Opinión Columna


Prefieren MC


Publicación:28-05-2022
version androidversion iphone

++--

Dicen los que dicen que saben, que el que rie al último ríe mejor.

Dicen los que dicen que saben, que el que rie al último ríe mejor. Pero por lo pronto al que se le ha visto con una sonrisa de oreja a oreja es a Horacio Tijerina, dirigente estatal de Movimiento Ciudadano.

Vaya, a decir verdad ni desde hace tiempo se le había visto tan frecuentemente como hasta ahora que se ha dado a la tarea de incrementar su libreta de registros al partido, como si estuviera en campaña.

Y, es que con el ''espontáneo'' cambio de cachucha de diferentes actores políticos, que haciendo amarres, sembrando futurismo político, han creado un alborotadero general como juego de tres bandas.

Por lo que de pasada ya podrá imaginarse la cara del primer emcista de Nuevo León, Samuel García, a quien señalan ya algunas voces como el autor intelectual de éste juego de ajedrez político.

Que en el Congreso del Estado, cada día se ponen los asuntos del chapulineo color hormiga, o mejor dicho color naranja, porque al parecer, ya decidieron Samuel y Colosio que van a controlar el Legislativo, cueste lo que cueste.

Así, desde el inicio de la legislatura adquirieron dos importante refuerzos: la linarense Lupita Guidi y Carlos “El Cuate” Rafael Rodríguez; mientras que el día de ayer se sumaron al proyecto de Samuel el diputado panista Roberto Carlos Farías y el priista, Héctor García con lo que ya son 10 integrantes de esa bancada.

Pero dicen, que retomando sus vínculos de amistad con los Diputados de la 74 Legislatura, a la que el propio Gobernador Samuel García perteneció, cada día les marca a Myrna Grimaldo, del PAN y Alhinna Vargas, con quienes la lleva bien para que se integren a Movimiento Naranja, aunque no los ha convencido del todo. También van por Consuelo Gálvez, quien es esposa de Eugenio Montiel y Raúl Lozano, del Verde Ecologista.

Con ellos en esta bancada, Samuel y Colosio controlarán el Congreso y no tendrán problemas en lo que resta de esta Legislatura. Hay que sumarle a esta campaña de chapulineo a la docena de alcaldes de distintos partidos que ya se cambiaron a la Ola Naranja, más los que aún faltan, dicen los emecistas.

Los próximos días podríamos ver una recomposición de las fuerzas políticas en Nuevo León. Hay que estar al pendiente, sobre todo los coordinadores del PRI y el PAN, quienes serían las bancadas minoritarias de oposición si logran conseguir su propósito los naranjas, quienes forzarán cambios.

Ahora con ese chapulineo que se cargan los políticos de todas las tallas, ya hay quienes toman el asunto hasta de broma en el Congreso local.

Y, si no lo quiere creer ahí tiene el hecho de que más de tres, ahora en vez de darse los buenos días se dicen: Ya te hablaron del MC.

Lo cuál hasta en cierta forma, es una señal de que la operación naranja por fortalecer sus filas políticas pescó dormidos a los panistas y priistas.

Y, si no lo quiere creer ahí tiene a Héctor García, quien hacía fuerte al GLPRI y ahora encabezaría la bancada del MC en lugar de Eduardo Gaona.

Lo cuál en automático lo colocaría entre la lista de aspirantes a la alcaldía de Guadalupe, donde la competencia se pondrá muuuy reñida.

A ver, a ver. Con eso de que en las indagatorias sobre el incendio del edificio de la calle Galeana en el centro de Monterrey, hasta para conocer el nombre del propietario del inmueble las autoridades se llevaron sus días.

Ahora se uede entender, porqué a veces parecen batallar para dar pie con bola, pues son más que constates los palos de ciego y el tiempo que se llevan entre uno y otro paso, vaya, jalando como en abonos poco a poco des-pa-si-to.

Por lo que ahora es entendible porque se reportan muchas cosa irregulares después de las tragedias, pues es fecha que no se sabe de operativos de Protección Civil para inspeccionar inmuebles que pudieran representar riesgo.

Y, que al menos al estas alturas de la vida, se sabe de por lo menos una escuela que fue habilitada como hotel sin los permisos respectivos y otro inmueble en esa zona de Morelos, adecuado como dormitorio, sin el uso de suelo respectivo.

Que los contagios de las escuelas, donde reportan menores con síntomas de Coronavirus, el dado amaga con tomar otras dimensiones.

Sobre todo, por el hecho de que en los planteles donde se reportan los casos, además de menores de edad, también hay maestros.

Así que más vale parar oreja y pelar el ojo, porque las medidas deberán retomarse antes de que cunda el pánico.




« El Porvenir »