Opinión Editorial


Más acciones para resolver crisis


Publicación:14-01-2022
version androidversion iphone

++--

Hoy, en este arranque del 2022, Nuevo León enfrenta cuatro crisis que deben ser atendidas de inmediato, pues sus efectos están impactando a los ciudadanos

Al inicio del presente año los ciudadanos de Nuevo León enfrentan retos a nivel personal, laboral y comunitario para salir adelante, siempre ascendiendo es el lema de nuestra tierra, sin embargo hay problemas que las autoridades del Gobierno del Estado deben atender con urgencia y decisiones eficaces, pues de lo contrario, los problemas podrían agravarse en el transcurso del tiempo, dificultando el progreso y desarrollo de los habitantes de Nuevo León.

El Gobernador Samuel García ha cumplido los primeros 100 días de mandato, en los cuales a conocido los retos por los que atraviesa el Estado y ha podido diseñar políticas públicas y acciones para darles solución efectiva ante la demanda de los nuevoleoneses para mejorar su nivel de vida.

Hoy, en este arranque del 2022, Nuevo León enfrenta cuatro crisis que deben ser atendidas de inmediato, pues sus efectos están impactando a los ciudadanos, y más que anuncios o buenas intenciones, es necesario enfrentarlas y solucionarlas con acciones inmediatas efectivas que den certidumbre para un mejor porvenir del año que apenas comienza.

Estas cuatro crisis son las siguientes:

La crisis de la seguridad pública, con un inicio violento en la entidad, al reportar un incremento de ejecuciones y delitos de alto impacto.

La crisis del Covid-19, con repunte récord de contagios y el reto del Gobierno del Estado de proteger la salud de la población, pero impulsando la necesaria reactivación económica.

La crisis del agua, con un bajo nivel de almacenamiento de agua a la baja en las diferentes presas de la entidad, producto de la sequía de los últimos tiempos y el envío de agua de la presa El Cuchillo a Tamaulipas.

La crisis de la contaminación. Con un incremento en los días sucios en la entidad, aumentando los niveles de contaminación atmosférica principalmente en el área metropolitana de Monterrey.

Frente la crisis de seguridad pública, cabe resaltar que el actual Gobierno del Estado confirmó en su cargo al Secretario de Seguridad del sexenio anterior, Aldo Fasci Zuazua, quien ha señalado ante hechos delictivos que pronto habrá una baja en los delitos sin que esto se refleje en la realidad, además los hechos delictivos se han agravado en los últimos días por una riña al interior del penal de Apodaca. Es por ello que es indispensable una estrategia sólida para prevenir y combatir la inseguridad y violencia en la entidad, la cual hasta el momento luce por su ausencia.

Respecto a la crisis del Covid-19, el repunte vertiginoso de contagios en varias partes del mundo por la variante ómicron finalmente ha llegado a Nuevo León y en este inicio de año se enfrenta a niveles de contagios récord, lo anterior ha impactado en los centros de trabajo y en el regreso a clases presenciales, el cual en días pasados el Gobernador ordenó un regreso con el 50 por ciento de aforos estudiantiles y después señaló que sería un regreso voluntario, lo cual refleja decisiones contradictorias que contribuyen a la incertidumbre respecto al manejo adecuado de la pandemia en la entidad.

 Además, en el tema educativo es indispensable saber cómo el Gobierno del Estado apoyará a los niños que durante la pandemia se han rezagado en sus estudios por su situación económica y falta de acceso a la tecnología para tomar clases en línea.

Aunado a lo anterior las más de cinco mil escuelas públicas en Nuevo León sufren un abandono por parte de las autoridades estatales, pues no reciben recursos ni mantenimiento preventivo para que los alumnos puedan tener aulas dignas en donde estudiar. Maleza, vidrios rotos, falta de agua potable, electricidad y robo de equipo es la constante en nuestros planteles educativos, pero tal parece que eso no es impedimento para el Gobernador Samuel García, quien, sin dar resultados, evade su responsabilidad y se la traslada a los padres de familia.

Con la crisis de agua sucede algo parecido, pues es evidente la escasez de agua por la falta de lluvias y los trasvases del vital líquido de la presa El Cuchillo a Tamaulipas han causado estragos en nuestro estado. La realidad es que a pesar de la reactivación de pozos ubicados en la Macroplaza no hay agua suficiente en la entidad, por lo que se requieren planes y acciones en concreto para dar certidumbre sobre el abasto de agua en Nuevo León a corto, mediano y largo plazo.

Finalmente, en el tema de la contaminación, el Gobierno del Estado se ha limitado a emitir alertas ambientales, anunciar el impuesto verde y en concreto, tomar acciones para detener las fuentes contaminantes como son las pedreras, las emisiones químicas de la refinería de Pemex, entre otras.

En resumen, frente a los problemas de la seguridad pública, Covid-19, la falta de agua y la contaminación, no se requieren más anuncios sino más bien acciones inmediatas y efectivas en el día a día, para resolverlos y dar un rumbo definido al estado de Nuevo León.



« Roberto Farías García »
Roberto Farías García


Publicaciones del autor