Opinión Columna


Visita de AMLO


Publicación:10-08-2022
version androidversion iphone

++--

Ahora que se tenga la visita de Andrés Manuel López Obrador en Nuevo León ante la crisis hídrica.

Ahora que se tenga la visita de Andrés Manuel López Obrador en Nuevo León ante la crisis hídrica, desde luego se esperan soluciones no nada más a largo plazo, sino en cortito.

Por lo que vale parar oreja en espera de los anuncios más importantes y significativos de su visita precisamente para tratar el tema, que ha causado fuertes dolores de cabeza.

Y, que desde luego ameritan respuestas que vengan acompañadas de recursos y compromisos, como los que se esperan para acelerar obras hídricas como las presas locales.

Amén de todo aquello que tenga que ver, con el servicio de basto de agua potable, de quienes aún la disfrutan para sus productos y que será requerida para el consumo humano.

Serán peras o manzanas, pero los industriales del refresco y las cerveceras ya sacaron las uñas ante la necesidad de ver prioridades por la falta de agua potable.

Desde luego, afirman consumir una muy baja cantidad para la elaboración de sus productos, por lo que el tema amaga con desarrollarse con hartos enredos.

Sobre todo, después de las declaraciones del Presidente de México, quien descartó el desarrollo de ese giro en el norte del país ante la crisis hídrica.

Por si le quedaba alguna duda sobre el retorno presencial a las aulas le diremos, que al menos, ya hay bodegas, almacenes y comercios de toda clase, en los que algunos artículos escolares se agotaron.

Por lo que aparejado a las cálidas vacaciones de verano, un alto número de familias se administraron para hacer sus compras que conforman las largas listas de útiles para este regreso a las clases.

Tan es así, que quienes aún están pendientes de completar lo que marcan las peticiones del profesorado para que no lo pongan ''tremenda tachota'', seguramente amanecerán en la ''caza'' de ofertas para no quedar mal.

Lo cuál da una clara muestra de que los estudiantes de nivel medio y superior, llegaron bien armados a sus planteles escolares ahora que les tocó pasar lista de manera presencial luego de dos años de Pandemia.

Por cierto, ahora que el regreso de los universitarios exhibió a las autoridades, dejando en evidencia de que aún les falta mucho por hacer en materia de movilidad, por segundo día consecutivo hubo serios atorones.

Los problemas como era de esperarse, eran de todo, viales, de transporte urbano y del Metro, por lo que el caos se sigue haciendo patente y demostrando que no se ha avanzado mucho, o mejor dicho nadita de nada.

Y, si no lo quiere creer, como éste problema de las aglomeraciones que aún sin los escolares se daba y que continuará porque resolverlo no son enchiladas, seguirá muy seguramente los próximos días en todos lados.

En el transporte urbano, ni con las nuevas unidades que se agregaron se ha podido contener el problema y por lo que toca al servicio metropolitano Metro, ni se diga, pues las máquinas expendedoras de boletos tienen sus fallas.

Así que quienes ya anden en circulación más vale agarrar su tiempo, madrugar pero en serio, porque las llegadas tarde a las escuelas no entienden de pretextos, ni justificaciones, aunque se tenga un servicio de transporte deficiente.




« El Porvenir »