Opinión Columna


Problema camionero


Publicación:21-10-2021
version androidversion iphone

++--

No somos aves de mal aguero, pero por lo visto Hernán Villarreal a pesar de las buenas intenciones gubernamentales, parece sufrir un atorón.

No somos aves de mal aguero, pero por lo visto Hernán Villarreal a pesar de las buenas intenciones gubernamentales, parece sufrir un atorón.

Y, no es precisamente que el ahora responsable de la movilidad en Nuevo León, de quien se decía tenía la solución al problema camionero, no traía varita mágica.

Sobre todo, cuando el problema añejo y que sofoca el primer cuadro de la ciudad, es una maraña a la que no se le movió ni un milímetro para su reordenamiento.

Desde luego las excusas y pretextos de quienes asumieron esa responsabilidad en el pasado, no dieron pie con bola, dejando pasar años y años de caos en general.

Hoy por hoy, Hernán tiene la responsabilidad de sacar la bola del cuadro y pasar a la historia por su contribución al mejoramiento del transporte o ser uno más del montón.

Lo peor de ello es, que se prometieron soluciones, pero lamentablemente estas no serán de la noche a la mañana, por lo que si bien nos va, se llevarán meses.

Meses de caos, de aglomeraciones, de mal servicio y de riesgo latente de contagios por el Coronavirus, por lo que para muchos podría ser su última parada.

La declaratoria desierta para la selección del presidente de la Comisión Estatal Electoral, desde luego que llamó poderosamente la atención a más de dos.

Sobre todo, por aquello de que se registraron por lo menos once aspirantes y al final de cuentas, en base a lo que indica la ley, no lograron pasar la aduana.

Por lo que vale pelar el ojo, por tratarse de una cuestión muy importante y que por ahora opera con un interinato, en base a un comisionado por su antiguedad.

Aunque lo correcto es, precisar la causa en la ''ausencia'' de aspirantes a menos que a alguien se le haya dormido el gallo en la promoción y búsqueda del relevo.

Sin embargo, la moneda está en el aire, por lo que vale ver si los caminos legales a seguir no dejan pasar otra rola para la designación de tan importante puesto.

Pese a la buena programación de las vacunas contra el Coronavirus, valdrá la pena preguntar a los expertos qué pasará con la vacuna contra la Influenza.

Sobre todo, por tratarse de dos virus inyectables que tienen su razón de ser, pero que de igual forma sirven para prevenir todo riesgo de contagio fatal.

Quizá haya quienes digan y aseguren que uno que otro bicho es más peligroso que el otro, pero ya hay quienes al empalmarse las fechas tienen sus dudas.

A menos, que se trate de una simple exageración y del mismo modo, ambas sean inyectables en las mismas fechas o se tenga que decidir cuál, para no echar malas.

Ahora sí como dice la raza, la que de plano se echará ese trompito al uña es la delegada de Bienestar Judith Díaz, con relación al certificado de vacunación que sale y no sale.

Resulta que día con día, pese a que el proceso debe ser en automático, quienes buscan  obtener su certificado de las vacunas contra el Coronavirus completo, se quedan a medias.

Pues bien, la dama ya tiene un rosario de quejas en ese sentido, por lo que ya prometió ponerle ganas al asunto y destrabar el problema del sistema. Así que paciencia.

 





« El Porvenir »