Banner de aplicaciones

Sabias Que Cultural


A paro total, el Sistema de Apoyos a la Creación

A paro total, el Sistema de Apoyos a la Creación


Publicación:30-04-2021
++--

Son 88 trabajadores los afectados, de las cuales hasta este miércoles se les había pagado a 32; a los 56 pendientes se les dará solución, dijo la Secretaría

CIUDAD DE MÉXICO.- Los trabajadores contratados bajo el esquema de Capítulo 3000, es decir, prestadores de servicio, del Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales (SACPC ), no han recibido sus salarios correspondientes a enero, febrero y marzo.
Ante esa situación, Juan Carlos Gutiérrez Bonet, director general de esa institución, se comprometió a que los pagos llegarían el 21 de abril, eso no sucedió e indicó que "a más tardar" este miércoles quedaría todo resuelto, pero tampoco ocurrió, por el contrario, las autoridades informaron que los sueldos atrasados quedarían cubiertos este miércoles, por ello, el personal anunció un paro total de labores.
Son 88 trabajadores los afectados, de las cuales hasta este miércoles se les había pagado a 32; a los 56 pendientes se les dará solución, dijo la Secretaría de Cultura. Sin embargo, ante esas irregularidades, los afectados señalaron que estarán en "paro total de actividades hasta que caiga el último de los pagos. No trabajaremos y retomaremos actividades hasta que todos hayan recibido su pago", dijo un trabajador.
En la cuenta de Twitter @FoncaPagame, los Capítulo 3000 escribieron: "Otra mentira más de #Bonet, acaba de anunciar que la totalidad de los pagos saldrán entre jueves y viernes".
EL UNIVERSAL solicitó información a la Secretaría de Cultura para conocer la situación de los pagos atrasados de los "prestadores de servicios" del Sistema, institución que antes era conocida como Fonca.
Antonio Martínez, director de Comunicación Social y Vocero de la dependencia, dijo que este miércoles solamente se le pagó a 32 de los 88 trabajadores: "¿Por qué? Por un tema de flujos de captura, no todo se subió a tiempo en el sistema y acabó al día siguiente. Es todo".
Sin embargo, la molestia de los trabajadores no es nueva, pues no es la primera vez que les cambian la fecha de pago; acusaron que desde inicios de año la Secretaría de Cultura les prometió que llegarían los pagos a más tardar en marzo "pero cada mes mueven las fechas".
Además de las diferentes fechas, las autoridades les indicaron que la paga sería en retroactivo, algo que también cambió.
"Nos deben los salarios de enero, febrero y marzo. El salario de enero y la mitad de febrero están prorrateados, es decir, en el resto de los pagos va una onceava parte de cada uno de los meses. En diciembre nos dijeron que el pago iba a caer en retroactivo, es decir, que nos iban a pagar de jalón los meses adeudados, pero más o menos por febrero nos dijeron que ya no, que iba a ser pago prorrateado", explicó uno de los trabajadores.
La situación se ha agravado en días recientes, pues las autoridades prometieron los pagos para el 21 de abril y al no haberse cumplido, al siguiente día, los trabajadores enviaron una carta a la secretaria Alejandra Frausto, Marina Núñez, subsecretaria de Desarrollo Cultural; Omar
Monroy, titular de la Unidad de Administración y Finanzas; y a Juan Carlos Gutiérrez Bonet.
En la misiva solicitaron una reunión "urgente" que se llevó a cabo el viernes, afuera de las oficinas del Sistema, ubicadas en el Edificio Bicentenario, en el Complejo Cultural Los Pinos. Fue en ese momento que el director del SACPC dijo que los pagos quedarían resueltos "a más tardar el miércoles".
En medio de todo eso, los trabajadores anunciaron un paro activo; sin embargo, la situación será diferente a partir de este jueves, porque ante la constante en la falta de pagos, estarán en paro total, es decir, "no trabajaremos y retomaremos actividades hasta que todos hayan recibido su pago".
Aunque se solucione la situación de sus salarios, los "prestadores de servicios" dijeron que seguirán en la búsqueda de otro esquema de contratación para el año próximo: "Para este año es imposible, pero no queremos que esto se vuelva a repetir en 2022, así que estaremos tomando acciones para que la Secretaría de Cultura nos reconozca como lo que somos: trabajadores. No prestadores de servicio, ni proveedores".


« El Universal »