Opinión Editorial


Elecciones pos pandemia 2021


Publicación:07-06-2020

++--

Las elecciones intermedias del próximo año, serán las primeras después del Covid-19.

Las elecciones intermedias del próximo año, serán las primeras después del Covid-19. Se trata de una afirmación especulativa, en realidad no sabemos hasta cuándo la pandemia seguirá con nosotros. Seguramente esto dependerá de la existencia de una vacuna segura, que permita a la humanidad seguir adelante con su vida productiva sin temer perder su vida en el intento.

De lo que sí estamos ciertos es que dentro de un año tendremos las elecciones intermedias, donde estarán en juego 15 gubernaturas, 1,924 candidatos para  presidencias municipales y ayuntamientos, 1,069vacantes para diputados locales, y 300 candidatos para escaños en  el Congreso  federal, en la cámara baja.

Del Covid-19 surgen muchas lecciones, una de ellas será, sin duda, considerar legislar para que cada vez el voto a distancia, es decir, de carácter electrónico pueda ser una realidad. No es factible que tengamos que pensar en hacer una fila extensa para emitir nuestro voto, cuando podríamos hacerlo desde la comodidad de nuestro celular.

Por supuesto que se requieren muchos candados de seguridad, pero perfectamente los ingenieros pueden idearlos para implantarlos, de tal manera que,  con el paso del tiempo, sea más seguro el voto electrónico que el presencial. Desde la huella dactilar, el reconocimiento facial 3D y de voz, el reconocimiento vascular y hasta el reconocimiento  de iris, bien podrían ser mecanismos que garanticen esa autentificación biométrica, como parte esencial de una seguridad virtual que permita, de manera inequívoca, la confirmación  de la identidad del elector.

¿Qué es lo que nos sugieren, por lo pronto, las tendencias de algunas encuestas? Lo que ya suponíamos que está ocurriendo. El partido Morena ha asimilado el carácter oficialista  que alguna vez tuvo el PRI, posee mayoría absoluta  en el Congreso, además de la silla presidencial. Las tendencias suponen que perfectamente seguirápredominando en este ámbito legislativo.

La Oposición es débil, pero unida perfectamente podría dar la batalla. Una coalición entre PAN, Movimiento Ciudadano y PRD, podrían desbalancear la composición de la Cámara baja, obligando a Morena a convertirse en una mayoría simple. Si a este bloque opositor se une el PRI, tendríamos entonces una verdadera amenaza para que Morena continuará en su carácter de mayoría simple.

Es difícil que exista una voluntad política para coaligarse de esa manera tan amplia, aunque sería la única esperanza de la Oposición. La posibilidad existe, pero se ve realmente complicado que logren estar de acuerdo estos cuatro partidos, así que mientras no se dé este pacto, Morena seguirá dominando la Cámara baja.

El grupo de los ocho gobernadores posicionando sus intereses de frente a la Federación, es un movimiento que se inserta también, en la lógica política electoral. Un grupo siempre será más fuerte que un individuo, así que  esa unión anti-AMLO posee fuerza, y se ve cada vez más integrado y avanzando en cuanto a su consolidación y crecimiento. AMLO puede doblegar a uno o  dos, hasta tres gobernadores, apoyándose en la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda. La lógica es muy fácil, se trata, la de los gobernadores, de posiciones y responsabilidades políticas que toman decisiones en cuanto a aspectos financieros de sus estados. ¿Y quién mejor que la UIF para monitorear estos movimientos?

Seguramente pronto, conoceremos alguna iniciativa de ley tratando de quitar este poder al Presidente, ya que desde tiempos del PRI, Hacienda ha sido un instrumento de persecución fiscal y política evidente, y que puede ser manejado de manera discrecional por y desde la máxima investidura del ejecutivo federal.  No sorprenderá entonces que se proponga la autonomía de esta función fiscalizadora de la UIF,  tal como se ha dado con la antigua Procuraduría General de la República, que se convirtió en Fiscalía General de la República.

A nivel local, en Nuevo León, los partidos políticos se aprestan a echar a andar sus organizaciones populares  para, tan pronto como el Covid-19 lo permita, hacer campaña. Obviamente, las prácticas político electorales se están viendo afectadas y transformadas por la pandemia.

 Los candidatos tendrán que echar mano de las redes sociales más que nunca. Organizar reuniones apoyados en las innovaciones tecnológicas, mítines no presenciales, es decir, mítines virtuales, así como recorridos casa por casa, apoyados en video llamadas. Cómo sería esto último: llega el equipo de despliegue logístico al barrio, contacta con los ciudadanos que están en casa, y por medio de una video llamada, el candidato platica con los vecinos en la intimidad de sus casas, escuchando sus necesidades y peticiones. El equipo de logística es el que proporciona el soporte  tecnológico para lograr lo anterior.

A pesar de la pandemia, es difícil erradicar prácticas políticas presenciales. El caso más reciente fue una reunión de ex Gobernadores priistas en un restaurant de la localidad, apoyando al ex Secretario General de Gobierno, Rogelio Cerda,  para que pudiera suceder al Presidente actual del partido en el estado de Nuevo León. En lugar de esta reunión presencial que implicó cierto riesgo sanitario para los ex Gobernadores, ¿por qué no se llevó a cabo de manera virtual? Una video conferencia donde todos estuvieran presentes, opinaran, y luego se editara los acuerdos más importantes, para darlos a conocer a los medios de comunicación y divulgar el video en las redes sociales. Tal vez una portada que dijera: Porqué los exGobernadores apoyamos a Rogelio Cerda para la Presidencia estatal del PRI, hubiera sido mejor idea, y se hubiera propagado mejor entre los simpatizantes de ese partido.  El video seguramente aún andaría circulando en las redes sociales, a diferencia del estilo presencial, donde se les tomó la foto y los medios de comunicación publicaron la reunión durante el día correspondiente. Pocos nos enteramos de ello.

Quizá no para junio de 2021 podamos tener el voto electrónico, pero realmente a quién le gusta  levantarse temprano en domingo  y apurarse a buscar la casilla que le corresponde, tener que hacer fila inevitablemente, ver que estamos registrados en las listas, y luego que nos apliquen, obligadamente,  un líquido en nuestro dedo pulgar. Esto sin considerar que asisten a estos lugares muchas personas que no sabemos qué están haciendo allí, si pertenecen a una organización política o son posibles delincuentes electorales, acudir a las casillas puede ser una situación de riesgo por la violencia que puede ocurrir.

No sería mejor un domingo que te levantas a la hora que quieras, y cuando te acuerdas de votar, sólo tienes que tomar tu teléfono o computadora, entrar a la aplicación correspondiente, seguir los pasos que se indiquen para verificar que se trata del usurario correcto, y emitir tu voto en un click. En caso de que la aplicación presente fallas, recurrir al soporte técnico para resolver la situación y votar desde la comodidad de tu casa, sin tener que prepárate para salir a la aventura de la búsqueda de una casilla. Esperemos que la realidad del voto electrónico esté más cerca de lo que imaginamos.





« El Porvenir »