Opinión Columna


Robo de agua


Publicación:14-06-2022
version androidversion iphone

++--

El hallazgo de las tomas clandestinas detectadas por el gobierno de Samuel García hasta ahora, han recibido el repudio generalizado.

El hallazgo de las tomas clandestinas detectadas por el gobierno de Samuel García hasta ahora, han recibido el repudio generalizado.

Y, si no lo quiere creer basta con darle una revisada al asunto, que el propio Samuel hizo viral en las redes sociales.

Pues cómo no iba a caerle mal al respetable, cada uno de los casos ventilados en Internet, si lo que falta es agua.

Y, por lo que se ve, quienes se benefician de ello se despachan en plena crisis a manos llenas y sin limitaciones.

Vaya, sin empacho alguno si se toma en cuenta que el abasto descubierto en uno de los casos abastecería al municipio de García.

Por lo que el ejecutivo ordenó el cierre de las tomas detectadas y su enlace a la red de suministro al área metropolitana.

Así que ya sabrá más o menos, la ola de comentarios que esto causó y que podría traer consecuencias legales correctivas.

Por cierto, durante el recorrido del gobernador Samuel García acompañado por un grueso número de elementos policiacos para asegurar las tomas clandestinas, no pudo ocultar su sorpresa.

Por lo que las expresiones espontáneas de Samuel García al momento de ver la enorme cantidad de agua de la que disponían los ahora delincuentes de agua, como dice la raza, se tenía morder la lengua para no expresarla.

Sin embargo no pudo ocultar su malestar ante lo sucedido, cuando advirtió que con esa gran cantidad de agua que se está desviando de las presas locales, en mucho se puede sanar la carencia metropolitana.

Ayer, al menos vía telefónica ''apareció'' el ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, quien afectado de la voz, rompió el silencio.

Sobre todo, ahora que las autoridades federales decretaron su libertad de los juicios que se le siguen, para continuar los procesos desde su casa.

De modo que, a los cuatro vientos entre otras cosas agradeció el apoyo encontrado hacia su persona, pero condenando su detención y encierro.

Por lo que acusó en ello, la complicidad e irregularidad de algunas autoridades, para privarlo de la libertad criticando la labor oficial.

Y, que en su caso particular, advirtió serán sus abogados quienes se encarguen, toda vez que será sometido a una tercera operación.

Amén de que admitió, que todo ex funcionario está obligado a ser sometido al escrutinio que marca la ley, sin que sean violentados sus derechos.

Y, que en su caso muy particular, habrá de enfrentar y precisar a su tiempo y como es debido, por lo que esta novela tendrá más capítulos.




« El Porvenir »