Opinión Editorial


Miguel Angel Salazar


Publicación:21-05-2021
version androidversion iphone

++--

El empeño de Miguel Angel Salazar es que Montemorelos vuelva a ser esa tierra feraz y privilegiada, siempre perfumada de azahares

Es real la posibilidad de solucionar los problemas sociales, las carencias, la inseguridad, la violencia, causados por los malos gobernantes que llegaron al puesto para favorecerse a sí mismos, cuando personas bien intencionadas puedan encabezar una comunidad para salir adelante. 

Es viable cuando un ciudadano, convertido en candidato, está apoyado por un partido que realmente vela por la mejoría de la comunidad. No por partidos que de la noche a la mañana se hicieron con el poder por efectos secundarios y que están totalmente opuestos al desarrollo de la comunidad, a pesar de repartir dádivas que lesionan un verdadero plan económico.

  Miguel Angel Salazar es el candidato de la colación PRD-PRI a la alcaldía de Montemorelos, quien tiene como meta devolverle la dignidad al municipio naranjero, tan maltratado, tan estropeado por gobiernos anteriores. Sus naranjas son conocidas y buscadas en muchas partes del mundo por su gran calidad y sabor. Pero ha sido lastimado por gobernantes que de pronto llegaron para asegurarse un botín económico, no para servir a la ciudadanía. Y han desatado la violencia, la inseguridad.    

En sus ofertas de campaña, Miguel Angel Salazar ha privilegiado la atención a los ciudadanos más castigados por un gobierno municipal despótico, a través de programas de alimentación, trabajo y educación. Una de sus prioridades es abatir la inseguridad limpiando de corrupción los cuerpos policiacos que muchas veces se prestan para las venganzas de los alcaldes contra sus opositores. La policía es para defender al pueblo, no para atacarlo.  

Otro de sus ejes es la modernización de la administración pública para optimizar los recursos y canalizaros a favor de los ciudadanos más afectados tanto por la pandemia como por un gobierno municipal que se olvidó de ellos. Una auditoria formal al ejercicio administrativo anterior y transparencia en el uso de los recursos serán las primeras acciones que se tomarán una vez que se haya ganado la elección. No es nuevo para Miguel: fue Secretario de Administración del Ayuntamiento y subdelegado de la Secretaría de Desarrollo Social.  

La educación y la cultura son las únicas formas de acabar con la violencia, con la delincuencia y las conductas inapropiadas. Miguel Angel ha manifestado en repetidas ocasiones que esos serán los ejes prioritarios de su trabajo. En educación se habilitarán las bibliotecas municipales para que funcionen como centros de aprendizaje en matemáticas y español que refuercen a los alumnos, atendidos por un maestro. Y en las bibliotecas se renovarán los acervos bibliográficos, se instalarán computadoras y se realizarán exposiciones artísticas  para que acudan todas las personas, no nada más los alumnos, a leer y distraerse. En cultura Miguel Angel propone devolver ese halo sensible que siempre ha tenido Montemorelos y que es el legado de grandes personajes como Plinio D. Ordoñez, Rosendo Ocañas, Belisario de Jesús García, María Brown de Berlanga, Julia Gabriela de la Peña de Ballesteros. Poetas, escritores que han dado brillo cultural a Montemorelos.      

Un gobierno que priorice la cultura es un gobierno sensible. Porque brinda la posibilidad de que las personas salgan de su ignorancia para que no las manipulen políticamente y sean ciudadanos que se integren en los gobiernos mediante la democracia participativa.  

El empeño de Miguel Angel Salazar es que Montemorelos vuelva a ser esa tierra feraz y privilegiada, siempre perfumada de azahares.  



« Arnulfo Vigil »