Opinión Columna


Tema del transporte


Publicación:10-11-2021
version androidversion iphone

++--

En el amanecer del proyecto no ha podido pasar la aduana con por lo menos dos ''atorones'' de miedo.

No somos brujos, ni adivinos, pero una cosa sí podemos adelantar aunque no tengamos bolita mágica en torno al tema de la frustrada renovación del transporte urbano en Nuevo León.

Y, es que el asunto, por lo que se ve, tiene más picos que un serrucho, pues en el amanecer del proyecto no ha podido pasar la aduana con por lo menos dos ''atorones'' de miedo.

Primero ante el Consejo Hernán Villarreal, principal promotor del mismo, como titular de movilidad le está quedando muy mal a su jefe el gobernador Samuel García, en la presentación.

Quizá en la primera exposición Hernán, en la maraña de su explicación sobre su propuesta pudo convencer a unos sobre la renovación camionera, pero otros más no vieron claro.

Lo peor del asunto es, que conforme se circuló el proyecto camionero del Nuevo Gobierno, se atascó y no pudo obtener la aprobación para la compra de cientos de unidades.

Eso no es todo, porque ahora se suman más voces de quienes piden posponer la compra por parte del Estado, pero ahora desde el Congreso local y eso que tienen buenas migas con Samuel.

Así que ojo, porque ya son muchos cuestionamientos de quienes piden Santo y seña de cómo sería el mecanismo, pues advierten que la compra está más enredada que el paso de las rutas.

De que la percepción de inseguridad es un asunto que no se puede negar en estos momentos, que urgen acciones a la voz de ya.

Sobre todo, cuando las cifras por delitos del fuero común y federal, traen a más de dos autoridades con fuertes dolores de cabeza.

Sin embargo también hay que decirlo, otros más por lo que a los resultados se refiere, parece no darse cuenta de lo que sucede.

Así que habrá que ver qué resulta de la reunión que éste día sostendrán los gobernadores de Tamaulipas, Coahuila y NL.

Especialmente por lo que se vaya a tratar en la reunión interestatal de seguridad, para realizar estrategias y cerrar la pinza.

En la toma de protesta del nuevo dirigente de la Sección 21 de maestros, José Francisco Martínez apareció con pintura de guerra en el rostro.

El maestro habló fuerte y claro ante las autoridades educativas y sindicales, para precisar que hay facturas pendientes del magisterio por cobrar.

Para empezar que la administración del ex gobernador Jaime Rodríguez Calderón, les dejó pagos pendientes que son el momento de reclamar en el nuevo gobierno.

Que son recursos aprobados por el poder legislativo y que se deben traducir en el bono para los maestros jubilados que se quedaron agarrados de la brocha.

Por lo que afirman estar dispuestos a poner su mejor empeño por la educación, pero a reclamar lo que se les asignó, palabras más, palabras menos.

Diputados locales como Anita González y Alhinna Vargas, y la regidora morenista de Monterrey, Erika Moncayo se sumaron a la iniciativa ''No más cables en Nuevo León''.

Por lo que participaron en mesas directivas de vecinos del sur de Monterrey en el Parque Tecnológico y otros municipios, para pugnar por una vista más amigable.

Abrahán Lozano, coordinador de dichas mesas, también puso su granito de arena en el intercambio de ideas, por lo que habrá de seguirles la huella en torno a su tema.

Si no sucede otra cosa éste día las autoridades electorales habrán de rectificar el triunfo de la elección del domingo pasado en el municipio de Zuazua.

Así que vale parar oreja de la culminación del proceso extraordinario que se realizó sin sobresaltos, con la preferencia de Nancy Escoto del partido emecista a la alcaldía.




« El Porvenir »