Sabias Que Nacional


Aprueban en comisiones la Ley de Revocación de mandato

Aprueban en comisiones la Ley de Revocación de mandato


Publicación:17-08-2021
++--

Pese al voto en contra de la oposición, Morena y sus aliados impusieron su mayoría en las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese al voto en contra de la oposición, Morena y sus aliados impusieron su mayoría en las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos, Segunda, del Senado de la República, para aprobar el dictamen con proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Revocación de Mandato.
Luego de que se decretó un receso por la falta de quórum que impidió la votación en lo particular, la sesión se reanudó con 9 asistentes de la Comisión de Estudios Legislativos y 8 de la de Gobernación. Así, Morena y Partido Encuentro Solidario (PES) unieron fuerzas para aprobar el dictamen, que fue turnado a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente para que se discuta en la sesión plenaria de este miércoles 18 de agosto.
Durante la sesión virtual de las comisiones unidas, se rechazaron todas las propuestas de los senadores del llamado Bloque de Contención, entre ellas una para de declarar un receso a fin de instalar una mesa técnica en la que participe el INE, para permitir un mejor análisis, con el fin de contar con un dictamen consensuado entre todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso.
Senadores del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano reiteraron su respaldo al mecanismo de revocación de mandato, pero advirtieron que es injustificable la prisa de Morena para aprobar esta ley secundaria, cuando el tema se puede abordar perfectamente a partir de septiembre, en el inicio de la nueva legislatura.
Lamentaron que Morena haya hecho caso omiso de las propuestas de la oposición para la redacción de la pregunta que se someterá a consideración de la ciudadanía en la consulta prevista para el próximo año y que en el dictamen quedó de la siguiente manera: "¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, continúe ejerciendo el cargo hasta el final de su mandato?".
Los legisladores de oposición denunciaron que lo que Morena pretende es un ejercicio "refrendatorio" y no "revocatorio", como establece claramente la Constitución.
El senador del PAN, Damián Zepeda, subrayó que el mecanismo se llama revocación de mandato, no continuación ni ratificación de mandato, por lo que la pregunta que se haga a la ciudadanía debe ser directamente relacionada con el término anticipado del cargo. "La Constitución dice que (la revocación de mandato) es la conclusión anticipada del cargo de Presidente de la República por pérdida de confianza. No es un premio, es un castigo, es una herramienta en la cual se organizan los ciudadanos para quitar a un mal gobernante, y esa tiene que ser la pregunta".
El legislador panista coincidió en que no se justifica la convocatoria a un perdido extraordinario para sacar adelante esta ley reglamentaria. "Se está intentando a marchas forzadas un periodo extraordinario cuando estamos a escasos días de que vaya a existir ya el periodo ordinario, y me parece que ese tiempo debería ser utilizado para lograr los consensos que requerimos".
La senadora del PRI Claudia Ruiz Massieu denunció que "nuevamente se quiere al vapor, sin construir consensos, sin escuchar a la oposición, sacar una ley importante sin análisis profundo y sin la participación activa de la pluralidad política, sin diálogo, sin concertación, y eso no lo podemos dejar pasar".
La exsecretaria de Relaciones Exteriores adelantó que su bancada no apoyará la convocatoria a un periodo extraordinario para este tema; recordó que desde febrero presentó una iniciativa para reglamentar la consulta de revocación de mandato y alertó que se tenía que aprobar el marco legal para posibilitar el ejercicio ciudadano, pero en ese entonces Morena hizo caso omiso y ahora quiere hacerlo a toda prisa.
"Creo que la prisa es mala consejera. No me parece que haya prisa para atender este tema. (…) No hemos escuchado al INE, que es un actor fundamental para que esta legislación, eventualmente, pueda ser operativa, y creo que estas prisas nos van a llevar otra vez, a que con los números de la mayoría se apruebe algo que en la práctica no sea lo útil que se quiere ni lo operativo que debe ser", puntualizó.
La senadora Ruiz Massieu señaló que cuando se construyó la reforma constitucional para crear la figura de revocación de mandato, se estableció el compromiso de que cuando se viera la legislación secundaria se daría el tiempo de maduración adecuada, con una mesa en donde todas las fuerzas políticas pudieran concurrir para alcanzar consensos. "Ese compromiso y ese espíritu no se han honrado con este dictamen", sentenció.
Por Morena, el senador Félix Salgado Macedonio demandó a la oposición aprobar el dictamen, pues tienen con esta ley la oportunidad de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se vaya del poder.
"Alégrense, deben aprobar esta propuesta sin regateo alguno. El asunto no es ni de fondo ni de forma, la pregunta es si se revoca o si continúa. No le busquen. La pregunta es bastante clara: ¿Estás de acuerdo en que Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos continúe ejerciendo el cargo hasta que concluya su mandato, si o no? Y ustedes le tienen miedo a esa respuesta y les da pavor", señaló en tono de burla.
Ante la cerrazón de Morena, senadoras como Nancy de la Sierra, del Partido del Trabajo (PT), y la priista Claudia Ruiz Massieu, abandonaron la sesión. Solo el panista Damián Zepeda se mantuvo para defender sus propuestas, pero todas fueron rechazadas.
Morena tendrá que convencer a sus aliados del PVEM y el PT de que se conecten a la sesión para alcanzar el quórum y aprobar el dictamen de ley secundaria de revocación de mandato.
El dictamen aprobado fue turnado a la Mesa Directiva de la Comisión Permanente para que este miércoles lo someta a discusión y votación del Pleno, donde Morena no cuenta por ahora con el apoyo de las dos terceras partes de los legisladores que se requieren, es decir, 25 votos, para convocar a un periodo extraordinario de sesiones.


« El Universal »