Opinión Columna


Siguen las olas


Publicación:29-12-2021
version androidversion iphone

++--

Por lo que habrá de retomar toda indicación que sirva para meterle freno de mano al asunto antes de que se apliquen nuevas restricciones.

Sobre aviso no hay engaño. Y si no lo quiere creer basta con escuchar las afirmaciones de las autoridades estatales de Salud sobre la confirmación de la Cuarta Ola de Covid-19.

Y aunque se le venía dando largas al tan cacareado tema, hasta que por fin se hilvanaron varios días con incrementos a la alza, Salud de Nuevo León así lo decretó a los cuatro vientos.

Por lo que habrá de retomar toda indicación que sirva para meterle freno  de mano al asunto antes de que se apliquen nuevas restricciones aparejado a la presencia de la Ómicron.

Así que a redoblar esfuerzos, sin descuidar el uso del cubrebocas hasta doble, como lo sugiere el gobernador Samuel García, utilizar el gel antibacterial y mantener la sana distancia.

Luego de que en algunos centros Drive Thru de Monterrey se acabaron las pocas pruebas disponibles, en un abrir y cerrar de ojos, se incrementaron las filas.

Por lo que será más que importante mantenerse muy atentos de lo que indiquen los resultados de las autoridades de Salud, amén de que el miedo no anda en burro.

Y, aunque la propia autoridad recomendó acudir a realizarse la prueba aunque no se tengan síntomas como en el pasado, ahora se advierte un riesgo preocupante.

Por lo que si los pronósticos de las autoridades no fallan, se espera un disparo de contagios de Ómicron por lo menos en las próximas dos o tres semanas en Nuevo León.

En lo que se antoja una labor titánica, las autoridades municipales de Monterrey de Protección Civil y de Comercio presumieron apenas el decomiso de unos 300 kilos de fuegos artificiales de todos los calibres.

Y, aunque el asunto en verdad es más que delicado, si se toma en cuenta el riesgo que representa el uso de los mismos, los efectos para los animales y las personas en general, a eso agregue la contaminación.

Por lo que ahora sí, en lo que resta de aquí a las celebraciones de fin de año, las autoridades locales, enfrentan una apremiante labor, ante la cancelación de las ferias del cohete y la venta clandestina.

Así que a darle, porque en temas como estos quizá pueda cantarse ''victoria'' por el Saldo Blanco, olvidando que del mismo modo, existen riesgos y daños colaterales que no deben minimizarse para salvar la chamba.

Sobre todo cuando otros municipios como García, que también rinde cuentas de sus decomisos, hacen su luchita para bajar la contaminación y evitar riesgos, en El Carmen por ejemplo dieron el sí a la Feria del Cohete.

Dicen los que dicen que saben, que en los teléfonos de emergencia de costumbre en fechas normales, sus líneas casi siempre lucen saturadas.

Pues, bien, ya sabrá más o menos cómo se encuentran estas en tiempos como hoy, después de Navidad y la llegada del Año Nuevo por la fiesta.

Sobre todo, de reportes entre fechas dado el incremento de los festejos, incrementando las denuncias por vecinos ruidosos o uso de cohetes.

El tema es delicado y se encuentra más que calientito, si se toma en cuenta, que las líneas se sobre saturan y hay reportes que no se atienden.




« El Porvenir »