Opinión Columna


Por fin se llegó la hora


Publicación:06-06-2021
version androidversion iphone

++--

Después de una larga espera, por fin se llegó la hora de elegir a nuestros próximos gobernantes y representantes políticos en Nuevo León

Después de una larga espera, por fin se llegó la hora de elegir a nuestros próximos gobernantes y representantes políticos en Nuevo León.

Y, aunque hay algunas posiciones que podrían decretarse de manera anticipada con ''dueño'', hay otros más en los que se antoja cierre de fotografía.

Sin olvidar los ''prietitos'' en el arroz que sin lugar a dudas, representarán un ''foco rojo'' en algunos municipios ''bravos''.

Pero como a la jornada que inicia hoy desde muy temprano y no será apta para cardiacos, habrá de llevarla paso a paso, des-pa-si-to.

Sobre todo, cuando se trata una de las competencias electorales en las que habrán de participar muchos actores externos para su desarrollo.

Y, que a diferencia de otras elecciones, podría considerarse más que importante de los últimos tiempos a causa de la Pandemia del Covid-19.

Por lo que vale formar parte de ésta fiesta cívica, sin olvidar todos los protocolos del uso del cubrebocas y demás, para evitar contagios.

.

Ayer, luego de unos días en que no se sabía nada de los candidatos de todos los calibres, obligados por la veda electoral, por fin se corrieron algunas convocatorias.

Sobre todo, de aquellos que buscan robar cámara y apenitas se abran las casillas se apersonarán para emitir su voto, aunque también hay que decirlo, no todos.

Habrá otros que todo lo contrario, tomarán las cosas con calma, desayunarán en familia, irán a misa y pedirán muchos votos, para luego adentrarse a la jornada.

Y, así por el estilo, pues se mantendrán muy al pendiente del desarrollo de las votaciones, empezando por la apertura de las casillas hasta el conteo de votos.

No nos gusta el chisme, pero de última hora se dejaron correr algunas versiones sobre la presunta realización de presiones para la emisión de votos a fin de evitar ceses.

Y, aunque todo ya se encuentra muy regulado por las leyes electorales, aún y así, no ha faltado quien busque ejercer presión de todas formas para llevar agua a su molino.

Por lo que las autoridades responsables de la investigación y la sanción de toda denuncia, ya tienen un alterón de reportes, eso y cuando aún no se inicia la elección.

Y, vaya que las quejas y acusaciones son en todos los sentidos, presuntamente exigiendo votaciones con fotografía de cierta cantidad de personas, a cambio de no darlos de baja.

Los quejosos ya corrieron la voz y advierten, que la exigencia es votar por determinados ''gallos'' o colores, porque de lo contrario el mismo lunes bailarían las calmadas.

Así que vale parar oreja, porque quienes se mantienen fieles a la causa, ya se ''peinaron'' y podrían circular el dato aprovechando las redes sociales si no hay cambio de señal.

Aún y con los destrozos casados por las lluvias la semana pasada, cientos y de automovilistas abarrotaron la Carretera Nacional para escapar de la rutina.

Y, de esta manera, realizar una serie de actividades en convivencia familiar en los parajes y paseos de municipios como Santiago, Rayones, Allende y Montemorelos.

Por lo que ayer desde temprana hora, dicha rúa se vio más que saturada por vehículos de toda clase, con hieleras, bicicletas, remolques, asadores y demás.

Pero como hoy pinta de igual forma, con un clima bastante cálido, no descarte se presente el mismo escenario en la Nacional y otras como la salida a La Reynosa.

Ah, por cierto, ahora que bajaron los índices de los contagios en Nuevo León, lugares céntricos como El Mesón Estrella y Colegio Civil, siguen como dice la raza, a reventar.

Bueno es un decir, si se toma en cuenta que dichos lugares fueron de los menos controlados por las autoridades de Salud, que ejerció sus reales contra el comercio formal.

Y, que a los informales les dejó laborar casi casi a lo largo de la Pandemia sin  chistarles, a menos que esto pueda tener alguna connotación electorera y alguien salga ganón.



« Columna En Voz Baja »