Banner de aplicaciones

Sabias Que Nacional


Atrapan cocodrilo en plena tormenta

Atrapan cocodrilo en plena tormenta


Publicación:20-08-2021
++--

Un joven fue el que logró capturar al cocodrilo al que luego se le amarró la boca con una soga para evitar que lastimara a alguien y fue entregado a los agentes

Uaymitun, Yucatán.-En medio del paso de la tormenta tropical "Grace", en aguas del litoral yucateco, apareció un cocodrilo que fue capturado por lugareños y entregado a elementos policiacos.

En tanto, autoridades de la costa de Yucatán y de Protección Civil vigilaban la zona costera por la prevención ante el paso de "Grace", vecinos de la zona de este lugar rescataban el cocodrilo que llegó hasta esas playas y que para muchos fue unas incógnita ya que por lo general, solamente se les observa en las cercanías de las rías de Dzilam de Bravo en el oriente del Estado o de Celestún en el poniente de Yucatán.

Un joven fue el que logró capturar al cocodrilo al que luego se le amarró la boca con una soga para evitar que lastimara a alguien y fue entregado a los agentes policiacos.

El hecho llamó la atención, porque en la zona costera de Yucatán (particularmente Progreso) no es común ver este tipo de animales. Fue rescatado y entregado a las autoridades del Ayuntamiento de Progreso y luego canalizado a Profepa.

"Grace" deja árboles, postes y láminas tiradas e inundaciones en 29 municipios La tormenta tropical "Grace" dejó a su paso por Yucatán caída de árboles, láminas, inundaciones en 29 municipios, la suspensión del suministro eléctrico a 365 mil usuarios de la península (Yucatán, Campeche y Quintana Roo), así como pérdida de cultivos de maíz y hortalizas que quedaron prácticamente debajo del agua.

Las fuertes ráfagas de viento que se dejaron sentir en municipios del oriente y sur del Estado y también en Mérida, lanzaron ramas, láminas, anuncios, lonas, y tiraron árboles en diferentes puntos, lo que provocó que elementos de Protección Civil y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), apoyados con sierras eléctricas se dieran a la tarea de quitar los obstáculos.

Los severos vientos ocasionaron alarma entre la población tanto de las zonas rurales como en Mérida, donde se cayeron varios árboles, anuncios y las lluvias provocaron inundaciones en varias colonias.

Las ráfagas de viento fueron intensas de 80 a 100 kilómetros por hora y en la costa de Yucatán, las marejadas fueron más fuertes. Alrededor de 14 mil pescadores ribereños dejaron sus actividades en los principales puertos del litoral yucateco.



« El Universal »