Opinión Columna


La magia del amor


Publicación:14-02-2017
version androidversion iphone

++--

Hay quienes aseguran que el amor es una decisión, otros que es una convicción, los menos afirman que es una asociación de intereses

El amor es una magia
Una simple fantasía 
Es como un sueño
Que al fin lo encontré
Es como una luz
Que se esparce por el alma
Y recorre como el agua
Hasta que llena el corazón


Cuando más veo la conducta humana, más quiero a mi perro…..

J. L. Borges

Pareciera que todos coincidimos acerca del tema sobre el Amor y la Amistad, pero no es así, al cuestionarles a diversas personas, hemos encontrado respuestas opuestas y algunas encontradas.

Hay quienes aseguran que el amor es una decisión, otros que es una convicción, los menos afirman que es una asociación de intereses.

Los primeros están determinados a dar por finalizado el mito de que es el corazón el factor determinante en las emociones que predeterminan el enamoramiento, los segundos se refieren al convencimiento basado en una confianza derivada del trato diario y la convivencia afín, y los últimos parten de que es ya una idea arcaica, pasada de moda y hasta cierto punto utópica, pues según dicen ya es posible amarse a través del ciber espacio.

Así como las familias tradicionales son una célula fundamentada en el matrimonio y los hijos, el amor y la amistad tienen su sustento en las relaciones de pareja, aunque ya sabemos que existen distintas formas de amar y querer; a otras personas, animales, plantas, objetos, etc., en el caso de los amigos, también se da por entendido que puede ser con gente de otros sexos, incluyendo al mejor amigo del hombre; que se dice es el perro.

 Pero, centrándonos en las relaciones interpersonales ¿Dónde empieza el amor, y dónde la amistad?, ¿Qué sería primero?, ¿Es posible concebir el amor, sin la amistad, o viceversa?, ¿Es determinante la amistad entre una pareja sentimental?, ¿Son los sentimientos verdaderos parámetros que marquen tu vida futura?, o ¿Acaso en verdad los astros influyen sobre nuestras decisiones?

Seguramente, encontraremos una múltiple cantidad de respuestas a estas y otras interrogantes sobre el tema, que al igual que la primera pregunta se derivan de las experiencias personales que cada quien tengamos y por supuesto, el nivel de conciencia, educación y valores que cada uno de nosotros tenga al respecto.

Por ello, nosotros creemos que la mejor manera de vivir el amor y la amistad es que cada quien lo haga a su manera, y no necesariamente pretender complacer a una sociedad cada día más distante de los intereses del ser humano.

Pero eso sí, considerando elementos fundamentales que conlleven a una realización plena del individuo, como la Solidaridad, el Respeto, la Tolerancia, la Fe, los Sueños, la Esperanza, pero sobre todo la Lealtad; a los demás y a uno mismo. Está claro, que si “uno no es capaz de quererse a si, nunca logrará proporcionárselo a los semejantes.

Hoy en día, las mentes criminales que no respetan la vida, mucho menos ejercen la voluntad del amor por el semejante; esto nos lleva a la “desesperanza” y a la creencia equivocada de que ya no será posible, debemos insistir en educar con los Valores Universales de la Amistad.

Los que hemos tenido el privilegio de transitar por diversos “Caminos de la vida”, hemos encontrado la mano franca del amigo sincero, la Lealtad a prueba de fuego, y la Mirada profunda, que lo mismo nos aconseja y nos llama a la cordura.

Hemos negado tres veces, antes de que llegara el alba, y así hemos encontrado el Amor de la Vida, ese que a veces desespera cuando uno se enamora, ese que parece un milagro difícil de explicar, pero cuando tú la abrazas, te olvidas del tiempo, ese que si te dieran a elegir, no lo dudarías ni por un momento, porque esto ha sido lo mejor que ha tocado tu corazón, pues eliges tu otra mitad, tu complemento y a pesar de tanto mundo y tanto espacio, que bonito es coincidir con el ser amado.

Atravesamos no solo por una crisis económica, también por una crisis de valores, en donde resalta por su ausencia el de la amistad, pareciera que ésta es un tesoro escondido, que ni con el mejor mapa podrías encontrar.

Hoy en día, no todos tenemos cultivado el valor de la amistad, para algunos solamente significa la oportunidad de aprovecharse del otro. Una oportunidad de relacionarse para obtener ventajas y beneficios de esta supuesta amistad; a pesar de ello, seguimos creyendo en la humanidad y en que la amistad debe valorarse, perseguirse, conquistarse, porque al igual que el amor es una necesidad humana, indispensable para llegar a la felicidad, no hay que perder la fe y la esperanza en los amigos, sigamos siendo solidarios.

A mis amigos: Un compromiso Perenne, de Solidaridad, Lealtad y Franqueza.

Y a todos; con el deseo de que los atrape esa magia maravillosa que es el Amor……..

 



« Redacción »
Alfonso González Ruiz


Publicaciones del autor