madre. Estoy emocionalmente angustiado".



« Redacción »