Opinión Columna


Quejas por el agua


Publicación:03-08-2022
version androidversion iphone

++--

No es que a uno le guste el chisme, pero a pesar de las buenas nuevas anunciadas por el gobierno federal y estatal en torno a la crisis del agua.

No es que a uno le guste el chisme, pero a pesar de las buenas nuevas anunciadas por el gobierno federal y estatal en torno a la crisis del agua, las quejas no paran.

Y, si no lo quiere creer ahí tiene la protesta que terminó en bloqueo por varias horas allá por la Carretera a Laredo, donde ya se imaginará el caos que generó a los automovilistas.

Sobre todo de vecinos que argumentaron la falta de agua por varios días y que ya los traía con el Jesús en la boca, bailando la danza de la lluvia y nada más nada de nada.

El agua nunca les llegó y de un tiempo para acá son parte de la gran cantidad de quejosos que continúan peregrinando por agua, aunque la autoridad dicen son los menos.

Como la esperanza muere al último, confiamos en la labor de las autoridades que continúan apretando tuercas y como diría Samuel, sacando agua hasta por debajo de las piedras.

Pero para acabarla de amolar, algo más tendrán que realizar las autoridades, pues al parecer su esfuerzo infrahumano no ha sido suficiente, como para apagar la sed, menos los incendios.

Y, es que en medio de la crisis, como ya se veía venir, con eso de la extracción de agua y perforación de pozos, hay hidrantes que se han secado y ahora si que están de adorno.

Por lo que ya van varios incendios de viviendas y de empresas, en los que desgraciadamente el fuego ha consumido en su totalidad todo sitio, porque la falta de agua se hace presente.

Tan es así, que ni el líquido de las empresas, ni de los bomberos y menos con los hidrantes secos, se han podido combatir los siniestros en algo que se vuelve cada vez más recurrentes.

Así que ojo, porque con estas altas temperaturas y con eso de que los accidentes se pueden presentar en todo momento, más vale ir planeando mejor las estrategias de los apagafuegos.

Esta mañana sesiona la comisión permanente del Congreso del Estado por lo que valdrá la pena parar oreja para ver cómo andan las cosas allá por el legislativo.

Y, si en el mejor de los casos, traen ganas de sacar la bola del cuadro arrastrando el lápiz o seguirán nadando de muertito con eso de las vacaciones.

A menos que la reaparición de algunos legisladores les sirva para asomar la cabeza, calentar el ambiente o guardar mutis, para llevar la fiesta en paz con el Estado.

Sobre todo en ésta última cuestión en la que se afirma hay una tregua entre las partes, por aquello de las negociaciones del tira-tira en lo oscurito.

De que el titular de Agua y Drenaje de Monterrey, Juan Ignacio Barragán ha pisado cayos desde su llegada a esa institución ni la más mínima duda cabe.

Motivo por el cuál, al funcionario de dicha paraestatal le ha llovido metralla por varios medios, tratando de sacarle el tapete circulando grillas en redes.

Pero a como están las cosas y a como estaban antes en esa dependencias, mucho de lo que ahora se dice puede ser a que la nueva gestión dejó muchos ''damnificados''.

Incluso hasta con cuestiones que aún son motivo de denuncia e investigación, por lo que vale poner cada cosa en su lugar. Amén de que trabajo mata grilla.

Hay que destacar que en estas vacaciones, mientras muchos descansan hay alcaldes que se han dado a la tarea de realizar mejoras en sus municipios.

Como por ejemplo, mejoras viales como es el caso de Paco Treviño en Juárez, mejora de equipamiento a quienes forman Protección Civil en Guadalupe con Cristina Díaz.

Entrega de 45 mil paquetes escolares para cuando se de el regreso a clases en Santa Catarina con Chuy Nava o abatir la sede en Apodaca, con César Garza.

Y, aunque eso es todo, pues las necesidades son muchas y muy variadas en los municipios, ahora sí que los alcaldes descansan haciendo adobes.




« El Porvenir »