Opinión Editorial


Las fichas de AMLO


Publicación:23-06-2022
version androidversion iphone

++--

Lo cierto es que los morenistas se están placeando y sembrando en la población la idea de la continuidad del ahora partido oficial

Andrés Manuel López Obrador ya está en campaña para su sucesión y está seguro de que él y su partido van a ganar "por paliza" así lo expresó. Sin embargo, debe asegurar una buena estrategia de selección entre sus elegidos para la continuidad de su proyecto de la 4T.

Andrés Manuel ya destapó a la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, al canciller Marcelo Ebrard y al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, como precandidatos a la presidencia 2024 de México.

"Quiero mucho a Claudia, Adán es mi paisano y Ebrard está haciendo un trabajo formidable... yo les tengo mucha confianza a todos, los estimo, son mis compañeros, no hay ningún problema", así se expresó el presidente de sus candidatos y obvio, ellos están encantados, tanto así que ya empezaron a promoverse. 

Sin embargo, les dijo: "Los que quieran la Presidencia, que vayan a la encuesta (de Morena)".

Los tres, han sido coreados ´presidente, presidente´ han recibido muestras de apoyo de sus simpatizantes y dicen que irán juntos en un mismo proyecto de unidad.

¿Por qué ellos son las fichas del presidente? Ya lo dijo: son el amigo, la alumna aplicada y el empleado eficiente. 

Adán López, exgobernador de Tabasco, exmilitante por 25 años del PRI y quien en 2014 se integró al proyecto Morena, en su carrera política ha tenido como mentor a AMLO; en 2006, López Obrador le encomendó coordinar su campaña a la presidencia de la República en el sureste mexicano. 

Tiene experiencia legislativa y está bien posicionado al sur del país; como secretario de Gobernación todavía no ha mostrado sus habilidades para el diálogo político que favorezca al jefe, pero AMLO confía en él. No tiene carisma. De él AMLO se ha expresado como "paisano, amigo y compañero entrañable...un profesional, un buen gobernante, una buena persona, un hombre íntegro, una gente honesta". Para algunos analistas puede ser el heredero de la 4T por ser un buen operador, quien podría garantizar la continuidad del proyecto de López Obrador. Es el hombre de las confianzas de AMLO y su amigo.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, se define como política, científica, activista y escritora mexicana. Es doctora en Ingeniería en Energía por la UNAM y tiene buenas credenciales académicas. Sin duda, su gran maestro de política a quién respeta y admira, es AMLO. Se integró al gobierno de Andrés Manuel en la Ciudad de México como secretaria del Medio Ambiente en el año 2000. Fue también su vocera en la campaña a la Presidencia de la República en el año de 2006. Coordinó el tema de ´gobierno y política´ para la elaboración del Proyecto de Nación 2018-2024 de AMLO. Es muy leal a su jefe. Participó en la fundación de Morena.

Es para muchos la preferida de AMLO, sin embargo, la rodea la polémica. No ha podido salir bien librada de algunos eventos durante sus puestos públicos como las anomalías del Colegio Rébsamen durante el sismo del 2017 que derivaron con la muerte de 26 personas, el colapso de la línea 12 del metro en la Cd. de México, aún sin claridad en el dictamen e imputados, y la distribución de la ivermectina para enfermos del COVID. Además, en lo que va su administración el número de mujeres desaparecidas en la Ciudad de México pasó de 93 a 930. Carece de carisma, aunque últimamente se le ha visto muy sonriente; está desgastada y batalla para conectar con la gente. Ha manejado, y eso le gusta a AMLO, el concepto de que México ya está preparado para tener la primera mujer presidente.

Marcelo Ebrard ha sabido sortear los descalabros de su jefe en la política exterior y ha sabido contener el enojo de Estados Unidos hacia México. Sus aspiraciones presidenciales no son nuevas, él ha dicho que las tiene en mente desde hace 15 años, además, habla inglés y francés. Su carrera política la inició en el PRI bajo la mentoría de Manuel Camacho Solís con quien trabajó cuando Camacho fue regente del DF; fue estratega en la mesa de diálogo con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de donde pasó a trabajar con Salinas de Gortari. En 1992 inició su relación con AMLO en las negociaciones en el éxodo por la democracia.

Entre sus actos polémicos como servidor público está su destitución del puesto de seguridad por el presidente Fox por la muerte violenta de dos policías en Tláhuac, cuando AMLO era jefe del gobierno del DF, así como su participación en la construcción de la línea 12 del metro. Es prudente en sus declaraciones. Muestra habilidad para el diálogo con las diferentes fuerzas políticas y líderes. Quizá es quien marca más la raya con el presidente, pero ha sido un colaborador eficiente.

Hay uno más no destapado por AMLO y es el senador Ricardo Monreal, quien dijo: "Aspiro a ser el presidente de la reconciliación nacional...es un timbre de orgullo que me excluyan". Él también ha trabajado muy de cerca con AMLO.

Lo cierto es que los morenistas se están placeando y sembrando en la población la idea de la continuidad del ahora partido oficial. 

La oposición tendrá que actuar rápido.

Leticia Treviño es académica con especialidad en educación, comunicación y temas sociales, leticiatrevino3@gmail.com



« Leticia Treviño »