Banner de aplicaciones

Opinión Editorial


La transición


Publicación:26-08-2021
version androidversion iphone

++--

Ahora, al parecer se transita de un gobierno público, como debe ser, a uno privado, que sería una innovación

El próximo cambio de poderes del Gobierno del Estado en octubre, inicia por la llamada transición, que antes no se daba y no era tan larga. Ahora, al parecer se transita de un gobierno público, como debe ser, a uno privado, que sería una innovación impulsada por un partido diferente a los que han gobernado el Estado. 

Y es aquí donde residen las principales interrogantes, conjeturas, especulaciones, dudas, temores, asegunes, quebrantamiento de huesos, murrias, esguinces en las ligaduras políticas, temblores, dolores de panza. Para unos será haber encontrado El Dorado, para otros el día del juicio final. El apocalipsis. 

Si se tratara de un encuentro de lucha libre, por un lado estarían los ipecos, por otro los políticos. Y en el combate, al calor de la adrenalina y las moléculas solferinas, unos se convierten en técnicos y otros en rudos. Pero no se sabe quiénes de los dos bandos. Tampoco se conoce quiénes traen puesta la máscara, si los ipecos o los políticos. En una arena inédita se cierne el combate. Y se han dado los primos zipizapes.       

La educación y el desarrollo social son las primeras áreas sometidas a la transición. Y en las primeras caídas han saltado chispas. En educación, la entrante Sofía Leticia, de clara identidad pro-empresarial, panista y poco laica, ha respingado sobre la manera en que se ha enfrentado al Covi-19, sobre todo por el descuido de los planteles escolares, la opaca relación presupuestal y los brazos cruzados de la hoy secretaria. Sabe, Sofía Leticia, que se han perdido dos años escolares. 

      Pero no todo está mal: el Conalep es lo más valioso que existe hoy en torno a la educación. En la institución técnica se ha enfrentado de una manera profesional e innovadora la epidemia para que no afectara los programas de estudios. Y la alianza realizada con el sector empresarial ha resultado más que benéfica, sobre todo para los estudiantes.      

En desarrollo social la incógnita es por qué se rebajó el presupuesto anual de 1200 millones a 800. Martha Herrera, de Cemex, puso el grito en el cielo ante la situación. Acostumbrada a hablar de dinero es lógico que haya pillado. Requiere de amplios presupuestos para ejercer su función.  Y uno de los problemas serios a la vista es la extrema pobreza en que se encuentran casi dos millones de nuevoleoneses. La nueva secretaria, Herrera, debe hacer algo más que otorgar dádivas, ayudas filantrópicas tipo Oxxo o Club de Leones, y evitar el clientelismo y el usufructo político de la pobreza. Debe combatir la causa principal que engendra pobreza: la injusta distribución de la riqueza. ¿Podrá hacerlo? 

El próximo domingo dentro de la transición se verá el asunto del transporte público, uno de los principales, si no el principal, problema de Nuevo León. El gobernador electo, Samuel García, se comprometió a resolver este añejo problema que lesiona tanto a los usuarios, al medio ambiente, a la movilidad, y enriquece sin límites a los concesionarios, que, ahítos de dinero, quieren más y más y más. Esta semana por sus pistolas aumentaron la tarifa, violando flagrantemente la ley. El gobernador del Estado, Jaime Rodríguez, afirmó que no aumentará la tarifa en lo que queda de mandato.      

Pues sí. Los que llegan a los puestos relevantes del gobierno provienen de la Iniciativa Privada, de las empresas y de organismos empresariales. Esto porque conforman la nueva política. El problema es que son nuevos en la política



« Arnulfo Vigil »