Opinión Editorial


Es la hora del Presupuesto de Egresos


Publicación:01-11-2021
version androidversion iphone

++--

Aprobar el presupuesto es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados. Lo tiene que discutir y aprobar a más tardar el 15 de noviembre.

Es la hora de hablar del Presupuesto de Egresos de la Federación. Aprobar el presupuesto es facultad exclusiva de la Cámara de Diputados. Lo tiene que discutir y aprobar a más tardar el 15 de noviembre.

El Presupuesto de Egresos de la Federación se refiere al gasto que el Estado hará o tendrá la capacidad de hacer de acuerdo con los ingresos que se van a obtener. Y el presidente propone —o impone— en qué debe gastarse, pero es un dinero que no le pertenece ni al presidente ni a los diputados. El dinero del gasto representa el esfuerzo y trabajo de cada mexicano y, por lo tanto, tenemos el derecho y el deber de discutir en qué debe aplicarse ese dinero.

Este año, la cantidad a ser presupuestada es de más de SIETE BILLONES de pesos ($7,088 para ser exactos). Ningún presidente en la época moderna de México ha tenido tanto dinero a su disposición y quizás ninguno ha presentado una distribución tan injusta como lo ha hecho López Obrador en estos tres años.

Después de haber hecho reducciones drásticas a ciertos rubros de los presupuestos de egresos del 2019, 2020 y 2021, parece que hoy hay incrementos en determinados sectores sociales. Pero integralmente ni compensa las reducciones anteriores ni se incrementa el presupuesto para crear bien común. Los especialistas en parlamento abierto han señalado graves deficiencias; señalo algunos:

1. Es un presupuesto que no protege a la niñez. La más abandonada del presupuesto es la primera infancia. Esta deficiencia afecta particularmente a la educación y a la salud, siendo la primera infancia la más castigada por la reducción de los recursos. Desde luego los programas para personas con discapacidad carecen de interés en el proyecto.

2. Aparece un incremento en el rubro de la salud, pero únicamente dirigido a la adquisición de vacunas contra el covid19, no así en los esquemas básicos de vacunación en la niñez mexicana. Los institutos de salud que prestan extraordinarios servicios aparecen con un aumento que no corresponde ni a la inflación ni a la demanda que tienen por la falta de Seguro Popular. Así es que se mantiene el déficit hospitalario y el desabasto de medicinas seguirá.

3. En relación con el presupuesto para las mujeres y la igualdad, el proyecto de egresos es desorden y confusión porque parte de la falsa premisa de que todos los programas en los que hay mujeres pueden ser considerados como parte de un presupuesto para la igualdad. Se entiende que haya transferencias de dinero para las mujeres, pero no puede ser esa la política pública para la igualdad.

4. En Medio Ambiente la reducción de recursos a los órganos encargados de aplicar la ley, la vigilancia ambiental, de proteger la biósfera y la biodiversidad, la conservación de los bosques, el pago de servicios ambientales, la conservación de los bosques, hace más que notoria la falta de interés de este gobierno a los temas de medio ambiente y de desarrollo sustentable.

5. El presupuesto de egresos no contiene una sola propuesta para la reactivación económica, ni para el emprendimiento, ni para la creación de un seguro de desempleo.

En consecuencia, no hay dinero para los pobres, pero sí para los votos porque se incrementa el monto de programas clientelares que sólo genera dependencia.




« El Porvenir »